Feb 19, 2022 | Sociedad

Donar órganos salva vidas

Nota al Pie dialogó con Adriana Vetere, fundadora y tesorera de Fundación Continuar Vida.
Obelisco de verde
El 30 de mayo se eligió en honor al nacimiento del hijo de la primera paciente que dio a luz tras recibir un trasplante. Créditos: Buenos Aires Ciudad.

La donación implica el trasplante de un órgano o tejido de una persona a otra. Hace años, le donante completaba un formulario para hacerlo, pero ahora todo cambió. Tras el caso de Justina Lo Cane en 2018, ahora todes son donantes a menos que indiquen lo contrario. La fundación Continuar Vida, junto a otros organismos como Incucai, conmemoran el 30 de mayo en el Obelisco el Día Nacional de la Donación.

Adriana Vetere, fundadora de Continuar Vida, expuso su mirada y narró cuál es su rol. Para ella, donar implica la posibilidad de prolongar la vida de otra persona. De aquí nace el lema de la fundación que surgió en 2014.

«Yo elijo prolongar mi vida en alguien más, elijo continuar vida», es la frase que resuena en toda la organización. El trabajo de miles de personas como Adriana permite que, año a año, haya más ablaciones. De acuerdo con los últimos registros entregados por Incucai, se realizaron 3.181 donaciones, entre órganos y córneas. Esto implica un 40% más que en 2020.

En esta línea trabaja la fundación. Pretenden incrementar y acelerar los procesos de trasplantes. Para ello, buscan concientizar sobre la importancia de hacerlo y se posicionan en la búsqueda de empatizar con el otro. “La donación de órganos es un acto muy altruista porque das algo para que otro que no conoces tenga la chance de vivir o mejorar su calidad de vida”, concluyó Vetere.

La metodología de trabajo inicia con el diagnóstico de un médico, quien evalúa la necesidad, o no, de recibir un trasplante. Luego, le paciente ingresa a lista de espera y se indica el nivel de urgencia en la recepción de éste. Por último, se analiza la compatibilidad entre ambos y, en caso de ser negativo, se busca otre posible receptore para realizar la ablación. 

Camara de Diputados aprueba Ley Justina
La Ley define al Incucai como organismo de aplicación de la norma bajo tutela del Ministerio de Salud y Desarrollo Social. Créditos: Cámara de Diputados.

Ley Justina

Es una reglamentación que entró en vigencia en enero de 2019. Sin embargo, la Ley N° 27.447 fue sancionada el 26 de julio de 2018, en homenaje a Justina Lo Cane. El proyecto nació a partir de la campaña liderada por su padre, Ezequiel Lo Cane, conocida como “Multiplicate x Siete”. ¿Por qué el número? Cuando una persona fallece puede donar órganos que salvarán hasta siete vidas más.

La misma establece que «toda persona mayor de 18 años es donante de órganos o tejidos, salvo que exprese lo contrario». Con esta decisión, ya no resulta necesario inscribirse para poder donar.

De esta forma, la ley aceleró y facilitó los pasos previos para realizar las ablaciones y posteriores trasplantes. Por esta razón, Vetere se mostró muy contenta ante la sanción de la Ley Justina: “Nos alegró que se haya logrado”. Asimismo, añadió que “articuló todo lo necesario para que sea más efectivo y transparente, que es lo primordial dentro de este tipo de actividades”. 

Así fue como en 2018 el Incucai realizó 701 donaciones y trasplantó a 1681 personas. Además, en el mes de aprobación de la ley, se registraron 88 ablaciones. Tras la sanción de ésta, se produjo un crecimiento de trasplantes respecto al año anterior y, según el Instituto, se registró una marca histórica. Esto expone el gran impacto que generó porque, de acuerdo con la fundadora de Continuar Vida, fue “positivo que la ley no fuera ignorada”.

Una reglamentación como esta implica, también, el conocimiento en términos masivos y la apertura al debate en otros escenarios de la vida cotidiana. “Esto ayuda a que la población le preste más atención a este tema, hable en la mesa o se replantee dialogar sobre la donación. La sanción de la ley definitivamente es positiva”, aseveró Vetere. 

Fundacion ContinuarVida
Continuar Vida acompaña a les pacientes en el Hospital Juan Pedro Garrahan. Créditos: Facebook Fundación Continuar Vida.

¿Cuál es el rol de la fundación Continuar Vida?

La organización surgió hace 8 años con la premisa de ayudar y acompañar a las personas que reciban un trasplante. La Institución también busca concientizar a la sociedad con el objetivo de convocar a donar órganos y médula ósea. También es un espacio de apoyo emocional y contención para las familias.

“Desde nuestro lugar ayudamos a la mayor cantidad de pacientes. Desde organizar colectas de sangre, hasta promover la donación”, afirmó Vetere. La presencia de la institución es constante y cercana a las personas en lista de espera. La entrevistada describe el rol de la fundación, que brinda bolsones de comida, cargas telefónicas y hasta abona noches de hotel. El objetivo es siempre acompañar y contener al entorno del receptor del órgano.

Al inicio, surgió como un grupo de Facebook  bajo el nombre de “La pandilla continua…El capitán es su vigía” y, luego, como “Solidaridad material”. Años más tarde, se creó la Continuar Vida, compuesta por Claudio Rizzuto, fundador y presidente, Adriana Vetere, fundadora y tesorera, y Lucía Kwist, secretaria general. “Hoy somos una fundación sin fines de lucro que también da abrazos y contención, que por más mínimo que parezca, es lo más importante”, cerró.

Cada 30 de mayo desde 1997, se conmemora el Día Nacional de la Donación de Órganos. La premisa es celebrar por las vidas prolongadas y concientizar sobre la importancia de un trasplante. “Para nosotros es muy especial y significativo. Siempre, en la medida de lo posible, tratamos de celebrarlo. Intento hacer todo lo posible porque amo la fundación”, reconoció Vetere. Por ello, siempre es relevante pensar en el otro porque donar órganos, salva vidas.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto