Sep 15, 2021 | Género & Sexualidad

Erradicar la violencia de género contra mujeres y LGBTIQ+ con discapacidad

La organización Sin Barreras Ni Violencias realizó un evento para capacitar sobre estas situaciones.

 El Evento de Sin Barreras, Ni Violencia brinda herramientas de asistencia en situaciones de violencia de género contra personas con discapacidad. Crédito: Iniciativa Spotlight

La organización Sin Barreras Ni Violencia realizó una transmisión en vivo en la cual se detallaron los mecanismos de asistencia y prevención de violencias basadas en el género contra personas con discapacidad.

Allí se advirtió de la dificultad que enfrentan estas personas para acceder al sistema de Justicia y solicitar acompañamiento en caso de sufrir situaciones de violencia de género. La falta de información y difusión de cómo actuar en estos casos imposibilita la accesibilidad.

Esta semana se registraron hechos de violencia homofóbica como el caso del cantante Leo García y el de Winfried Fallon, una persona no binarie que padece síndrome de Asperger y fue violentamente atacade. En este contexto, surge la importancia de seguir concientizando sobre la violencia y cómo prevenirla.

Sin barreras, ni violencia

Participaron de la transmisión agrupaciones como REDI (Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad), la Fundación Siglo 21 y la Fundación Solar de Integración, entre otras asociaciones de defensa de los Derechos Humanos. Allí, mujeres con discapacidad contaron la situación que tienen que vivir en caso de denunciar una situación de violencia:

Las organizaciones ponen en agenda la relación entre el género y la discapacidad. Crédito: Facebook Fundación Siglo XXI

Existen tres ‘’barreras’’ en el acceso a la prevención y la justicia. En primer lugar, las barreras físicas que corresponden a los diseños de los espacios públicos y transportes. Imposibilitan el acceso a personas con dificultades de movilidad. 

En segundo lugar, la barrera comunicacional implica que las campañas de prevención audiovisuales no estén adaptadas a personas ciegas, sordas y con discapacidades intelectuales.

Por último, la barrera actitudinal refiere a los prejuicios instalados en la sociedad. A veces se plantea que las mujeres con discapacidad no sufren violencia de género. Ya sea porque se cree que no forman familias y no tienen pareja, o que no son objeto de violencia por el hecho de ser discapacitadas. Estos prejuicios obstaculizan el acceso a la información.

Herramientas para garantizar los derechos

Las organizaciones adaptan las campañas de prevención para que sean accesibles a personas con discapacidad. Crédito: Twitter Lengua Franca.

Este evento viene a poner en agenda la relación entre el género y la discapacidad. Como herramientas para defender los derechos, exigen un ajuste de los procedimientos judiciales. Con un énfasis en torno hacia los requerimientos de la persona con discapacidad, para que sea asistida en caso de violencia de género.

También, sostienen que involucrar a las mujeres con discapacidad en la toma de decisiones sobre cuestiones que les afectan puede contribuir a tener entornos más accesibles y respetuosos.
El evento estuvo a cargo de la organización Sin Barreras Ni Violencia, creada a partir de la iniciativa Spotlight. Esta iniciativa es una alianza global entre la Unión Europea y las Naciones Unidas para eliminar las violencias contra las mujeres y las niñas. Contando con la activa participación de la sociedad civil, el Estado, sindicatos, sector privado y academia.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad