Abr 24, 2022 | Política

Juntos por el Cambio se reordena para contener el crecimiento de Milei

De cara a las elecciones presidenciales, la oposición aún no definió una estrategia para neutralizar políticamente al candidato de la Libertad Avanza, quien tiene una imagen positiva del 42%.
Milei
Milei en Parque Lezama, en un acto de La Libertad Avanza, en el marco de las PASO legislativas de 2021. Con el 17% de los votos en CABA, representa un gran problema para el PRO. Créditos: kiratas.com

Javier Milei, referente de la colación La Libertad Avanza, crece de forma explosiva a escala nacional. Muchas personas asociaron su gran desempeño en las legislativas a un fenómeno porteño. Ahora se apuran por definir una estrategia para que no represente una amenaza, ni siquiera un inconveniente, en relación a las elecciones de 2023.

Hijo de la decadencia

A través de la capitalización del descontento social y del descrédito en la dirigencia tradicional, el ascenso de Javier Milei expresa la resignación de ciertos sectores. Desde el 2010 en adelante, estos grupos son testigos de los sucesivos fracasos económicos del Frente para la Victoria, Cambiemos y el Frente de Todos

Si la situación actual de deterioro se profundiza, Milei podría escalar aún más. Y, de esa manera, meterse de lleno en la disputa electoral que comienza en doce meses. Con un crecimiento a expensas del fracaso de la actual gestión nacional, el libertario no descuida su discurso contra la “casta” y cruza continuamente a funcionarios de Juntos por el Cambio.

Milei
Almuerzo de expresidentes en la residencia que Trump tiene en el club de golf Mar-a-Lago, ubicado en Palm Beach, estado de Florida. Créditos: infocielo.com

Juntos por el Cambio se agazapa

Ante la escalada de Milei y la proximidad con la campaña electoral de 2023, Juntos por el Cambio mueve sus fichas para garantizar la mayor competitividad posible. Como de costumbre, cuando la fuerza política se dispersa, reaparece Mauricio Macri, el conductor del espacio. En una gira por Estados Unidos, Macri sacudió las redes sociales con una fotografía junto al expresidente Donald Trump

Macri y Patricia Bullrich, alfiles de los intereses norteamericanos en Argentina, realizaron por separado su gira en Estados Unidos. Lo hicieron con una agenda diversa: criptomonedas, universidades, premios Nobel, banqueros y funcionarios. El objetivo es claro: resaltar que el interlocutor del Departamento de Estado y el discurso del “mundo libre” en un momento de reordenamiento geopolítico, es propiedad del PRO.

Asimismo, Horacio Rodríguez Larreta, quien quiso desembarcar en la Provincia de Buenos Aires en 2021 de la mano de Diego Santilli, también reorganiza su proyección. Sin abandonar la ambición de dar el salto nacional, el jefe de Gobierno porteño toma nota del crecimiento de Milei. De esta forma, parece correrse de su discurso demócrata-progresista. La semana pasada, pidió que le quiten los planes sociales a quienes cortan las calles, en relación a los piquetes sobre la avenida 9 de julio.

Milei
De vocación dialoguista y aspiración presidencial, Larreta retoma una posición agresiva para no perder terreno ante el avance libertario en su propio distrito y a escala nacional. Créditos: buenosaires.gob.ar

De cara al 2023

Cuando el peronismo ganó en 2019, las chances de recuperar legitimidad e iniciativa política por parte del macrismo parecían nulas. Sin embargo, los errores de la gestión de Alberto Fernández y las internas en el Frente de Todos le dan margen política a una fuerza que entre 2015 y 2019 fracasó rotundamente. Con la victoria legislativa de 2021, Juntos por el Cambio ratifica su volumen electoral y competitividad política. Sin embargo, Milei aparece como una amenaza que debilita sus chances. 

En este sentido, Juntos por el Cambio busca sumar socios provinciales para consolidarse en el interior. Espacio que, un kirchnerismo cada vez más necesitado del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), parece resignar. Si el radicalismo les ofreció una plataforma territorial que desde 2015 que se ha mantenido, el PRO busca candidatos que encuadren a su base social en una síntesis política. Córdoba, terreno que Macri apadrinó hace muchos años, parece ser el escenario de disputa. 

El PRO apunta a sumar a su estrategia electoral al gobernador cordobés, Juan Schiaretti. De gran popularidad en su provincia, Schiaretti no se resigna y quiere apostar una vez más a “la vereda del medio”. Sin embargo, desde Juntos por el Cambio creen tener chances reales de incorporarlo a partir de ciertos acuerdos en su provincia que le darían más chances. Esta es una realidad compleja si se considera  el gran desempeño de Luis Juez en 2021. 

Por último, el plan para neutralizar a Milei aún no está definido. Por un lado, los halcones del PRO quieren incorporarlo en una interna o incluso en el tándem presidencial. Los moderados, conducidos por Larreta, aún lo miran con recelo. Sobre todo por la disputa concreta que aún tienen en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). 
Asimismo, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica quieren mantenerlo lejos porque entienden que la presencia de Milei resentiría la vocación demócrata y republicana de Juntos por el Cambio. Al respecto, Gerardo Morales declaró que representa “un salto al vacío del país”.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto