Sep 24, 2022 | Política

Acuerdo en el BID para destituir a Claver-Carone

Por romper el código de ética, el Directorio Ejecutivo del banco de desarrollo más grande de Latinoamérica consensuó remover al primer presidente estadounidense del organismo.
Fuente El Colombiano Simon Munoz Castineira
Con la avanzada de los gobiernos progresistas en América Latina, Claver-Carone perdió los apoyos que lo catapultaron a la presidencia del BID y los demócratas le retiraron su respaldo. Crédito: El Colombiano.

El trumpista cubano-estadounidense Maurice Claver-Carone tiene un pie afuera de la conducción del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El pasado jueves, un despacho de abogados presentó un informe donde se señala que mantuvo una relación sentimental con una subordinada a la que favoreció con sus decisiones. El Directorio Ejecutivo votó unánimemente para destituirlo y resta que la Asamblea de Gobernadores ratifique la decisión.

Ruptura del código de ética

A partir de una investigación independiente, la firma de abogados Davis Polk presentó un informe confidencial que recogió evidencias de que mantuvo una relación romántica con su jefa de gabinete y ordenó aumentarle el sueldo un 40% en su primer año en el banco, durante la pandemia. 

La prueba A en el informe confidencial de 21 páginas muestra un “contrato” que los dos supuestamente redactaron en la parte posterior de una servilleta mientras cenaban en Medellín a principios de 2019. “Merecemos la felicidad absoluta”; habían garabateado en ella en una cena privada mientras en paralelo se celebrará una reunión anual de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Las políticas internas del organismo prohíben las relaciones amorosas pero el hecho de que se hayan detectado dos aumentos salariales en menos de un año para la Jefa de Gabinete detonó la situación. De hecho, los investigadores concluyeron que la relación existía desde al menos 2019, cuando ambos ocupaban altos cargos en el Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno de Donald Trump, lo cual fue señalado como un riesgo de contrainteligencia. 

A su vez, el informe menciona que Claver-Carone no cooperó plenamente con la investigación y retuvo mensajes de texto y correos electrónicos.

El hombre de Trump en el BID

La inminente salida de Maurice Claver-Carone como presidente del BID expresa una oportunidad para los pueblos latinoamericanos organizados en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). El BID es el banco de desarrollo más importante del continente y la elección de 2020 marcó un quiebre en su tradición: por primera vez desde su creación se consagró un presidente no latinoamericano.

Fuente iadb.org1 Simon Munoz Castineira
Gustavo Béliz fracasó en su intento de consagrarse como director del organismo en 2020 y a partir se remoción con la asunción de Massa, Claver-Carone cambió de estrategia. Crédito: iadb.org.

30 días antes de perder las elecciones presidenciales contra los demócratas, el entonces mandatario Trump había generado los acuerdos políticos necesarios para imponer al frente del estratégico banco a un hombre propio. Cosechando el respaldo de los presidentes de Colombia; Uruguay; Ecuador y Paraguay, entre otros. En paralelo, Argentina; México; Perú; Chile y Trinidad y Tobago se abstuvieron en conjunto con socios de la Unión Europea (UE). 

Con el 66% de los apoyos, la victoria de Claver-Carone expuso el debilitamiento de Latinoamérica para acordar un candidato único. El mandato del cubano-americano expresó un retroceso político para el continente ya que administró de forma discrecional los recursos que genera el banco. Le negó préstamos a Venezuela, Cuba y Nicaragua pero también lo hizo con Argentina. A partir de su salida empieza a sonar, por ejemplo, el nombre de la chilena Michelle Bachelet.

Claver-Carone y el BID que le dió la espalda a Argentina

La administración de Claver-Carone fue un dolor de cabeza para Argentina. Residuo del trumpista bajo la administración de Joe Biden, el estadounidense fastidió al Gobierno nacional desde el inicio de su mandato. En los últimos seis meses le había negado un importante préstamo por 500 millones de dólares por considerar a Argentina “un país insolvente”. El crédito que venía atado al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya estaba cerrado hace un año pero el director del BID decidió trabarlo por motivos políticos.

Sin embargo, tras la asunción de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía, Claver-Carone cambió de postura. Durante su gira por Estados Unidos a principios de septiembre; el nuevo ministro se reunió con él e inmediatamente el director del BID liberó el crédito. 

El cubano-americano se había enfrentado con el ex secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; responsable de las relaciones financieras de Argentina que aspiraba a la presidencia del organismo en las elecciones de 2020.

Fractura estratégica entre globalistas y continentalistas

La aparente corrupción surgida por motivos personales no explica por sí sola la decisión de remover al trumpista. Su destitución expresa, más bien, la fractura estratégica que existe entre dos fracciones del esquema de poder mundial Unipolar: la globalista (representada por el Partido Demócrata) y la continentalista (sintetizada en el Partido Republicano). Los cortocircuitos desarrollados entre ambas fracciones han escalado a un punto tal que la Casa Blanca conducida por Biden definió retirar los apoyos al halcón Claver-Carone.

“La negativa del presidente Claver-Carone a cooperar plenamente con la investigación, y su creación de un clima de temor a represalias entre el personal y los países prestatarios; ha perdido la confianza del personal y los accionistas del banco y requiere un cambio de liderazgo”, advirtió un portavoz del Tesoro de Estados Unidos.

1
La secretaria del Tesoro estadounidense, la demócrata Janet Yellen, quiso persuadir a Carone de destrabar el crédito a Argentina para no descuidar la relación por el acuerdo con el FMI. Crédito: EFE.

El gigante norteamericano es el mayor accionista del banco con el 30% de sus acciones con derecho a voto y fue el país que generó las articulaciones políticas para imponerlo en 2020. El Departamento de Estado venía de continuos roces con Carone, particularmente con la situación del rechazo al crédito a Argentina; escenario que tanto el Tesoro como el propio FMI quiso revertir para no ceder posiciones.

Carone despotricó contra los demócratas

Al gobierno demócrata no le interesa más el cargo y quiere ver una “resolución rápida” por parte de los gobernadores. Por su parte, el presidente del BID acusó a Biden de entregar el banco interamericano a China. “Es vergonzoso que los Estados Unidos haya comentado a la prensa antes de notificarme y que el Tesoro no defienda a los estadounidenses contra lo que es claramente información fabricada”. 

Carone despotricó contra los demócratas y expuso que, durante la administración de Obama y su continuación con Biden; les abrieron las puertas al gigante asiático en el banco latinoamericano. 

En efecto: el detonante oficial es ético; el motivo profundo, la fractura estratégica en el propio imperio.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto