Nov 25, 2021 | Cultura

Presentan el libro ¿Quién le debe a quién? Ensayos transnacionales de desobediencia financiera

El libro "¿Quién le debe a quién?compilado por Silvia Federici, Luci Cavallero y Verónica Gago; se presenta con la presencia de las referentes feministas Marta Dillon, Lucía Portos y Candelaria Botto.

El libro ¿Quién le debe a quién? compila  experiencias internacionales  de “desobediencia financiera”. Créditos: Tinta Limón. 

Se presenta este viernes 26/11 a las 17:30 el libro «¿Quién le debe a quién? Ensayos transnacionales de desobediencia financiera”, de Editorial Tinta Limón, compilado por Silvia Federici, Luci Cavallero y Verónica Gago.

Participarán de la presentación las referentes feministas Marta Dillon, Lucía Portos y Candelaria Botto. La actividad  se puede seguir a través del canal de Youtube de la  Fundación Rosa Luxemburgo  que apoyó la publicación. 

La iniciativa se daen el marco de las distintas acciones feministas contras las violencias, volvemos a poner el eje en las violencias económicas para discutir el impacto del endeudamiento externo  y doméstico en nuestras vidas”, según describen les organizadores.

Nota al Pie dialogó con una de las editoras, la licenciada en sociología e investigadora de la Universidad de Buenos Aires, Luci Cavallero sobre las experiencias que compila el libro. 

Verónica Gago y  Luci Cavallero. Créditos: Karl Mancini.

¿De qué se trata este libro?

¿Quién le debe a quién? es un libro que editamos junto a Verónica Gago y Silvia Federici, que reúne experiencias de organización contra la deuda alrededor del mundo, cuando hablamos de deuda, hablamos no solamente de deuda externa; sino también de las deudas domésticas, de las deudas privadas, de las deudas que toman las familias. 

El libro entonces trata de pensar esta cuestión, este problema casi global que es el endeudamiento de las familias, cada vez, incluso destinado a vivir; que aparece para satisfacer bienes y servicios básicos y qué significa vivir endeudados y endeudadas cuando antes podíamos acceder a servicios públicos o a ciertos bienes y servicios sin necesidad de endeudarnos.

Esto es algo que se incrementó durante la pandemia en todo el mundo donde frente a la idea o a la aparente suspensión de las actividades; sin embargo el capital financiero no se detuvo sino más bien se lanzó a colonizar cada vez más hogares y en ese sentido el libro trata de pensar qué significa confrontar políticamente el endeudamiento de las familias cuando ese endeudamiento es para vivir.

Video: canal Youtube Tinta Limón.


¿Nos podrías contar sobre su construcción «colectiva»? y ¿Quiénes participaron?

En este libro reunimos experiencias de confrontación y nosotras decimos de «desobediencia financiera» de colectivos de Puerto Rico, unas compañeras de la Colectiva Feminista en Construcción que se organizaron para luchar contra el endeudamiento externo y contra el Fondo Monetario desde el feminismo en Puerto Rico; reunimos también textos de Inquilinos agrupados que vienen denunciando también el endeudamiento por alquiler como una de las principales problemáticas que apareció en la pandemia. De inquilinos e inquilinas que se tienen que endeudar frente a la caída de los ingresos y al aumento de los alquileres. 

También tenemos un texto de mi autoría y de Verónica Gago donde pensamos más profundamente la idea de inclusión financiera, teníamos una experiencia de las compañeras de la Plataforma contra los desahucios, contra los desalojos en Madrid que también hablan de la experiencia de estar endeudadas por deudas hipotecadas y cómo eso afecta a las mujeres migrantes de Madrid. 

Hay textos de una colectiva de Estados Unidos que se llama Debt Collective que luchan contra el endeudamiento para acceder a la educación. También hay textos de unas compañeras de Ecuador que se organizaron para armar formas de financiamiento alternativas ante la usura de los bancos y las financieras. Un colectivo de Chile que se llama Deuda Educativa que también lucha por abolir la deuda para estudiar. 

Además hay un texto de Codianni y Pedro Biscay que son dos investigadores de acá de Argentina que cuentan la ilegitimidad, en qué sentido la deuda tomada con el Fondo Monetario es ilegal e ilegítima. Y tenemos varios textos más de nosotras, uno sobre luchas contra la deuda contra el sindicalismo migrante también de España. Un texto sobre la lucha contra el microcrédito en Marruecos y sobre el endeudamiento de mujeres campesinas en Guatemala. Básicamente esos son los textos más importantes

¿Cuál es la importancia de hacer una lectura feminista de la deuda?

El feminismo le “pone voz y cuerpo a la deuda”, dicen las editoras. Créditos: CTA.org.ar

La importancia de hacer una lectura feminista de la deuda tiene que ver con que el feminismo ha propuesto una serie de claves para pensar la aconomía, los territorios,los cuerpos que son muy importantes a la hora de tener, de pensar el endeudamiento.

El feminismo nos permite vincular y pensar el impacto diferencial de la deuda tanto externa como privada en los cuerpos feminizados, nos permite pensar cuál es la relación entre el endeudamiento y los trabajos no remunerados, es decir por qué en los hogares donde hay más trabajo de cuidados son los hogares donde mayor propensión hay a tomar deuda. 

Y el feminismo sobre todo ha aportado con su práctica política herramientas políticas; para hacer que problemas que parecen del ámbito privado se vuelvan colectivos, se vuelvan públicos. El endeudamiento muchas veces cumple la función de privatizar en cada casa los costos de los ajustes. Y es importante tomar la perspectiva feminista para volver un problema colectivo el problema del endeudamiento; y como nosotras decimos «ponerle voz y cuerpo a la deuda», es decir quiénes se endeudan y por qué?

La presentación se puede seguir por el canal de Youtube de Rosalux ConoSur. Y el libro se consigue en la Editorial Tinta Limón. 

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad