Ago 19, 2022 | Cultura

El Guernica de Picasso llegó a Tokio en formato 8K

La muestra, que se exhibe desde este martes en la capital de Japón en una pantalla de ultra-alta resolución, permitirá a miles de visitantes experimentar la vista de la famosa obra, en tamaño real.
Presentan el “Guernica” de Picasso en Japón con una nueva tecnología ultra realista. Crédito: Página12

Este martes se inauguró la muestra “Llegó el Guernica” en Tokio (Japón). Allí puede observarse a la obra desde una pantalla de alta resolución y a escala casi idéntica a la del lienzo original. La «tela» cuenta con la intervención de la cadena NHK y la firma NTT.

La obra más grande de Picasso lidera esta exposición, que le ofrece la posibilidad de contemplarla en sus descomunales dimensiones. Al mismo tiempo, permite admirar el lienzo en un tamaño nunca antes pensado y observar sus detalles mediante la filmación y la presentación en definición 8K.

NHK y NTT en colaboración 

NTT DATA Corporation es una empresa multinacional japonesa de consultoría y servicios de tecnología de la información con sede en Tokio. Es una subsidiaria de propiedad parcial de Nippon Telegraph and Telephone.

Asimismo, Nippon Hōsō Kyōkai, más conocida por las siglas NHK, es la empresa de radiodifusión pública de Japón que opera dos cadenas de televisión terrestre. Cuenta además con dos televisaciones por satélite, tres cadenas de radio y un portal web.

La cadena estatal NHK emplea esta tecnología de ultra-alta resolución 8K para grabar activos culturales y obras de arte para transmitirlos a generaciones futuras. Cabe destacar que la empresa fue también la encargada de utilizar este estándar de imagen para retransmitir los Juegos Olímpicos de Tokio.

En conjunto con la compañía de telecomunicaciones NTT, la televisión japonesa ha usado esa tecnología para recrear El Guernica en el Centro de Intercomunicación de NTT. Esto se realizó en el Distrito de Shinjuku, en un monitor de 325 pulgadas (7,2 metros de ancho por 4 de alto).

Las dimensiones del monitor y su resolución permiten vivir una experiencia similar a la de observar el lienzo en el Museo Reina Sofía de Madrid, España. Se encuentra acorde con lo indicado por los responsables de la iniciativa.

 Técnicos del Moma enrollan el ’Guernica’ para su traslado a España, el 9 de septiembre de 1981. Crédito: RTVE

Lo análogo y lo digital coexistiendo

En la actualidad, el cuadro de El Guernica se encuentra en exposición permanente en el museo Reina Sofía de Madrid, junto con 45 bocetos en papel y lienzo. Muchos de ellos son preparatorios y otros creados como variaciones tras la conclusión del cuadro.

La muestra supone la bienvenida a una nueva realidad en el entorno creativo de las artes visuales. Actualmente, hay un debate entre lo analógico y lo digital, y lo que puede considerarse arte como esencia o réplica digital.

Sin embargo, no puede negarse que la tecnología se ha posicionado y encabezado en un lugar muy importante en nuestras vidas. Lo que nos sirve para comprenderla como una herramienta de una nueva expresión gráfica inevitable y hasta necesaria. 

Debido a la pandemia, la cadena japonesa se vio obligada a llevar a cabo la grabación del óleo de forma remota. Por la cual se conectaron desde Japón con un equipo de cámaras locales en el Reina Sofía. 

 Técnicos del Moma enrollan el ’Guernica’ para su traslado a España, el 9 de septiembre de 1981. Crédito: RTVE

El Guernica que arribó a Madrid

El descenso del Guernica en Madrid fue un hecho que estuvo cargado de simbolismo para un país perseguido por su pasado. Estuvo cuatro décadas ubicado en el MoMa de Nueva York (Estados Unidos), hasta el 10 de septiembre de 1981. Es decir, cuarenta y cuatro años después de haber sido creada por el artista en la primavera de 1937 en París. el cuadro de Picasso aterrizó en el Aeropuerto de Barajas dentro de un excepcional hermetismo. 

Escoltaban al óleo los 57 bocetos y dibujos preparatorios que Picasso ejecutó de esta obra. Junto a el se cotejaba un informe minucioso de los especialistas del MoMA acerca del estado y futura conservación del óleo. La obra llegaba escoltada por el ministro de Cultura, Íñigo Cavero; el director general de Bellas Artes, Javier Tusell, y sus colaboradores Miguel Ortega y Martínez Novillo.

Considerado uno de los cuadros más célebres de la historia del arte, la obra se concibió como un inmenso mural. Picasso creó el cuadro como denuncia de la terrible situación que entonces atravesaba España. 

La obra fue un encargo del Gobierno de España al artista malagueño para el Pabellón Español de la Exposición Internacional de París de 1937. Con Francisco Franco gobernando el país, Picasso resolvió que la obra permanecería en custodia del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Recién pudo pisar suelo español seis años después de la muerte de Franco.

El historiador de arte y profesor de la Universidad de Waseda, Yasujiro Otaka, evocó unas palabras del artista español al respecto. En 1945, Picasso aseguraba que la obra “no servía solo para decorar cuartos, sino que es un arma de guerra para atacar o defenderse del enemigo”, La muestra se extenderá hasta el 28 de agosto en el Centro de Intercomunicación NTT.

Notas Relacionadas