May 13, 2022 | Actualidades

Elon Musk puso en suspenso la compra de Twitter

Luego de ofrecer 44 mil millones de dólares por la red social, el empresario dijo que el contrato se encuentra detenido. A raíz de este anuncio, se desplomaron las acciones en Wall Street.
Elon Musk puso en suspenso el contrato por la compra total de Twitter y se derrumbaron las acciones del grupo en Wall Street. Crédito: Joe Skipper Reuters.

Hace unas semanas, el empresario y dueño de Tesla, Elon Musk, decidió comprar la conocida plataforma social. Sin embargo, hace unas horas se dio a conocer que puso en suspenso la compra de Twitter por 44 mil millones de dólares. Como consecuencia, las acciones se desplomaron en Wall Street.

El hombre considerado más rico del mundo anunció a través de sus redes sociales: “El acuerdo sobre Twitter queda en suspenso de manera temporal”. Uno de los reclamos de Musk es la erradicación de cuentas falsas y la transparencia de les usuaries; esta es ahora la cuestión central para la compra de la red social. 

Twitter es una de las redes sociales que, desde sus comienzos, tuvo problemas. ¿Por qué? Sus creadores (Jack Dorsey; Biz Stone y Evan Williams) se peleaban por tener el crédito de la idea. Luego de esto, comenzó a tener ganancias diez años después de su creación. Durante la pandemia, también se desvalorizó porque otras redes sociales tuvieron su boom. En otras palabras, la empresa siempre sobrevivió a estas cuestiones.

Musk puso en suspenso la compra de Twitter: ¿cuál es el futuro de la plataforma? 

El mes pasado, el multimillonario, dueño de Tesla compró un 9,2% de Twitter; por esta compra, la empresa le ofreció a Elon la posibilidad de formar parte de la junta ejecutiva, la cual rechazó. Unas semanas después, el empresario decidió ir por todo: ofreció 44 millones de dólares por la totalidad de la empresa. 

Su anuncio de manera repentina hizo que la red social se desvalorizara aún más. Las acciones del grupo cayeron un 20% antes de la apertura de la bolsa en Wall Street, lo cual lo sitúa muy por debajo de los 54,2 dólares por acción ofrecidos por Musk. 

“El acuerdo sobre Twitter queda en suspenso de manera temporal”, anunció Musk en su cuenta de Twitter. Crédito: Kacper Rempel Reuters.

Por qué a Elon Musk le preocupan las cuentas falsas

Hacer negocios con el hombre más rico del mundo resultó ser un dolor de cabeza. Según Musk, está “a la espera de detalles que respaldan el cálculo de que las cuentas falsas/spam de verdad representan menos del 5% de los usuarios”. 

Pero ¿por qué  Musk quiere Twitter? Como él mismo dijo, les influencers casi no tuitean, ya que otras redes como Instagram o TikTok son la tendencia. Sin embargo, Twitter tiene la característica de ser un canal de información: funciona como medio de comunicación al alcance de todo el mundo y con una inmediatez que no tiene ninguna otra red social. 

Luego de que las acciones llegaran a caer hasta un 25% antes de la apertura de la bolsa, Elon volvió a tuitear al respecto: “Todavía comprometido con la compra”. Sin embargo, el valor de la empresa quedó en un 10% abajo.

El magnate pide analizar la cantidad de cuentas falsas que existen en la actualidad: “A la espera de detalles que respaldan el cálculo de que las cuentas falsas/spam de verdad representan menos del 5% de los usuarios”. Crédito: Dado Ruvic Reuters.

Con respecto a esto, algunes analistas especulan con la posibilidad de que el magnate utilice como argumento que no todes les usuaries que registra Twitter son cuentas reales y activas por lo cual trataría de bajarle el precio. 

Aunque, no está solo en todo esto, Musk comunicó a la Comisión de Valores y Bolsa (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, una lista de 19 inversores que participarán en la compra junto a él. Entre esos nombres, figuran magnates como Larry Ellison; el príncipe saudí Al Waleed Bin Talal y hasta la plataforma de criptomonedas Binance

El dueño de Tesla y PayPal ya tuvo consecuencias por sus idas y vueltas. Por ejemplo, cuando anunció una posible recompra de acciones de Tesla que nunca se llevó a cabo, tuvo que pagar una multa. Ahora, les reguladores lo tienen bajo la lupa por dar marcha atrás con la significativa compra de una empresa como Twitter. 

Notas Relacionadas