Ago 9, 2022 | Sociedad

Un incendio en San Telmo dejó a más de veinte familias en situación de calle

Desde ayer, quienes habitan en México 517 debieron abandonar su hogar tras el siniestro que arrasó con sus viviendas. Ahora, esperan una solución para recuperar sus pertenencias y definir si podrán volver a su casa.
incendio
El barrio de San Telmo es testigo de diversas situaciones de intentos de desalojo. Créditos: Revista Colibrí.

Ayer, lunes 8 de agosto, un incendio destruyó de forma parcial una vivienda en el barrio porteño de San Telmo. Las 22 familias que habitan en la calle México 517 debieron abandonar el inmueble; y se encuentran en la calle, a la espera de recuperar sus objetos personales y definir si podrán volver a su hogar. 

En horas de la mañana se incendiaron dos piezas del edificio y a partir de ese momento, les vecines se encuentran en la calle junto a la casa. Tras un día de incertidumbre, y luego del trabajo de bomberes e inspectores, se clausuró la vivienda por riesgo de derrumbe. 

Nota al Pie dialogó con Gigi Krein, integrante de Consejerías de Vivienda, una de las organizaciones que brinda ayuda a las familias en el lugar. Krein afirmó: “Salieron con lo puesto y dejaron todo adentro: documentación, medicación. Se quedaron en la puerta esperando algún tipo de resolución para ver si podían volver. Además quieren saber cuando habilitan el ingreso para poder sacar sus cosas”. 

Desde la organización ponen el foco de alerta sobre una situación paralela al incendio. “Dado el interés inmobiliario en esta zona turística, sabemos que los desalojos están a la orden del día”, explicaron en un comunicado a través de sus redes sociales. Y concluyeron: “Exigimos que les vecines puedan reingresar lo antes posible a su vivienda. Caso contrario, mantendrán una permanencia en la puerta del inmueble para evitar un desalojo encubierto “.

incendio
Les vecines no abandonan la calle donde se incendió su vivienda. Créditos: provista por la entrevistada.

Tras el incendio, la incertidumbre

El cuerpo de bomberos pudo controlar de manera rápida el incendio. Desde ese entonces, las familias se encuentran en la vereda del inmueble, a la espera de una respuesta concreta. En el colectivo de familias hay niñes, adultes mayores, personas con problemas de salud y gran cantidad de mascotas. 

Gigi Krein, de las Consejerías de Vivienda, relató a Nota al Pie cómo transcurrió el lunes. “El equipo de Buenos Aires Presente asistió a les vecines, pero de forma insuficiente”, ilustró y agregó: “Por ejemplo, entregaban una frazada por familia. Hubo que reforzar junto a las organizaciones que estamos dando una mano”. 

Desde el gobierno de la Ciudad se ofreció a las familias la opción de dormir en un parador, pero la rechazaron. “Esa opción nunca es bien recibida porque en general separan a las familias, mujeres y niñes por un lado; y varones por otro”, explicó Krein. No obstante, las personas afectadas no se movieron de su lugar. “Quieren estar ahí en la calle para ver qué pasa con sus cosas”, expresó. 

Quienes estuvieron presentes fueron les demás habitantes de la cuadra, que ofrecieron sus hogares a les afectades. De esa forma pudieron pasar al baño, tomar agua, cargar sus celulares y acomodarse para luchar por su vivienda. “En la noche Barrios de Pie les brindó un gacebo, como siempre la solidaridad viene desde abajo”, reflexionó Gigi Krein.

Al llegar la noche el gobierno de la Ciudad ofreció algunos hoteles, pero les vecines también rechazaron esa opción. Nada les iba a mover de su vivienda.  

incendio
Organizaciones sociales se acercaron a brindar ayuda a les damnificades. Créditos: provista por integrante de Barrios de Pie.

Vivir con un constante peligro de derrumbe

Este martes, las familias encontraron la puerta de la casa con la faja de clausura. No pudieron volver a sus hogares porque finalmente se certificó peligro de derrumbe en la estructura.  

En ese punto es donde desde las Consejerías de Vivienda piden tener los ojos bien abiertos. “Hay un juicio de desalojo sobre la casa, que frenaron les vecines junto a dos abogados. En la misma cuadra hay más de una vivienda en esa situación”, contó Gigi Krein.

Consideran que se debe al negocio turístico e inmobiliario. “Los dueños dejan de cobrar los alquileres para poder hacer un juicio de falta de pago e iniciar el proceso de desalojo”, explicó Krein. “Cuando sucede algo de este tipo (como el incendio) de alguna manera ya tienen el desalojo resuelto”. 

Por eso, siempre intentan corroborar las definiciones del gobierno de la Ciudad. “En esta ocasión, entendemos que la estructura no está en condiciones de que vuelvan a  entrar”, concluyó la integrante de Consejerías de Vivienda. “Pero quedaron todas las cosas adentro, así que nos comunicaremos con la Defensoría. Más allá del juicio de desalojo hay que ver qué respuesta tiene el gobierno para solucionar la situación de las familias”, sentenció.

Notas Relacionadas