Salta: el terricidio y el chineo serán los ejes del Parlamento Plurinacional de Mujeres Indígenas

De cara al 3er encuentro, Nota al Pie entrevistó a PauMer Thañiq Yuyay Alvarado Mamani, integrante del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir, quien contó la lucha y los objetivos de la organización.
Parlamento Plurinacional de Mujeres Indígenas
Desde su consolidación, el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir ha participado de foros, realizó campañas e intervenciones públicas como caminatas y talleres. Créditos: Instagram Mujeres Indígenas

El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir denuncia el terricidio y lucha contra prácticas de abuso como el chineo. De cara al encuentro que realizarán en Salta, Nota al Pie dialogó con la abogada e integrante del movimiento, PauMer Thañiq Yuyay Alvarado Mamani, quien manifestó la importancia de la lucha que llevan a cabo.

En los próximos 22, 23 y 24 de mayo, en la ciudad de Salta se realizará el Tercer Parlamento Plurinacional. Además, el 25 del mismo mes tendrá lugar la Asamblea Plurinacional contra el Terricidio. La convocatoria es para mujeres indígenas y se buscará dialogar, debatir y compartir en torno a ejes temáticos como el terricidio y el chineo. 

Un espacio de acompañamiento

Una de las organizadoras del evento, PauMer Thañiq Yuyay Alvarado Mamani, explicó que el Parlamento “es la forma en la que hablamos las mujeres indígenas: en una realidad horizontal, en tomar la palabra en armonía, contar nuestras situaciones”. 

Asimismo, en el encuentro se realizarán talleres. “En mi caso, soy abogada y hago un taller de derecho”, señaló PauMer Thañiq Yuyay Alvarado Mamani. Además, anticipó que habrá otros de artesanías y “de los distintos saberes que tengan las hermanas”.

El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir

Consolidado en el 2013, el movimiento busca visibilizar y luchar por los derechos de las mujeres de los pueblos indígenas. “Es un movimiento súper amplio”, señaló la abogada y explicó que “hoy está integrado por distintas comunidades que pertenecen a los 41 pueblos de las distintas naciones del Estado argentino”. 

PauMer Thañiq Yuyay Alvarado Mamani  expresó que, por un lado, se trata de “un espacio de cuidados entre mujeres indígenas” y, por otro, también de denuncia de distintas situaciones de violencia de género en distintos ámbitos. El acompañamiento, señala la militante, juega un rol fundamental en el movimiento.

Parlamento Plurinacional de Mujeres Indígenas
Luego del 1er Parlamento de Mujeres Originarias, el movimiento impulsó la campaña #NosQueremosPlurinacional, a partir de la cual lograron cambiarle el nombre al histórico Encuentro Nacional de Mujeres. Créditos: TeleSisa

Cuando se le consultó en torno a la situación de los pueblos indígenas, PauMer explicó que la violación de los derechos humanos es sistemática. Y precisó: “en primer lugar, la autodeterminación y los derechos territoriales”. En este sentido, desde el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir ha dado a conocer el concepto de ‘’terricidio’’, “que resume lo que está pasando”, señaló la abogada.

Terricidio, el exterminio de todo

El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir llama ‘’terricidio’’ al asesinato de los ecosistemas tangibles, de los pueblos que lo habitan y  de “todas las fuerzas que regulan la vida en la tierra, a lo que llamamos ecosistema perceptible”. Según explican, el terricidio “es el exterminio sistemático de todas las formas de vida” y representa la “síntesis del genocidio, epistemicidio, ecocidio, feminicidio, transfeminicidio y travesticidio”.

Desde el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir señalan que los terricidas son las corporaciones extractivistas, empresas y los Estados Nación del mundo. “Todos ellos son cómplices de este sistema de muerte”, precisan las integrantes. Es por eso que reclaman el juicio y la condena a los responsables y exigen que esta práctica sea considerada como un crimen de lesa humanidad.

El chineo no es cultura, es un crimen

Se conoce como ‘’chineo’’ a la violación de niñes indígenas de 8 a 10 años por parte de varones criollos con cierto poder económico y social. Se trata de una práctica colonial de abuso sexual que se realiza con impunidad a partir de ser abordada como “costumbre cultural”.

Parlamento Plurinacional de Mujeres Indígenas
El chineo es una práctica colonial y patriarcal de abuso sexual a niñes indígenas. Créditos: Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir

Desde el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir realizan una campaña en contra del chineo. Bajo el lema: “No es cultura, es un crimen”, denuncian este tipo de abusos y luchan por que se termine. En adición, reclaman por una condena inmediata para los abusadores y justicia para les niñes.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto