Jun 29, 2022 | Deportes

Racismo: tres hinchas de Boca fueron detenidos en San Pablo

Dos fueron aprehendidos tras emular gestos de simios mientras que otro hizo un saludo nazi de cara al público de Corinthians. Se repiten los casos de discriminación en el fútbol.
Anoche en el estadio del Corinthians de Brasil fueron detenidos tres hinchas xeneizes por hechos racistas. Crédito: Telam

Anoche en San Pablo, fueron detenidos tres hinchas de Boca tras el partido de Ida de los Octavos de Final de la Copa Libertadores que terminó con un empate en cero entre el Xeneize y Corinthians, en el estadio Neo Química Arena.

Dos de los tres demorados fueron captados realizando gestos similares a los de un simio frente al público brasilero mientras que el restante les dirigió un saludo nazi.

Los dos primeros, fueron imputados por el delito de injuria racial y tendrán la posibilidad de retomar la libertad tras el pago de una fianza de 4 mil dólares cada uno, según informó Télam.

El restante demorado, se lo imputó por el crimen de racismo, debido al gesto nazi que evocó. Esta persona no tendrá el beneficio de abonar una fianza debido a la mayor gravedad de sus actos.

Tras el partido, los detenidos fueron derivados hacia una cárcel de procesados sin condena en el barrio de Pinheiros. 

La causa dio inicio gracias a las grabaciones de la parcialidad local en la que tomaron registros de los actos racistas de los hinchas xeneizes.

Las denuncias fueron efectuadas en la comisaría del estadio, donde los hinchas de Corinthians entregaron los videos a la policía y al juzgado pertinente.

En tanto, un abogado defensor oficial actuó como representante legal de los detenidos y el personal del consulado argentino en San Pablo acompañó todos los procedimientos.

Si bien los argentinos detenidos eran seis, tres de ellos fueron liberados ante la falta de evidencias claras en lo que respecta a un comportamiento racista.

La discriminación racista estuvo presente en tres encuentros que disputaron Boca y Corinthians durante la presente edición de la Copa Libertadores. Crédito: Télam

Los recurrentes casos de discriminación en los estadios

Los hechos racistas en los estadios de fútbol no son una novedad, en especial cuando un equipo argentino enfrenta a un brasilero.

La historia entre Boca y Corinthians en Libertadores había tenido su primera parte el pasado 26 de abril, también en cancha del Timao, pero por la tercera jornada del Grupo E.

En aquella ocasión, también fue detenido un hincha visitante, por emular a un mono frente a los locales. El hincha argentino pagó una fianza de 600 dólares en esa oportunidad, y recuperó su libertad.

«Decidimos elevar la fianza porque esta Copa Libertadores se ha convertido en un escenario de injuria racial como hace mucho tiempo no se veía», le dijo a Télam, el comisario de Grandes Eventos de la Policía paulista, Cézar Saadi. La segunda parte de racismo no fue en el día de ayer, sino el 17 de mayo cuando Corinthians visitó La Bombonera por la fecha 5 de la Fase de Grupos. En caso, hinchas del club argentino reiteraron acciones racistas que derivaron en una multa de la Conmebol para con la institución de 100 mil dólares que, precisamente, debió abonar el lunes pasado.

No es problema de un club

Los actos racistas no se restringen a un club en particular, ni mucho menos al fútbol. Por ello, vale repasar otros recientes y similares casos.

El 13 de abril por Copa Libertadores, River venció en el Monumental a Fortaleza de Brasil por 2 a 0, en la segunda fecha del Grupo F.

Aquella noche, un hincha del local fue filmado mientras les hacía señas burlonas a la parcialidad brasileña para terminar por arrojarles una banana. El club debió pagar una multa de 30 mil dólares por el hecho de discriminación.

Dos de los tres detenidos tienen la opción de salir en libertad bajo una fianza de mil dólares. Crédito: Télam

El caso más reciente en el fútbol, tuvo lugar el pasado domingo por la quinta fecha de la Liga Profesional del ámbito local cuando Platense recibió a Sarmiento en Vicente López.

Sobre el final del encuentro que terminaría 0 a 0, desde la platea del calamar, bajaron insultos xenófobos contra el colombiano Harrinson Mancilla, quién salía reemplazado.

Esta situación provocó el repudio instantáneo de todo el banco de suplentes de Sarmiento, quiénes señalaron a los agresores para que los propios hinchas le pusieran límite al puñado de violentos.

El jugador colombiano se retiró llorando del campo de juego hacia los vestuarios en lo que fue un hecho más del flagelo xenófobo y racista por parte de la sociedad argentina.

Notas Relacionadas