Oct 14, 2022 | Deportes, Qatar 2022

Qatar 2022: voces cruzadas, críticas y una organización marcada por las dos caras de la moneda

En los últimos años, el mundial fue el centro de varios reclamos por parte de organizaciones y referentes, en desacuerdo con que este campeonato se lleve a cabo. Nota al Pie analiza esas visiones.
catar
La designación de Catar como sede del mundial generó rechazo, primero por la poca cultura futbolística del país y luego por la violación a los derechos de les trabajadores. Crédito: Collage Nota al Pie

La realización del Mundial en Catar fue un atrayente de críticas y polémicas desde el instante en que fue designado como sede en el año 2010. Al principio, fueron generadas dadas las sospechas de corrupción durante la votación de la sede. 

Más tarde, y con el comienzo de las obras de los estadios, se visibilizó una mancha mayor a su reputación: las condiciones de trabajo inhumanas, que provocaron que muchas agrupaciones repudiasen la violación de sus derechos humanos en el país sede.

A medida que el tiempo fue pasando, y que los casos de abuso fueron incrementando, las organizaciones que rechazan este campeonato fueron aún mayores. En los últimos años, se sumaron las voces de diversos referentes, dirigentes, políticos y jugadores, que buscaron visibilizar la situación.

Sin embargo, como ocurre en eventos de semejante magnitud (y cuando hay tantos intereses de por medio), aparecieron para contrarrestar esas críticas aquellas miradas que defendían el Mundial de Catar 2022.

Es por todo ello que, a continuación, Nota al Pie realizará una recopilación de las diversas denuncias, posturas y opiniones que hubo en relación al próximo campeonato del mundo. Un torneo que, a pesar de que faltan menos de 40 días para su inauguración, todavía sigue dando de qué hablar.

Avanzan las investigaciones sobre las condiciones de trabajo en Catar

Amnistía Internacional (AI) fue una de las primeras organizaciones en realizar un seguimiento de la sede del mundial. Al igual que la Fundación para la Democracia Internacional y Human Rights Watch, como otros organismos de DD. HH., investigaron y confeccionaron diversos informes en los que se reflejaba las condiciones de trabajo en las construcciones de estadios, hoteles, etc.

Estas agrupaciones denunciaron que, desde el comienzo de las obras, más de 6.500 trabajadores perdieron la vida por las duras condiciones a las que se los sometía. Ante esto, no solo le exigieron a la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) una solución urgente, sino que también le solicitaron a las asociaciones de fútbol que se sumen a sus reclamos y que tomen una posición.

 Indemnizacion a les trabajadores, el reclamo de Amnistía Internacional a la FIFA. Crédito: Amnistía Internacional

En las últimas semanas, AI compartió una encuesta que realizó YouGov en 15 países (pedida por el organismo) sobre si la FIFA tenía que indemnizar a “quienes sufrieron abusos trabajando en la preparación del torneo”. Los resultados fueron contundentes: el 73% de las personas apoyaron esta propuesta.

Por otro lado, también se preguntó si las asociaciones nacionales de fútbol tenían que denunciar de forma pública todas las problemáticas de derechos humanos que están ligadas a la Copa Mundial de Catar 2022. Más del 67% dijeron que sí. Por otra parte, si se tiene en cuenta sólo a las personas que verán al menos un partido, el número es aún mayor, con un respaldo del 84%.

Steve Cockburn, director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional, aseguró que ya no se puede cambiar el pasado, pero que sí pueden mejorar el futuro y, para eso, todavía hay tiempo para que “la FIFA haga lo que debe”. Además, afirmó que “las personas aficionadas al fútbol no quieren una Copa Mundial manchada indeleblemente por abusos contra los derechos humanos”.

“El color del luto”

Otro de los pedidos de las organizaciones de Derechos Humanos fue para las marcas y los sponsors que van a estar presentes en la Copa del Mundo. Con este reclamo consiguieron que empresas como AB InBev/Budweiser, Adidas, Coca-Cola y McDonalds se sumarán a la solicitud de la indemnización de les trabajadores.

Una de las marcas que se posicionó en contra de Catar fue Hummel, que viste a la Selección de Dinamarca. En las últimas semanas, la compañía compartió los diseños de las camisetas que usarán los daneses en el mundial. 

Desde la empresa comunicaron que el objetivo de las nuevas remeras era “enviar un doble mensaje”. Por un lado, expresaron como inspiración la Eurocopa de 1992, para rendir homenaje al mayor éxito futbolístico del país. Pero, por otro lado, los diseños dejan en claro su “protesta contra Catar y su historial de derechos humanos”.

catar
Hace unas semanas Hummel compartió los diseños de las nuevas camisetas de Dinamarca, que buscan visibilizar el rechazo de la marca con el país anfitrión. Crédito: OFICIAL-HUMMEL

En los tres diseños se atenuaron los detalles, incluidos el logotipo y los icónicos galones, ya que no quieren que sean visibles “durante un torneo que ha costado la vida a miles de personas”. Es por esto que eligieron el negro para la tercera equipacion porque es “el color del luto”.

Hummel finalizó su posteo enfatizando que su respaldo a la selección danesa no está en duda, pero explicaron que “eso no es lo mismo que apoyar a Catar como nación anfitriona”.

Esta postura fue respaldada por la Unión Danesa de Fútbol (DBU). Unos días más tarde, su gerente de comunicaciones, Jakob Hoyer, informó al diario Ekstra Bladet que no tienen intenciones de generar ganancias para Catar. Es por eso que “redujimos al máximo nuestras actividades de viaje”. Asimismo, adelantaron que las parejas de los jugadores no iban a viajar con la delegación.

Posturas opuestas respecto a Catar en la FIFA

La designación de la sede y la violacion de derechos humanos que hubo en Catar hizo que se dividieran las opiniones en los países que integran la FIFA. “No somos responsables de todos los males del mundo, pero sí podemos dar esperanza y dignidad”, aseguró Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

Desde la federación, sostienen que esta es una oportunidad histórica para cambiar la “visión” sobre Catar. Y que, en definitiva, la copa “servirá como catalizador para un cambio positivo y duradero más amplio en todo el país anfitrión”, según comentó Joyce Cook, directora de responsabilidad social y educación de la FIFA.

Esta opinión fue compartida por el Dr. Ali bin Samikh Al Marri, ministro de Trabajo de Catar, en Doha, quien afirmó que el país fue “pionero en la modernización de las leyes y regulaciones laborales relacionadas con el bienestar de los trabajadores”. Además, en su momento, confirmó que todo esto “seguirá aplicándose después de la Copa del Mundo”.

No obstante, esta postura no es compartida por todes les presidentes de las asociaciones miembro del máximo organismo del fútbol. Lise Klaveness, presidenta de la Federación Noruega de Fútbol, tomó la palabra en el 72º Congreso de la FIFA, realizado en abril. En aquella oportunidad, subrayó que “este Mundial fue concedido en condiciones inaceptables y con consecuencias inaceptables”.

A su vez, declaró: “Nuestros miembros exigen cambios, transparencia, quieren hacer oír su voz”. En este sentido sostuvo que no pueden “ignorar esta necesidad de cambio” y le pidieron a la FIFA que actúe y dé el ejemplo.

Por su parte, Celia Sasic, vicepresidenta de Igualdad y Diversidad de la Federación Alemana de Fútbol, cuestionó la concesión de la sede de este mundial. Aunque aseguró que los jugadores van a tener que dar lo mejor de ellos dentro del campo, afuera espera que los futbolistas defiendan “nuestros valores”.

“No voy a ver ni un solo partido”

No fueron muchos los deportistas que, probablemente, estén jugando el mundial y se expresaron sobre lo sucedido en Catar. Sin embargo, Joshua Kimmich, jugador de la selección alemana, formó parte del congreso realizado por la DFB sobre DD. HH. Comentó que, si bien elles realizaron campañas por los derechos humanos, “los problemas en Catar estaban allí antes de que se otorgara la Copa del Mundo».

catar
Varias selecciones de Europa acordaron que sus capitanes usarán el brazalete de One Love. Una propuesta presentada por Países Bajos y a la que se sumaron: Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Gales, Inglaterra, Noruega, Suiza y Suecia. Crédito: DFB

Por otro lado, los futbolistas que ya colgaron los botines fueron los que dejaron declaraciones más contundentes. Uno de ellos fue Eric Cantona, ex jugador de la selección francesa y de Manchester United, quien adelantó; “No voy a ver ni un solo partido”. Esto es porque considera que “Catar no es un país futbolístico” y, además, le parece una  “aberración ecológica” que se realice el mundial ahí.

Por su parte, Philipp Lahm, campeón del mundo en 2014 con Alemania, contó que no formará parte de la delegación que viajará a Catar. Además, expresó que no iba a “volar allí como hincha”. 

Por último, remarcó que esto no puede “volver a suceder en el futuro». Considera que “no se tuvieron en cuenta temas como los derechos humanos, la sostenibilidad y el tamaño del país” al momento de elegir la sede.

Lee también: ¿Es negocio ser el anfitrión del mundial?

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto