Sep 2, 2022 | Deportes

El INADI lanzó un informe sobre la brecha entre la rama masculina y femenina de fútbol

El escrito de la entidad publicado el pasado jueves, resalta que, luego de la semi profesionalización del deporte en Argentina y la región, el avance en materia de derechos se “estancó”.
Uno de los aspectos positivos en el torneo sudamericano fue la televisación que cubrió todos los partidos. Crédito: Estación Sur.

El Observatorio de la Discriminación en el Deporte, en conjunto con el Observatorio de la Discriminación en los Medios y Redes Sociales del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) publicó un informe que da cuenta de la cobertura mediática de la Copa América Fútbol Femenino 2022.

Desde el ente gubernamental sostuvieron que, a pesar de la profesionalización que alcanzó la rama femenina del fútbol en Argentina y algunos países vecinos durante estos años, todavía hay muchas cuestiones que las separan abismalmente de sus pares varones.

En primer lugar, el informe brindó datos duros sobre el aspecto económico. “Analizando la recientemente disputada Copa América Femenina, los premios que se otorgan para las selecciones ganadoras son: para las campeonas USD 1.500.000 y de USD 500.000 para las subcampeonas, mientras que para los equipos de fútbol masculinos los premios fueron de USD 10.000.000 para el ganador y USD 5.000.000 para el subcampeón”, detalla.

Los puntos principales del informe sobre la brecha en el fútbol

El INADI mostró que, en cuanto a la pretemporada, los futbolistas de la Copa América Masculina 2021 jugaron 28 partidos en 28 días. En cambio, los seleccionados femeninos disputaron 25 encuentros en 23 días, teniendo menos tiempo de recuperación y descanso.

Uno de los pocos aspectos positivos en el análisis fue el de la televisación. En nuestro país, la Copa América Femenina fue transmitida por dos canales, uno estatal y uno privado (TV Pública y DirecTV Sports). 

Las jugadoras resaltaron que el apoyo mediático es un aspecto a mejorar en la Argentina. Crédito: River Plate.

Además, se contabilizaron 216 publicaciones en diferentes medios de comunicación argentinos que se dedicaron a la cobertura del evento. Hubo, al menos, un artículo diario en todas las redes sociales mientras duró la copa. 

La mayoría de las futbolistas manifestó que es necesario aumentar la difusión del deporte en los medios. La masiva expansión les ayudaría a conseguir más patrocinios y sponsors.

Conclusiones finales

El informe, que tiene una extensión de cinco hojas, finaliza con un mensaje claro: “Fomentamos apoyar y difundir las ramas femeninas del fútbol y de todos los deportes, destacando la importancia de las luchas por alcanzar la igualdad de género. A los medios les recomendamos colaborar en la difusión de las campañas que promueven la participación de las mujeres y disidencias en el deporte”. 

Además, el escrito señala que la difusión de la rama femenina de fútbol hará que más infancias sientan atracción a ser deportistas.

Las jugadoras reciben $50.000 mensuales. Actualmente, una familia tipo necesita $104.000 para no ser pobre. Crédito: UAI Urquiza.

La situación actual en nuestro país

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) establece, en su Boletín Nº 578, los siguientes puntos: Artículo A) A partir de la temporada 2021 los clubes que participen en el Torneo de Primera División A Profesional Femenino deberán registrar, como mínimo, doce (12) contratos profesionales, debiendo incluirse a la totalidad de las futbolistas contratadas en las correspondientes Listas de Buena Fe. 

Todos los clubes de Primera División (son 21) están obligados a cumplir con esa normativa. Por ejemplo, Boca, San Lorenzo y River Plate brindan más contratos de los 12 mínimos. Otros clubes no perciben el dinero suficiente para solventar esos salarios y, a la hora de realizar traslados, lo deben solventar las mismas futbolistas.

En la actualidad, el salario de una futbolista aumentó a $50.000, mientras que anteriormente percibían $37.500, un monto por debajo de la línea de indigencia. Algunas obtienen viáticos y otros ingresos de manera informal.

En este contexto, el contraste con el fútbol masculino es abismal. Eduardo Salvio, el futbolista de Boca que más dinero recibía hasta mediados de 2022, cobraba $5.000.000 por semana. La masa salarial del plantel masculino es de 43 millones semanales y 2 mil millones anuales.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie