Dic 18, 2021 | Sociedad

Equinoterapia: “Manejar las riendas de la vida”(Parte 2)

Segunda parte de la entrevista al director del Centro de Equinoterapia para Personas con Discapacidad y Carenciadas (CEDICA), Alejandro Zengotita.

1 cedica
Uno de los beneficios es la mejora de la autoestima de las personas. Créditos:  CEDICA

En una edición anterior, Nota al Pie informaba que el Centro de Equitación para personas con discapacidad Carenciadas (CEDICA) cumplía 27 años. Desde la organización se encargan de criar caballos para la terapia. Para ello, tienen una escuela de equitación convencional, a través de la cual pueden subvencionar becas para personas con discapacidad o de bajos recursos, que no pueden acceder a este tipo de tratamiento. 

Para conocer más sobre esta institución, Nota al Pie entrevistó a su director, Alejando Zengotita.

-¿Cuáles son las mejoras en quienes realizan esta actividad?

-Mejoras hay muchísimas, en general. La primera mejora tiene que ver con el manejo de la autoestima porque una persona con discapacidad, en el momento que nace, empieza a recibir muchas veces inputs negativos: «Y pobrecito, no va a poder, no le va a salir, no va a aprender…»

Nosotros tuvimos un caso de una mamá que nos contó que a su hijo, cuando lo llevó a la escuela primaria, una maestra le dijo: ¿para qué se toma el trabajo de traerlo todos los días si él no va a poder, un chico con una patología muy severa que no tenía lenguaje oral. 

Hace unos meses se recibió de licenciado en letras en la Universidad Nacional de La Plata. Imagínense si esa mamá le hubiera hecho caso a la maestra, ese chico a lo mejor hubiera permanecido en el ostracismo. La perseverancia de los padres y la ayuda de las organizaciones hacen que esos chicos tengan un futuro completamente diferente.

Las personas que no pueden caminar, por ejemplo, con parálisis cerebral, que nunca caminaron en su vida, cuando las montamos el caballo reproduce el patrón de marcha de las personas. Nos hacen en nuestro cuerpo hacer los mismos movimientos óseo musculares articulares, que nuestro cuerpo haría si camináramos por nuestros propios medios. 

Reinscribe en el cerebro de esa persona, un movimiento, una sensación que nunca vivió porque nunca caminó. Entonces, ayuda a empezar a trabajar cuestiones de coordinación, coordinación óculo manual, el aparato osteo-músculo articular. O sea, simular el movimiento en personas que no lo tuvieron nunca o que lo han ido perdiendo 

Es un proveedor de movimiento. No se ha inventado ninguna máquina de gimnasio que pueda reproducir el patrón de marcha del humano, todo al mismo tiempo.

Qué importante es cambiar el abordaje y la mirada y cuestionar los prejuicios y etiquetas que se tienen...

-Yo siempre cuento una anécdota que me tocó muy de cerca, porque soy profesor de equitación y, además, me dedico hace 30 años al diseño, control de políticas públicas,  para todos los temas sociales y, sobre todo, para poblaciones muy vulnerables. 

De hecho, pudimos hacer que la terapia con caballos sea una política pública dentro del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Y creamos un programa de actividades ecuestres para personas con discapacidad que funciona desde 1997 en la dirección de discapacidad del Ministerio de Desarrollo de la comunidad de la provincia; que se fue difundiendo poco a poco en varios municipios de la provincia y del país. 

Esta anécdota que yo cuento tiene que ver con dos hermanos que venían. El menor que tenía discapacidad, una parálisis cerebral, no podía caminar. El hermano mayor era hiperactivo y jugaba a la pelota, interrumpía las clases a veces.  Un día, le digo a nuestro alumno: ¿por qué no lo invitas a tu hermano a que monte un ratito a caballo con vos? (Él sentía cierto bullying por parte del hermano mayor que le hacía notar que no podía hacer nada, no podía correr, jugar, etc.)

Cuando el menor le pregunta al hermano mayor si quería montar con él a caballo, este mostró que les tenía miedo a los caballos y no quería ni acercarse.  Finalmente, después de varios intentos, logramos montarlos juntos en el mismo caballo y el hermano más chico con discapacidad llevó a hacer un paseíto a su hermano mayor sin discapacidad. La mamá nos contó cómo cambió la relación entre ellos porque el más grande pudo comprobar que su hermano menor hacía cosas que él no podía hacer, como manejar un caballo que es un monstruo de 400 kg. 

4
Se realiza un trabajo en conjunto con profesionales y la familia de las personas que asisten al tratamiento. Créditos: CEDICA. 

Qué emocionante

-Otra anécdota que a mí me encanta contar es una vez nos vino a ver una trabajadora social para decirnos si podíamos tomar a un chico que estaba internado en el hogar porque los padres estaban detenidos en una unidad penitenciaria. El chico no tenía discapacidad pero tenía una apatía generalizada, como que ya no tenía ganas de nada, pero le gustaban mucho los caballos. Entonces empezó a montar, a hacer equitación convencional conmigo. Yo estaba haciendo el amanse de abajo de una yegua nueva y él fue mi ayudante en ese proceso. La trabajadora social, lo más lindo que me dijo fue: «recuperó la sonrisa».

Después, otro chico que le faltaba poquito para terminar su séptimo grado pero no quería estudiar, estaba negado. Entonces diseñamos textos basados todos en temas de caballos: textos de historia, geografía, matemáticas.  Y él aprendió con esos textos y después fue, rindió los exámenes y terminó su séptimo grado. Después lo incentivamos para que siguiera la secundaria en la escuela agro técnica porque le dijimos que iba a aprender cosas del campo y de caballos…Y así recuperó el gusto y el placer de poder estudiar.

¿Además realizan cursos ?

En Argentina hay 5 millones y medio de personas con discapacidad y tiene 2400 municipios, solamente en 300 municipios hay un centro de terapias. Entonces, nosotros hace 15 años comenzamos a dar cursos de formación profesional para formar recursos humanos para que se puedan crear nuevos centros en otras ciudades, pueblos y se puedan ir paulatinamente atendiendo más personas. 

Y dentro de las pocas cosas buenas que dejó la pandemia, en el 2020 virtualizamos nuestros cursos, los damos por la plataforma zoom. Es un curso anual que empieza en marzo hasta diciembre y hemos podido capacitar casi 200 personas de 9 países latinoamericanos, una de España y una de Alemania. Incluso en el mes de febrero, vamos a entregar los diplomas de graduación de la cohorte 2021 en la Cámara de Diputados de la Provincia, porque vamos a hacer una ceremonia dual: presencial y virtual.

Hay que formar más recursos para que, con profesionales formados, se puedan armar nuevas instituciones y poder atender más personas con discapacidad en la Argentina. Porque hoy solo estamos atendiendo menos de 20 mil en todo el país. Si quisiéramos atender solo el 10 % tendríamos que estar atendiendo 550 mil. La consigna es multiplicar las instituciones. 

2 cedica 2
“El caballo es un proveedor de movimiento, no se ha inventado ninguna máquina de gimnasio que pueda reproducir el patrón de marcha del humano, todo al mismo tiempo”, destaca Zengotita. Créditos: CEDICA

¿Cómo son las capacitaciones?

CEDICA organiza capacitaciones para toda América Latina. Por ejemplo “Cursos en terapias y actividades asistidas con caballos” que Inicia en marzo de 2022.  Con el objetivo de profesionalizar en materia de Terapias con Caballos/Equinoterapia y en el desarrollo de trabajos específicos para la gestión de un Centro de TACAs que fomente la excelencia y la mejora continua.

Se capacita en tres  áreas:  Ecuestre, de Salud y Educación y de Gestión. Cuenta con un cuerpo de profesores de Argentina, España, México, Reino Unido, Bolivia, Ecuador, Colombia y Uruguay. Para más información contactar sus redes sociales o por mail a equitacionparatodos@gmail.com

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto