Oct 4, 2022 | Sociedad

Tras el suicidio de un niño de 12 años, la Ley de Salud Mental está bajo la lupa nuevamente

Nota al Pie conversó con Manuel Vilapriño, presidente de la Asociación de Psiquiatras Argentinos, para conocer cómo debería ser el funcionamiento en la prevención de estos casos.
Ley de Salud Mental
La Policía Científica de la Fiscalía Nº 7 de Morón realizó las pericias pertinentes en el Hospital Posadas. Créditos: argentina.gob.ar.

Un niño de 12 años se suicidó este lunes 26 de septiembre en el Hospital Alejandro Posadas”, de la Provincia de Buenos Aires. El hecho sucedió cuando el chico se lanzó al vacío desde el séptimo piso mientras esperaba atención médica junto a sus padres. La familia, oriunda de Merlo, acudió a una consulta psicológica para iniciar un tratamiento por depresión. La adecuada aplicación de la Ley de Salud Mental es central. Por esta razón, Nota al Pie dialogó con Manuel Vilapriño, presidente de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA). 

El especialista dijo: “Tiene que ver con la no aplicación de la ley en los aspectos más profundos; como el tema presupuestario”. Por ello, remarcó que “el aporte a nivel nacional no supera el 2% mientras que la ley exige un 10 y esto se debe a que la salud mental nunca estuvo en la agenda política”.

El menor atravesaba un cuadro de depresión por la muerte de su abuela. Además, en los días previos a su fallecimiento abandonó su hogar por largas horas sin dar aviso. En consecuencia, la familia se dirigió al servicio de Salud Mental. Luego, los derivaron al Área de Salud y Adolescencia; porque no necesitaba internación. 

Ahora bien, el joven se alejó de sus padres dentro del hospital y saltó al vacío; tal como sucedió en casos anteriores en el Posadas. La policía se presentó el pasado miércoles para recabar información mientras la Fiscalía Nº 7 de Morón lleva adelante la investigación.

Ley de Salud Mental
La AAPI recordó que en 2014 una persona con padecimiento mental se arrojó de la terraza del hospital, y en 2019 un joven de 23 años se suicidó al caer desde el séptimo piso. Créditos: Clínica Web.

La aplicación de la Ley de Salud Mental

La Asociación Argentina de Psiquiatría Infanto Juvenil y Profesionales Afines (AAPI) adhirió al comunicado de APSA; y ratificó su preocupación ante lo sucedido. “Solicitamos a las autoridades que tomen las medidas necesarias para brindar la atención adecuada; cumpliendo con la normativa vigente y el esclarecimiento del hecho”, certificaron.

La ley tiene aspectos positivos y negativos. Por un lado, propone la ampliación de derechos, pero las condiciones deben estar dadas”, explicó Vilapriño. Por esta razón, reconoció que es sumamente importante esta ley, la 26.657. No obstante, señaló que “hay problemas en la implementación y en el presupuesto”.

“Necesitamos que los hospitales de internaciones tengan las condiciones necesarias para la práctica diaria”, remarcó. A su vez, resaltó que “un dispositivo de internación en un piso elevado no sería lo lógico; salvo que estén dadas las condiciones”.

La AAPI señaló que los hechos similares a este último, ocurridos en 2014, 2019 y 2020, obligan a un accionar inmediato. De este modo, insistieron en que “es necesario cumplir con el presupuesto establecido por la Ley Nacional de Salud Mental (Artículo 32); y la adecuación del sistema sanitario para modificar la organización; distribución y condiciones edilicias de la atención en Salud Mental”.

El rol de los medios de comunicación 

Durante el Gobierno de Cristina Kirchner, el Ministerio de Salud de la Nación junto con la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones emitieron un comunicado con recomendaciones. El objetivo es fomentar el tratamiento responsable de temas de salud mental en los medios de comunicación. 

Ley de Salud Mental
Las líneas de llamada gratuitas para Prevención del Suicidio o Personas en Crisis son: para Capital Federal y Gran Buenos Aires, (011) 5275-1135. Para todo el país: 0800-345-1435. Créditos: Sociales UBA.

Por esta razón, el escrito es “una herramienta que permite orientar y brindar recursos para el abordaje adecuado; libre de estigmas y sin discriminación”. En este sentido, el manual indica que las correctas denominaciones para el individuo y su condición son “personas con padecimiento mental” o “personas con discapacidad psicosocial”; entre otras.

A su vez, ratifica el postulado de referir a la institución médica por su nombre y evitar sinónimos como “reclusión”; “encierro”; “internamiento en centro psiquiátrico” y “manicomio”. 

El uso de las imágenes debe ser con personas con padecimientos mentales en cualquier espacio de la vida; sea el trabajo o la comunidad. Así evitar fotos que estigmaticen al paciente.

Este escrito impulsa al diálogo con personas con discapacidad psicosocial; para evitar estereotipos, prejuicios falsos y negativos. Además, indica no asociar violencia y salud mental. Por último, no utilizar palabras del campo de la salud mental en otras noticias; por ejemplo, “esquizofrenia” para definir a una situación caótica.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie