Ene 16, 2022 | Derechos Humanos

Por primera vez la eutanasia es legal para pacientes no terminales en Colombia

Tras meses de lucha, Martha Sepúlveda y Víctor Escobar consiguieron sus muertes dignas.
Epígrafe: Martha Sepúlveda y Víctor Escobar se convirtieron en los últimos días en los dos primeros pacientes no terminales en Colombia que accedieron al derecho de eutanasia. Crédito: Andina

Días atrás Martha Sepúlveda y Víctor Escobar se convirtieron en pacientes no terminales que accedieron al derecho a la eutanasia en Colombia por primera vez. Martha padecía esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y Víctor sufría una enfermedad pulmonar (EPOC) y fibrosis. 

Las dos personas pudieron cumplir su voluntad luego de que la Corte Constitucional colombiana emitió una sentencia en julio pasado que eliminó el requisito fundamental: padecer una enfermedad terminal. Previamente, la misma autoridad había despenalizado la eutanasia en 1997.

Bajo la nueva reglamentación, toda persona con “un intenso sufrimiento físico o psíquico, proveniente de lesión corporal o enfermedad grave e incurable” puede solicitar la eutanasia en Colombia.

Sepúlveda iba a morir por voluntad propia inicialmente el 10 de octubre de 2021, pero el procedimiento fue cancelado. Crédito: Actualidad RT

La lucha por una muerte digna

Por su parte, tras dos años de una intensa batalla legal, Víctor Escobar se convirtió en el primer paciente no terminal en Latinoamérica en recibir la eutanasia. Así lo informó en su cuenta de Twitter el abogado de Escobar, Luis Giraldo Montenegro.

Escobar había solicitado en dos oportunidades la eutanasia, la primera vez en 2020, pero un comité científico realizó una evaluación del caso y se la negó por no ser un paciente terminal. Finalmente, en diciembre de 2021, el juzgado 17 Civil del Circuito de Cali autorizó el procedimiento.

Poco antes de someterse al procedimiento, Víctor afirmó en una entrevista a la cadena de noticias RCN que “deberían ponerse la mano en el corazón y ver el sufrimiento de cada paciente no terminal, paciente degenerativo como yo, y el derecho a someterse a una muerte digna”. 

El 7 de enero, el hombre de 60 años celebró que ganó una batalla legal de más de dos años para descansar de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica que le impedía respirar por sus propios medios. Su abogado informó que Escobar decidió donar sus órganos funcionales.

Por su parte, el sábado 8 de enero, Martha Sepúlveda también se sometió al procedimiento de eutanasia en el IPS Incodol en Medellín. Así lo dispuso un juez el pasado 27 de octubre, según informó en un comunicado la organización DescLab, que promueve los derechos humanos y el derecho a la muerte asistida en Colombia.

Sepúlveda iba a morir por voluntad propia inicialmente el 10 de octubre de 2021, pero el procedimiento fue cancelado por el IDC de Medellín. El argumento fue que la paciente no cumplía con el criterio “de terminalidad como se consideró en el primer comité”.

Colombia despenalizó la eutanasia en 1997 y en julio pasado eliminó el requisito de padecer una enfermedad terminal. Crédito: Revista semana

Eutanasia en el mundo

Además de Colombia, hay otros seis países en el mundo donde es legal la eutanasia; ellos son España, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Canadá y Nueva Zelanda.

En otros lugares, aunque la eutanasia directa o activa está prohibida, existen regulaciones que permiten otras formas de «muerte compasiva». Como por ejemplo, el suicidio asistido, en el que el personal de salud entrega los medicamentos para terminar su vida al paciente, que debe tomarlos por sí mismo.

Esta práctica es legal en Alemania, Suiza, el estado australiano de Victoria y en los estados estadounidenses de California, Colorado, Hawái, Maine, Nueva Jersey, Oregón, Vermont y Washington y también en el Distrito de Columbia.

Con la excepción de Colombia, donde todavía existen muchas lagunas legales y técnicas para su aplicación, la eutanasia directa está prohibida en la totalidad de países de América Latina.

Notas Relacionadas