Sep 23, 2022 | Sociedad

El Papa envió una carta a presos de una cárcel bonaerense

El sumo pontífice destacó el trabajo de las personas privadas de su libertad en la Unidad 17 de Urdampilleta, en el partido de Bolívar. Allí, junto a una catequista, realizan sus propios rosarios de manera artesanal.
papa
El Papa Francisco envió una carta de puño y letra y destacó los rosarios artesanales que realizan en la Unidad 17 Urdampilleta (Bolívar, provincia de Buenos Aires).Crédito: flickr.com.

A través de una carta, el papa Francisco destacó el trabajo de personas privadas de su libertad que se dedican a realizar sus propios rosarios de forma artesanal. Se trata de internos de cinco pabellones de la Unidad 17 Urdampilleta, que depende del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). 

Allí, un total de 50 personas encontraron una manera de hacerle frente a la realidad carcelaria a través de la confección de rosarios artesanales. Si bien comenzaron con una producción pequeña para uso personal, luego se expandieron para sus familiares. Ahora, preparan una mayor cantidad para un retiro espiritual. 

El Papa, atento a sus pagos, al enterarse aprovechó la oportunidad para dedicarles unas palabras escritas de puño y letra. “Quedé muy impresionado sobre lo que me cuenta de los detenidos de la Unidad. Quedé conmovido”, expresó el sumo pontífice. 

La historia de les internes de la Unidad 17 

Aunque el universo de las unidades carcelarias es diverso, en muchos casos, les privades de su libertad se unen a actividades como catequesis, misas; trabajo social y comunitario; y en ocasiones pueden estudiar en la universidad. 

En el caso de la Unidad 17, la catequista Celia Moncany y el cura Párroco Mauricio Scoltore llevaron el trabajo de la iglesia al contexto de encierro. De esta forma, todos los miércoles visitan a les internes y llevan diferentes actividades. Esto se da en el marco de una iniciativa que cuenta con el aval del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y de la Capellanía General del SPB.

papa
Todos los miércoles, Celia, la catequista, visita a les internos de los pabellones 3, 9, 10, 11 y 12 para realizar un trabajo espiritual y artesanal. Crédito: Nota al Pie.

“En primer lugar hicieron un rosario para cada uno de ellos, después hicieron para entregar a sus familias cuando reciben su visita; y ahora confeccionaron 40 rosarios para entregar en un retiro espiritual de hombres que se realizará este mes en el Seminario Diocesano de Azul”, explicó Celia. 

Esta experiencia espiritual y de trabajo artesanal se desarrolla con la participación de internos de los pabellones 3, 9, 10, 11, y 12. En las imágenes difundidas se ve el trabajo manual, poniendo cada cuenta de colores diferentes y una cruz de madera.

En la carta, el papa Francisco les escribió: “Agradezco a todos y cada uno de los detenidos por esta actitud abierta y constructiva. Prometo rezar por ellos y sus familias”. 


A continuación, se despidió con su tradicional petición: “Les envío un cordial saludo, la seguridad de mi oración y mi bendición y, por favor, les pido que recen por mí”.

¿Cómo llegó la noticia al Papa?

La subdirectora del penal, Eugenia Barrionuevo, se encargó de hacerle llegar la noticia al papa Francisco. A través de un mail, le contó sobre el trabajo de catequesis que se realiza en la Unidad. Además, detalló que la catequista fue quien propuso realizar estos rosarios y enseguida se pusieron manos a la obra. 

papa
“Quedé muy conmovido”, escribió Francisco y envió además sus bendiciones. Crédito: elconfidencial.com.

Cabe mencionar que la comunicación con el Papa comenzó en 2021. En el marco de la inauguración de la Capilla San José” en la cárcel, Francisco envió un video con un emotivo mensaje para les presentes.

La segunda oportunidad fue en las Pascuas de 2022, cuando envió por mail una carta. En el texto, saludó y bendijo a les privades de su libertad y a les agentes penitenciaries.

Lo cierto es que enviar cartas y estar atento a todo lo referido a la Iglesia es una de las características del Papa argentino. Fueron miles las oportunidades en las que el pontífice tomó una lapicera y papel para enviar su agradecimiento, palabras de aliento o bendiciones.

Notas Relacionadas