Jul 26, 2022 | Cultura

“Laidaxal y el Árbol Negro”: un videojuego que reivindica la cultura Qom

Daniela Fernández, recibida en la Universidad de Buenos Aires y con raíces chaqueñas, logró que su proyecto llegue a la final del Festival comKids Interactivo 2022, celebrado en Brasil.
Laidaxal y el Árbol Negro
“Laidaxai y el Árbol Negro” se puede descargar gratuitamente en el sitio web oficial. Crédito: https://danimagfer.itch.io/laida

Daniela Fernández, una joven de Claypole, desarrolló el videojuego finalista del Festival comKids Interactivo 2022 en Brasil. Entre el 10 de agosto y el 21 de septiembre, el mismo elegirá les ganadores. De la mato de una niña de la comunidad Qom, el videojuego Laidaxal y el Árbol Negro permite conocer parte de la cultura de los pueblos originarios de una manera muy original.

Si bien siempre vivió en la localidad bonaerense Claypole, desde chica tiene conexión especial con el Chaco. Esto se debe a su estrecha relación con sus abueles y las visitas recurrentes a la provincia del norte. “Siempre estuve muy en contacto. Mis abuelos siempre fueron de contarme historias”, contó Daniela Fernández a InfoCielo.

Al explicar de dónde surge su interés, señaló: “En los 90, mis abuelos vivían en frente de donde empezaba el territorio de los pueblos originarios. Tengo muchos recuerdos de escuchar historias de ceremonias o que mi abuela a veces cruzaba un pastizal y hablaba con la gente de ahí”.

Laidaxal y el Árbol Negro
Daniela Fernández, de Claypole al mundo gracias a su videojuego. Crédito: Nodal

 “Laidaxal y el Árbol Negro”: cómo fue el proceso de creación

Daniela está recibida de la carrera de Diseño de Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires (UBA). A pesar de nunca haber pensado en hacer un videojuego, la idea comenzó a rondar en su cabeza cuando estaba cerca de obtener el título y se encaminaba a hacer una tesis documental.  

Una charla de colectivo con una amiga le disparó la posibilidad de crear un videojuego, y ese pensamiento se transformó en una realidad. “Ese día dije: ‘Listo voy a hacer un videojuego’. Y ese fue el origen”, señaló la joven en diálogo con InfoCielo. 

Primero que nada, Daniela debía presentar un proyecto con el cual finalizó sus estudios y servirle para ganar experiencia en el rubro. Después de esto, comenzó a pensar en Laidaxai y el Árbol Negro.

Daniela fue becada gracias al programa Crear 1. Se trata de un concurso de desarrollo de videojuegos que se llevó a cabo en pandemia y ofrecía tres tipos de becas. La oriunda de Claypole fue una de les seleccionades. “Había tres becas. A mí me dieron la de $20.000. Con esa plata me compré un paquete de códigos de imágenes, animaciones y efectos que viene preseteado. Con eso empecé a producir, tenía dos meses para hacerlo”, contó la joven.

“Se dio que encajaban muchas cosas de la narrativa con las posibilidades que yo tenía a nivel desarrollo”, motivo por el cual fue un trabajo muy lindo de transitar destacó Daniela. 

De qué trata “Laidaxal y el Árbol Negro”

El personaje del juego tiene como objetivo salvar a su comunidad de una extraña enfermedad y, para ello, realiza la prueba crepuscular del Árbol Negro; el cual trata de un relato muy conocido entre las comunidades. 

Daniela conoce el relato del Árbol Negro, historia en la que profundizó a partir de leer en diversos libros. “Unos años después de investigar, vuelvo a encontrarme con el relato y, ya teniendo otra experiencia, me doy cuenta que tenía algo que daba para un videojuego”, expresó.

“Toda la historia se desarrolla de una manera en la que podía contar con un personaje en términos del héroe y algunos otros por niveles”, agregó y contó que cuando apareció la convocatoria sintió que era “la oportunidad para cerrar esa idea que tenía dando vueltas desde hacía tanto tiempo”.

Para ella, era muy importante mostrar que “las mujeres también eran cazadoras, no solo los hombres. Entonces quise darle esa fuerza femenina al juego”. En ese sentido, el videojuego está principalmente destinado a niñes y docentes; para que conozcan este tipo de historias a partir de lo lúdico, la cultura y el mensaje que da en su final.

El videojuego cuenta con la ayuda de Matías Carou en música y sonido; Cinthia y Alcides Longo en traducción e Ignacio Rud en el diseño de niveles. Laidaxai y el Árbol Negro se puede descargar de manera gratuita ingresando al sitio web.

Laidaxal y el Árbol Negro
El desarrollo se pudo dar gracias a la beca obtenida del programa Crear 1. Crédito: Nodal.

El lazo con la comunidad Qom

Pese a que el videojuego transcurre en un universo mágico donde los escenarios son creados a partir de la imaginación de Daniela; la joven se inspiró en algunas características de la región: “Tomé cosas como la paleta de colores. Hay algo que a mí me gusta mucho de Chaco que son los atardeceres”.

Un rasgo no menor y que no se puede pasar por alto: el juego cuenta con la lengua Qom subtitulada. Se puede jugar en cualquiera de los dos lenguajes. “Ojalá más adelante pueda tener también la voz de Cinthia, una profesora Qom que la ayudó a conocer en mayor profundidad la cultura de los pueblos para reflejar en la historia, y otros miembros de la comunidad para que también esté la sonoridad y la presencia de esa lengua. Al momento solo tiene el texto”, dijo.

Daniela brindó detalles de cómo fue el proceso de creación del personaje: “Para hacerlo tomé rasgos que no son convencionales en videojuegos. Tener un personaje femenino con tez morena y pelo oscuro tenía más que ver con lo que yo me identifico”, manifestó la joven de Claypole y agregó que “la idea es si el proyecto empieza a crecer, esté mucho más presente cuestiones de la tradición y cultura Qom”.

Notas Relacionadas