Oct 9, 2022 | Deportes, Política, Qatar 2022

Qatar Airways: las controversias que envuelven a la aerolínea sponsor del Mundial 

En los últimos años, la principal empresa aérea de Qatar, junto con Fly Emirates y Etihad Airways, crecieron de manera exponencial. En ese marco, las mismas fueron denunciadas por Estados Unidos y países de Europa por obtener subsidios estatales y financiamiento por países petroleros.
1 Credito Business Insider
 La gran compañía Qatar Airways no siempre fue lo que el mundo conoce hoy por hoy; en la última década supo crecer en el mercado, aún con denuncias de por medio de sus máximos competidores. Crédito: Business Insider.

Con el Mundial a la vuelta de la esquina, todos los ojos estarán puestos en el país anfitrión a partir del próximo mes de noviembre. Qatar es una de las naciones más imponentes a nivel económico debido al gran crecimiento que tuvo en los últimos años, aunque no todo es color de rosa. Resulta que la principal empresa aérea, Qatar Airways, creció de manera exponencial en medio de muchas demandas y denuncias por sus subsidios estatales.

La proyección de Qatar Airways a lo largo del tiempo

La empresa en cuestión fue fundada el 22 de noviembre de 1993 y posee su sede en la Qatar Airways Tower de Doha. La misma logra unir un total de 125 destinos internacionales gracias a una flota de más de 100 aviones. Además, ofrece sus servicios en África, Asia Central, Europa, Asia del Sur y Oceanía. La misma inició sus operaciones en enero de 1994, un año después de su fundación, y en 2016 logró ser la segunda mejor aerolínea. 

En ese marco, durante la última década, la compañía creció a gran escala en todo el mundo y pudo así entrelazar acuerdos o adquisiciones con otras empresas. En el 2015 adquirió un 9,9 % de International Airlines Group por unos 1.500 millones de euros. Luego, un año más tarde concretó la compra del 10 % de la aerolínea chilena, LATAM, en un total que iguala a 60,8 millones de acciones. Dicha cantidad es equivalente a unos US$608 millones.

Qatar Airways y su lado más oscuro 

Como consecuencia de su amplio crecimiento, Qatar Airways pudo involucrarse en el fútbol como auspiciante; tanto de clubes como de importantes torneos. Sin embargo, a pesar de su masiva cobertura internacional, hace algunos años estuvo vinculado a diversas denuncias, junto a otras dos empresas, que no la dejaron bien parada. De igual forma, toda la publicidad y sponsoreo del Mundial también ayudó a que su mercado creciera en este tiempo.

2 Credito Fly News
En la actualidad la empresa líder en aerolíneas de Qatar es la más reconocida en todo el globo con sus infinidades destinos y la gran publicidad que le genera ser el mayor sponsor del Mundial de este año. Crédito: Fly News.

La proyección de las aerolíneas de Qatar, un ascenso que disgustó a Estados Unidos y Europa

A fines del año 2015, la aerolínea Qatar Airways atravesaba uno de sus mejores momentos en el mercado, situación que no gustó desde el otro lado del mundo. El éxito de la compañía qatarí, junto al de Fly Emirates y Etihad Airways, no paraba de crecer con el aumento de pasajeros y la ampliación de nuevos destinos. Este avance puso el grito en el cielo de las aerolíneas de Estados Unidos y Europa, las cuales denunciaban la política de subsidios estatales.

Sostenían que las tres compañías árabes manipulaban los precios para así apoderarse de nuevas porciones del mercado. Durante 2008 tuvieron 50 millones de pasajeros y en 2014 fueron casi 115 millones. En aquel entonces, entre el trío de aerolíneas sumaban unos 700 aviones y más de 900 en construcción. En tanto, Emirates era la séptima aerolínea a nivel mundial con unos 3.300 vuelos por semana en 78 países diferentes.

Por otro lado, Qatar Airways logró sextuplicar el número de pasajeros mediante una campaña de conquista de 22 nuevas rutas aéreas en 2010. Por último, Etihad era la segunda línea de bandera de los Emiratos Árabes Unidos con unos 85 destinos, los cuales en 2014 significaron un ingreso de 7.600 millones de dólares.

3 Credito V. Enrich
Trabajadoras mujeres realizaron denuncias y manifestaciones en 2015 contra la aerolínea de Qatar Airways por su explotación y discriminación tanto laboral como sexista para con ellas; la empresa no siempre tuvo todo bajo control. Crédito: V. Enrich.

Rivalidades, denuncias y suspensiones de vuelos 

El éxito comercial de las tres aerolíneas del golfo fue consecuencia, según sus competidores norteamericanos, de unos 42.000 millones de dólares en subsidios otorgados durante la última década. Sobre la misma línea, tres aerolíneas estadounidenses difundieron aquel año un documento que explicaba las razones de los beneficios estatales recibidos. Ellas eran préstamos sin interés ni programación de pago, costos de aeropuerto por debajo del mercado y rescates por la compra-venta de petróleo.

Sin embargo, en aquel entonces el gobierno de Estados Unidos confirmó que los empleados federales que viajaban a la zona usarían Emirates. Como respuesta, American Airlines, una de las denunciantes, anunció que descontinuaría los vuelos de Washington-Dubái programados en enero de 2016. Por su parte, otra de las involucradas, Delta, sostuvo la misma decisión, pero desde el mes de febrero y para los vuelos de Atlanta-Dubái.

También se produjeron conflictos comerciales con ciertas compañías europeas y canadienses. Por un lado, tanto Lufthansa o Air France KLM pidieron en aquel entonces mercados en trayectos cortos primeros y largos después. En ambos casos fue con compañías europeas de bajo presupuesto como Ryanair y EasyJet. Frente a esta cuestión, el gobierno alemán le prohibió a Emirates funcionar en Berlín y Stuttgart. Lo mismo hizo el gobierno canadiense al no permitir aterrizar más allá de Toronto, para así beneficiar a Air Canada.

Conflictos con los sindicatos

Más allá de los problemas con las demás aerolíneas del mundo, las tres correspondientes al golfo fueron acusadas por la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte. El gremio las culpo de no permitir toda organización sindical y de políticas discriminatorias violatorias del derecho laboral internacional. Al respecto, el secretario general de la Unión de Trabajadores de Túnez, Houcine Abassi, criticó la política sindical de Qatar Airways. Esto último, tuvo lugar en el discurso de aceptación del Premio Nobel de la Paz.

En este sentido, el secretario general sostuvo: “Los derechos laborales son esenciales para tener una compañía sólida y una fuerte industria aérea”. Además añadió: “Vamos a luchar por esos derechos tanto en aerolíneas que permiten la sindicalización como en otras que no lo hacen”. 

Por su parte, el secretario de Aviación Civil de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte, Gabriel Mocho Rodríguez, habló al respecto con BBC Mundo. “A instancia de los sindicatos del mundo árabe iniciamos una campaña por la falta de participación sindical en estas tres compañías y las condiciones de trabajo reinantes”, explicó Rodríguez.

También afirmó que “como Qatar Airways era el caso más flagrante, concentramos el trabajo de denuncia en esta compañía, pero las otras dos tienen similares problemas”. Según las aerolíneas estadounidenses y europeas, la limitación de los derechos laborales es una estrategia adicional para abaratar costos y manipular precios.

La autodefensa de las aerolíneas qataríes 

Por el lado de los acusados, las tres aerolíneas del golfo han negado de manera total las demandas y también el tema de la discriminación laboral. En aquel entonces el presidente de Emirates, Tim Clark,  refutó las acusaciones a detalle. Además apuntó contra todas las ayudas que reciben las compañías estadounidenses.

“La realidad es que somos una de las compañías líderes del mundo porque no dependemos de subsidios, rescates o leyes de bancarrotas”, resaltó el mandatario. Incluso detalló la ideología de su compañía: “Operamos como una compañía comercial centrada en el consumidor”. 

Mientras tanto, desde Etihad reconocieron que reciben capital y préstamos del Estado, su accionista. La situación fue calificada como “perfectamente normal para un negocio con compromisos financieros de largo plazo”.

En Qatar Airways fue su presidente ejecutivo, Akbar al Baker, quien habló sobre el conflicto sindical y dejó en claro que no le interesa lo que digan. Explicó que su labor es que su compañía sea exitosa y que la clave se encuentra en el control de lo que pasa en la aerolínea. “No somos una agencia de espionaje. Si yo sé todo lo que sucede en la compañía es porque estoy en todas partes”, detalló al diario árabe Al Watan.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto