Sep 26, 2022 | Actualidades

Se suma el Lengüitas a la toma y los reclamos del Mariano Acosta

La escuela se sumó esta mañana a la lucha. Piden mejoras en viandas y se oponen a las prácticas laborales obligatorias y no rentadas en empresas privadas y dependencias públicas.
Catalina, estudiante del Mariano Acosta, repudió: “No podemos seguir estudiando en las condiciones que estudiamos; la educación pública en CABA está fracasando”. Crédito: Télam.

En la Ciudad de Buenos Aires, la Escuela Normal SuperiorMariano Acosta” se encontraba tomada desde el viernes 23. Esta mañana, a las 10, se sumó la Escuela de Lenguas Vivas, “Sofía Esther Broquen de Spangenberg”, conocida como “Lengüitas“. El reclamo busca las mejoras en viandas y se opone a las prácticas laborales obligatorias y no rentadas en empresas privadas y dependencias públicas.

Mientras comenzaba la medida de les estudiantes de la escuela Spangenberg, en la puerta permanecía un grupo de padres para “asistir a los chicos y chicas y hacerles de resguardo”, indicó a Télam Yamila Bravio, madre de una estudiante de tercer año.

Los reclamos de les estudiantes

Les alumnes afirman que “con hambre no se puede estudiar”. Exigen que se apruebe el proyecto de “Ley Integral del Derecho a la Alimentación Adecuada en las Instituciones Educativas”. Además, que se comiencen a “otorgar viandas dignas para todo nuestro alumnado”, según indicó el centro de estudiantes a través de un comunicado.

Otra de las consignas es “No a las Acap (Actividades de aproximación al mundo del trabajo y a los estudios superiores)”. Estas consisten en prácticas laborales obligatorias para los alumnos del último nivel secundario de CABA.

El vicerrector del Mariano Acosta, alertó: “En este momento lo que nos está ocurriendo es que tenemos un cuerpo directivo amenazado; amenazas telefónicas a familias de estudiantes; situaciones difíciles”. Crédito: Télam.

El texto explicaba: “Creemos inadmisible que se nos niegue el derecho a la educación al perder horas irrecuperables de clase y que se nos ponga en riesgo; al no ser acompañados por profesores responsables a las prácticas”.

Sobre los reclamos, Catalina, estudiante del Mariano Acosta, apuntó que “las viandas fallan porque son pocas y no son nutritivas”. A su vez, alertó que “hay un millón de cosas que están rotas; nuestro edificio es bastante viejo y necesita un montón de arreglos y nadie viene a resolverlo”.

Catalina declaró: “No podemos seguir estudiando en las condiciones que estudiamos; la educación pública en CABA está fracasando”.

Las evasivas declaraciones de Soledad Acuña

Respecto al reclamo por el estado edilicio, la ministra Soledad Acuña sostuvo en declaraciones a medios de comunicación que “es un edificio centenario que tiene obras de mantenimiento permanente. No sabemos en particular a qué se refieren; porque no es algo que hubiese sido planteado por las autoridades de la escuela; por las familias o por los estudiantes anteriormente”.

Sobre las viandas, la ministra aseguró que “tampoco conocemos la demanda; porque reciben y recibieron en este nivel todas las viandas que fueron solicitando”.

“Es una demanda y una manifestación violenta y absolutamente política”, declaró la ministra. Además, afirmó que las tomas en las escuelas tienen relación con la distribución de unos manuales que “están siendo fogoneados y repartidos por el kirchnerismo a través de su sindicato UTE y a través de distintos legisladores del Frente de Todos y están incitando a los chicos a tomar estas medidas violentas”.

La palabra del vicerrector del Mariano Acosta

Sin embargo, el vicerrector del Acosta, Julio Pascuarelli, indicó: “A mí me gustaría que en algún momento la ministra o las cámaras de algún medio televisivo pudieran ingresar a la escuela para que ella pueda ver el estado edilicio en el cual se encuentra; dado que dice que es una escuela centenaria que tiene mantenimiento constante”.

“Creemos inadmisible que se nos niegue el derecho a la educación al perder horas irrecuperables de clase y que se nos ponga en riesgo; al no ser acompañados por profesores responsables a las prácticas”, reclaman. Crédito: Télam.

En diálogo con Radio AM 750, sostuvo esta mañana que desde la institución “no están de acuerdo con la toma”, pero sí reconocen los reclamos de les estudiantes.

A su vez, alertó: “En este momento lo que nos está ocurriendo es que tenemos un cuerpo directivo amenazado; amenazas telefónicas a familias de estudiantes; situaciones difíciles”.

Por otro lado, desmintió que la Escuela no elevó quejas al ministerio de Educación: “Todos los reclamos que la escuela realiza están por expedientes y están hechos a la empresa de mantenimiento del gobierno de la Ciudad”.

Asimismo, agregó que esa empresa porteña “es la que se encargó el día viernes de cortar la luz en la escuela y dejar a toda la comunidad de los chicos sin escuela durante toda la noche”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie