May 26, 2022 | Cultura

“She-Hulk Verde y Soltera”: la persona detrás de la gigante

De la mano de Dan Slott y el argentino Juan Bobillo, Jennifer Walters descubre la importancia de ser humana antes de superhumana.
She-Hulk
Desde la portada, She-Hulk irrumpe con fuerza y elegancia, ya habrá lugar para la comedia dentro de las páginas. Crédito: Guión Dan Slott, arte de Juan Bobillo.

Siendo un personaje relativamente joven, La Salvaje She-Hulk fue creada por Stan Lee y John Buscema en 1980. John Byrne la revitalizó en 1989. En 2004, mientras Marvel pasaba épocas oscuras, Dan Slott llegó al título haciendo equipo con el argentino Juan Bobillo. Este dúo hizo énfasis en la mujer detrás de la gigante esmeralda en una comedia muy inteligente y efectiva.

Cuando Byrne relanzó el personaje, cambió “salvaje” por “sensacional”, adjetivo que cambió la perspectiva sobre el personaje. Además de mejorar las ventas desde el título, hizo que She-Hulk se comunicara directamente con el público lector. Rompía la cuarta pared. Slott y Bobillo le quitaron los innecesarios adjetivos

¿Quién es She-Hulk?

Jennifer Walters es una estudiosa mujer que llegó a convertirse en una gran abogada. Durante un accidente, necesita recibir un trasplante de sangre, y el único donante es su primo, Bruce Banner. El plasma que recibe irradia su cuerpo de rayos gama y al igual que Bruce, sufre una dramática transformación. Lo que la diferencia de Hulk, es que ella puede controlar los cambios.

She-Hulk disfruta serlo, y no se siente cómoda como Jennifer Walters, la abogada a la que muchos dejaron de lado, y nadie prestaba atención. Logró formar parte, tanto de los Fantastic Four, como de los Avengers. Ostentar el poder que trae ser incluida en esos grupos la puso en una posición de gran comodidad, algo que, gracias a Slott, no estaba destinado a durar.

En la actualidad su actitud de abuso respecto de sus privilegios como Avenger se le volverá en contra. En un día perderá un enorme caso, su empleo, y su habitación en la mansión de los Vengadores. Sin embargo, una prestigiosa firma de abogados buscará emplearla, con la condición de que deje de transformarse en She-Hulk.

She-Hulk
El metalenguaje en homenaje a Byrne es completamente funcional al desarrollo de la historia. Crédito: Guión Dan Slott, arte de Juan Bobillo.

Con base en la condición superhumana

La propuesta es la siguiente: Jennifer Walters deberá ocuparse de una nueva rama legal que no tiene precedentes: los superhumanos. Jen deberá ejercer derecho para defender a clientes que tienen habilidades. De hecho, Slott astutamente escribe al primero, un tal “Danger Man” como alguien que quiere demandar a la empresa Roxxon por haberle dado poderes.

Jennifer no entiende por qué una historia de origen podría ser motivo de una demanda, pero deberá tomar el caso. Los conflictos que irá resolviendo le ayudarán a valorarse a sí misma como persona, aunque su cinismo es difícil que desaparezca por completo.

Slott hace un homenaje al metalenguaje que instauró John Byrne en la biblioteca del edificio donde Jen trabaja. Ya que está lidiando con Super-Héroes, villanos y seres accidentados, todo el material documentado estará en forma de cómics. De esta forma, el guionista encuentra un meta recurso que además permitirá que los fans reconozcan el material que la abogada utiliza.

Entre los casos que abarcan los primeros números, se suman el de la nieta de uno de los titulares de la firma de abogados, y uno muy especial. Slott tuvo el atrevimiento de hacer que Spider-Man le inicie una demanda legal a J. Jonah Jameson por calumnias e injurias. Un movimiento que tuvo un resultado impresionante.

She-Hulk
Las transiciones permiten ver la fluidez del carácter de Jennifer. Crédito: Guión Dan Slott, arte de Juan Bobillo.

Un diseño simple pero muy efectivo

El argentino Juan Tomás Bobillo fue el que ilustró la mayor parte de esta etapa. Con sus diseños simples, logra, con la menor cantidad de detalles en las caras, conseguir transmitir con una fuerza arrolladora. El rostro de Jen cambia con apenas micro muecas que se detectan al vuelo, de forma que el lector comprenda qué está sucediendo.

Bobillo tiene un estilo muy característico que permite imprimir la personalidad irreverente de Jen. Su trazo sirve de manera fantástica al tono que Slott imprime en el guión.

Trailer oficial de «She-Hulk»: Defensora de Héroes. Crédito: Canal Oficial de Disney+.

Más allá de los cameos, la ligereza y el humor. Esta etapa del personaje busca consolidar dos personalidades que, si bien Jen controla a voluntad, tienen un abismo entre ellas. La facilidad nunca es el camino, y aquí She-Hulk deberá dedicarse más a ser heroína. La abogada no necesita de dos metros y medio de altura y una cantidad enorme de músculo para ganar sus casos.

She-Hulk: Verde y Soltera vio sus primeros seis números en Argentina, recopilados en el tomo #30 de la colección de novelas gráficas de Salvat. Además, este año la prima de Hulk llegará por primera vez a las pantallas en una serie en acción real de Marvel Studios. La serie se estrenará en agosto vía Disney Plus protagonizada por Tatiana Maslany.

Notas Relacionadas