Ago 27, 2022 | Cultura

Spider-Man Noir: el lado oscuro del amigable vecino

Un Spider-Man pesimista y violento, que tomará decisiones guiadas por la venganza y la justicia por mano propia. Una historia de política, mafia y decisiones difíciles.
Desde la portada, Spider-Man se muestra muy intimidante, portando su revólver y dando a entender que aquí las cosas son diferentes – Créditos: arte de Patrick Zircher.

Durante el año 2009, Marvel Comics decidió lanzar una línea llamada “Marvel Noir”. La intención era crear una continuidad donde se reinterpretaban varios personajes de la casa, pero dentro del estilo negro. De todas las mini-series, la más popular a nivel mundial, fue, para sorpresa de nadie, la de Spider-Man. El equipo: David Hine, Fabrice Sapolsky y Carmine di Giandomenico.

El trepa-muros es la cabeza de lanza en ventas de la editorial, y no es de extrañar que llegase a tener éxito. Además, el hit logrado se acentúa tras el evento llamado “Spiderverse”, creado entre 2014 y 2015. Luego, tendría una historia en Edge of Spiderverse en 2014, y en 2020 consiguió una nueva etapa de 5 números.

Spider-Man Noir constó de cuatro números en total. El universo al que pertenece es conocido como la Tierra-90214.

New York, Enero de 1933

Al comienzo, nos encontramos con la policía entrando a las oficinas del diario Daily Bugle, quienes tras irrumpir en la oficina del editor, se encuentran con una imagen escalofriante: Sobre su asiento, J. Jonah Jameson yace muerto, baleado; sobre el escritorio Spider-Man se inclina sobre él, tiene un arma en la mano. Tres semanas atrás, la vida era por completo diferente.

Peter Parker es un muchacho con gran conciencia social, ésta fue inculcada por sus tíos Ben y May. Ahora solo queda su tía, Ben fue asesinado, según cree Peter, por el jefe mafioso de la ciudad: Norman Osborn, alias “El Goblin”. Durante un motín, algunos matones de Osborn golpean a Peter y a May, esto es capturado en fotografías por Ben Ulrich, periodista del Bugle.

Es una historia sin sonrisas, uno de los logros de Giandomenico se encuentra en las miradas que logra en los personajes – Créditos: Historia de Fabrice Sapolsky y dibujos de Carmine di Giandomenico.

Peter comienza a denunciar al fotógrafo, responsabilizándolo de no hacer nada con el material que obtuvo. Ben lleva a Peter a un bar clandestino donde, de un mal trago, descubrirá cómo se mueve el mundo. Además, el muchacho descubre que Ben es un adicto, quien vende sus fotos al mejor postor, por lo general, a quien quiere deshacerse de ellas.

El muchacho comienza a investigar por su cuenta los movimientos de Osborn, y es picado por una araña que pertenece a un amuleto vudú maldito. El Goblin había encargado la pieza para su colección, pero ésta ahora transformó al joven investigador, en Spider-Man. Ahora, como justiciero, se dedicará a hacer pagar a los criminales que arruinaron la ciudad, y mataron a su tío.

El claro contraste con el amigable Spider-Man

David Hine y Fabrice Sapolsky dejan en claro desde las primeras páginas que este Spider-Man es diferente. Más allá del diseño, el cual es completamente oscuro, inician la historia con una imagen violenta. Podrían haber escondido el cuerpo de Jameson, pero se lo ve perfectamente sentado y sangrando. Con esto dicen al lector: acá vamos en serio.

Como en gran parte de las historias negras, todo se mueve en busca de la resolución de un misterio: ¿Spider-Man mató a Jameson?, siempre fueron antagonistas, pero esto es muy extremo para Peter Parker; no va con su esencia. Para dar vida al estilo, los escritores van a lo sencillo, en este universo todo transcurre a comienzos de los años 30’s, la época de la gran depresión.

Aquella fue una época muy difícil para vivir. La historia se desarrolla en invierno, lo que le da más carácter a la trama. Aquí Norman Osborn es el jefe criminal de la ciudad, que tiene a políticos y policías comiendo de la mano. Ben Ulrich es un periodista que pertenece originalmente a la línea de Daredevil, un personaje más crudo. Además, el nombre recuerda a Peter a su tío. 

Uno de los detalles más originales fue transformar a Adrian Toomes, el Buitre, en un símil del conde Orlok de la película Nosferatu – Créditos: Historia de Fabrice Sapolsky y dibujos de Carmine di Giandomenico.

El cambio de ambiente es una excusa para forzar a Peter a que tome decisiones que no llevaría a cabo en ningún otro universo. Llegará incluso a matar a quemarropa a un personaje ¿Quién?, bueno, deberán leer el libro para saberlo. El punto es que Peter nunca asesinaría, o al menos, no llevaría a cabo el acto de forma voluntaria, y es aquí donde se hace un quiebre con el tradicional.

El arte que nos cuenta la historia

Carmine di Giandomenico fue el artista encargado de las ilustraciones, y su trabajo puede ser algo ambiguo. Sus trazos son duros, rudos y, salvando las diferencias, recuerdan a Frank Miller luego de la primera mitad de los años 90’s. Este estilo va con el carácter de la obra. Sin embargo, el trabajo en composición no llega a dar del todo con lo que se busca en el noir.

Hay pocos altos contrastes. Si bien cada tanto hay juegos con las líneas cruzadas, verticales y horizontales, esto queda lavado. Se buscó una paleta de colores que simule una suerte de sepia no saturado en casi la totalidad de la obra. Cada tanto, para hacer énfasis las viñetas se pueblan de azules, o de rojos, según la tensión. Sin embargo, esto no alcanza a cubrir lo que requiere a nivel visual esto.

Haciendo un repaso general, lo que más está en estilo, son los elementos narrativos. En el apartado visual, los diseños de época y la nieve, sobre todo este fenómeno natural, ofrecen una dinámica avasallante. Claro, el clima es consecuencia del guion escrito de forma inteligente.

Spider-Man Noir es una obra interesante, pero con un potencial un poco dejado a menos. No obstante, será difícil para cualquier lector o lectora no entrar en shock con algunas decisiones de esta versión del amigable vecino; que en este caso, no es tan amigable.

Créditos: SonyPicturesLatam (Canal de YouTube)

Adaptaciones

Spider-Man Noir hizo su primera aparición en la pantalla grande en 2018 en la película animada “Spider-Man Into The Spider-Verse”. Actualmente se la puede ver a través de la plataforma Prime Video. En América Latina, fue estrenada con el nombre “Spider-Man: Un Nuevo Universo”. Spider-Man Noir, de la línea Marvel Noir, llegó a Argentina de la mano de editorial OvniPress en el tomo #14 de la colección Spider-Man Universo-Araña.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie