Oct 18, 2022 | Educación

Jornadas EMI: otro avasallamiento al derecho laboral de les docentes

El desarrollo de las jornadas de capacitación durante los días sábado, por parte del GCBA, va en detrimento de les trabajadores. Además, encierra el riesgo de un continuo avance sobre las condiciones laborales del sector.
EMI
La decisión de empujar a la docencia por fuera de su jornada laboral es un eslabón más en una cadena que viene profundizando el deterioro laboral. Crédito: ABC.

La noticia de que las jornadas de Espacios de Mejora Institucional (EMI) se realizarán los sábados reavivó el conflicto entre los sindicatos y el Gobierno metropolitano. Frente al período 2023, uno de los objetivos oficiales será reducir la pérdida de días de clase. Hasta el momento, estas jornadas de capacitación se realizaban por medio de la suspensión de las clases ordinarias.

Durante septiembre, el Ministerio de Educación a cargo de Soledad Acuña anunció que, para el próximo ciclo lectivo, tres de las cinco jornadas se desarrollarán los sábados en las escuelas públicas. Según informaron, ese día extra será bonificado con un plus salarial. Sin embargo, para los gremios se trata de un unilateral cambio de reglas sin consulta alguna con la docencia.

En este sentido, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, fue más lejos; y se anticipó a la nueva medida de traslado de las jornadas. Determinó que las escuelas de la Ciudad “recuperarán” el 31 de octubre las clases que no se dictaron por el feriado nacional establecido tras el intento de magnicidio a Cristina Fernández de Kirchner

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (ADEMyS) exigen que las instancias de formación profesional se realicen dentro del marco de la jornada legal. El pasado mes, los dos gremios mayoritarios de la educación convocaron a medidas de fuerza; que incluyeron una importante serie de reclamos.

EMI
La decisión establece un precedente que avalaría el uso de este día para la jornada laboral, por fuera de la Ley de Contrato del Trabajo. Crédito: La Pluma Online Diario.

El diagnóstico de los sindicatos sobre las jornadas EMI

Un plenario de UTE, previo al paro del 22 de septiembre, resolvió que les capacitadores y afiliades que pertenecen a su organización no participen de dichas jornadas. “Más días de clase no implica más educación”, afirmó Paula Galigniana, secretaria de Prensa del gremio en diálogo con Radio La Red.

“Estamos siendo hostigados e intentando ser disciplinados por una política marketinera que lo único que busca es posicionar a Larreta en su carrera presidencial; utilizando a la educación como eje de campaña; sin efectivamente dar una sola respuesta a las cosas que pasan adentro de las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires”, expresó la referente gremial.

Por su parte, ADEMyS comunicó a través de un documento institucional el rechazo a la jornada EMI del 31 de octubre; “y a que se nos convoque a trabajar un día sábado”. Además, solicitaron “capacitaciones en servicio y espacios de intercambio dentro de nuestra Jornada laboral”.

Según advirtió esta organización gremial, “con esta definición, el gobierno avanza sobre nuestro derecho a la capacitación en servicio; y a tener espacios de intercambio al interior de cada institución; en el marco de nuestra jornada de trabajo”.

EMI
Entre 2021 y 2022, ADEMyS llamó a 39 paros y UTE convocó a 30 medidas de fuerza. Crédito: Patricio Pidal.

Mariana Scayola, secretaria general de ADEMyS, en declaraciones a FM La Patriada, afirmó que la ministra Soledad Acuña, está “sobrecargando a las docentes y recargando a la docencia otra vez de la responsabilidad del propio Gobierno que es garantizar las condiciones para superar la crisis educativa que ha profundizado la pandemia”.

Acuña abre la puerta hacia deterioro laboral

La preocupación que atraviesa la comunidad educativa se puede definir como el riesgo que encierra la política educativa de la gestión metropolitana. Existe un temor a que la decisión de llevar a la docencia por fuera de su jornada laboral pueda ser un eslabón más en una cadena que viene profundizando el deterioro de las condiciones de trabajo del sector. 

Las causas de dicho temor se apoyan en el hecho de que el sábado no está dentro del contrato laboral. Por otro lado, la jornada queda sin la cobertura de la Aseguradora de Riesgo de Trabajo (ART) que solo alcanza a los días hábiles. Además, impide a les docentes acceder a su día de descanso. De esta manera, está por fuera de lo que correspondería por la Ley de Contrato de Trabajo

Esta preocupación se ve fortalecida por declaraciones de la ministra Acuña: “Los sindicalistas de las escuelas cerradas eligen otra vez dejar a los chicos y chicas sin clases. Es su única reacción ante una propuesta del Ministerio que no solo busca capacitarlos; sino que además les paga ese día como extra”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto