Jul 9, 2022 | Género & Sexualidad

Ecuador: cambios en el acceso al aborto legal

La Corte Constitucional ecuatoriana suspendió algunos artículos de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y permitirá a niñas y adolescentes acceder a un aborto legal por violación sin la autorización de un mayor.
El aborto en Ecuador es ilegal, salvo cuando la vida de la mujer está en riesgo o cuando el embarazo es producto de una violación. Crédito: Efeminista.

La Corte Constitucional de Ecuador suspendió la vigencia de algunos artículos sobre la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en casos de violación, permitiéndoles a niñas y adolescentes acceder a un aborto sin autorización de un mayor. Nota al Pie te cuenta qué implican las nuevas medidas y cómo es la situación en la región. 

Niñas, no madres

Bajo la nueva reglamentación, las niñas y adolescentes no necesitarán la autorización de representantes legales o de terceras personas para acceder a un aborto en caso de haber sido abusadas.

La situación se da en el marco de una demanda realizada por nueve mujeres en representación de sus hijas. Así, afirmaron que la norma aprobada meses atrás  “vulneraba los derechos a la integridad física, psíquica y sexual”. Además, las madres opinaron que los apartados estaban limitando la toma de decisiones libres y voluntarias.

Al respecto, el máximo órgano de control expresó: “Existe la apariencia razonable de una inminente vulneración al derecho a la integridad y autonomía de las víctimas de violación que desean interrumpir voluntariamente su embarazo”. 

En 2021 la Secretaría de Derechos Humanos de Ecuador informó que más de 3.000 niñas menores de 14 años son madres cada año. También indicó que existen deudas históricas por parte del Estado como: la falta de políticas públicas y de registro estadístico de los casos. Los indicadores muestran que Ecuador es el segundo país con mayor número de embarazos adolescentes después de Venezuela.

Según el Código Orgánico Integral Penal del Ecuador, las relaciones sexuales con menores de 14 años siempre son consideradas violaciones. A su vez, Unicef detalló que el 65% de los actores de este delito son parte del círculo cercano a las víctimas. Asimismo, 1 de cada 3 víctimas que decidieron contar lo que les pasó no fueron escuchadas.

Grupos feministas de Ecuador realizaron marchas y acciones para obtener el derecho al aborto en casos de violación. Crédito: RTVE.

Las modificaciones de la Ley

La primera disposición impugnada de la Ley de aborto por violación señala que la interrupción voluntaria del embarazo producto de violación se regirá por el principio de autonomía. Este exige el respeto de la autodeterminación de las personas, de acuerdo a su madurez y capacidad de consentir. En ese sentido, las mujeres que demandaron piden que se elimine esta última frase.

También queda suspendido en la norma el texto que menciona que una consideración fundamental será que las niñas y adolescentes sean escuchadas y tengan la capacidad de manifestar su opinión en todo momento. Lo que se demandó es que se cambie la palabra opinión por consentimiento.

Leyes vigentes

En marzo de este año Ecuador aprobó la despenalización del aborto en casos de violación. Anterior a esa fecha, cualquier mujer que quería interrumpir un embarazo debía hacerlo de manera clandestina y corría el riesgo de ir a prisión.

La normativa regula el acceso a este procedimiento en caso de violación hasta las 12 semanas de embarazo y hasta las 18 cuando se trate de niñas, indígenas y mujeres de áreas rurales. La norma fue aprobada con 75 votos a favor, 41 en contra y 14 abstenciones. 

Las activistas que lucharon por el derecho al aborto denunciaron que los límites de tiempo son restrictivos y obligan a las mujeres a continuar realizando prácticas ilegales. Crédito: Ruda GT.

El panorama en América del Norte y América del Sur

Durante los primeros días de junio, Estados Unidos derogó el derecho al aborto, lo que implicó un retroceso legal y el repudio de los colectivos feministas de toda la región. La Corte Suprema anuló el fallo del caso “Roe vs. Wade”, el cual desde 1973 establecía al aborto como un derecho constitucional de la mujer en todo el país. Ahora, los estados no están obligados a garantizar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

En el caso de Paraguay existen fuertes restricciones al respecto, con las normativas más conservadoras de la región. La práctica está penalizada en casi todas las circunstancias, salvo cuando la vida de la persona gestante está en peligro.

Las leyes en Brasil son similares en cuanto a la restricción casi absoluta para acceder a la práctica del aborto. Además, en el mes de mayo tuvo aprobación en la Comisión de la Mujer en la Cámara de Diputados un proyecto de Ley que otorga al niño por nacer la condición de fin en sí mismo y sujeto de derechos.

A pesar de los retrocesos, las feministas de los países americanos han logrado avances. Por ejemplo, en México el aborto es legal en todo el país para casos de violencia sexual y está despenalizado en nueve estados: Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo, Veracruz, Baja California, Colima, Sinaloa, Guerrero y Baja California Sur.

Por su parte, meses atrás, Colombia despenalizó la interrupción del embarazo. Esto es sin restricciones y hasta la semana 24 de gestación.

Notas Relacionadas