Ago 29, 2021 | Actualidades, Cultura

«Barbudos Villanos: son barbudos, pero no villanos»

Entrevista con Mauro Ponti, capitán de Bearded Villains Argentina. Se trata de una agrupación que reúne a hombres con barba que realizan actividades solidarias.

 Villanos Barbudos. Quienes los ven de lejos, algunos sienten temor. Quienes interactúan con ellos, sienten amor. En el medio de la imagen, Mauro Ponti, capitán de la agrupación en Argentina. Crédito: Bearded Villains Argentina.

Bearded Villains es una agrupación nacida en el año 2014 en Estados Unidos. Fue emprendida por un ciudadano de Los Ángeles, quien deseaba pertenecer a un club de personas con barba, pero al mismo tiempo, que tuviera una nueva perspectiva. Decidió crear un movimiento que incluyera la estética barbuda pero combinada con el altruismo, las obras benéficas y la solidaridad.

Su proyecto se expandió en todo el mundo, inclusive en Argentina. Para conocer detalles de esta iniciativa, Nota al Pie dialogó con Mauro Ponti, presidente del capítulo argentino de esa agrupación.

¿Cuándo surge Barbudos Villanos?

Surgió en el año 2014 en Los Ángeles, Estados Unidos. El creador es Von Knox. Él buscaba un club, con sentido de pertenencia, donde no se discriminara a la gente que tuviera tatuajes y barba. Si bien había clubes de motos o de agrupaciones de autos de personas con esa característica, esos espacios no tenían la connotación familiar y de caridad que él deseaba. Entonces él decide crear Bearded Villains.

¿Cuál es el significado del nombre Bearded Villains? 

La expresión Bearded Villains significa Villanos Barbudos. Es un nombre irónico. Se le puso ese nombre porque es lo que la gente piensa acerca de nosotros, es decir, que somos villanos. Entonces levantamos ese estandarte, lo convertimos en nuestra bandera, y le demostramos a la gente que somos otra cosa.

¿Cual es la misión de Villanos Barbudos?

Von Knox creó la agrupación con un fin: cambiar los prejuicios de la sociedad. Él emprende esta iniciativa para desmitificar la idea que tiene la gente. Él deseaba acabar con el estereotipo que considera que las personas que son barbudas y tienen tatuajes son los malos de la película, delincuentes y demás.

Von Knox considera que en Estados Unidos existen prejuicios respecto de las personas barbudas y tatuadas. ¿En Argentina sucede lo mismo?

En Argentina y en Latinoamérica en general, a pesar de los avances que hay en materia de derechos, también existe aún el prejuicio. Inclusive las personas a las que nosotros ayudamos, quienes están en situación de calle, cuando nos ven bajar de los autos o de las motos piensan que los vamos a golpear o a echar. Piensan que somos malos. 

Lo mismo sucede cuando vamos a un bar, nos miran de costado o nos miran mal. A veces estamos haciendo una fila para entrar a un lugar y la gente se corre. Hay prejuicios. Si te ven con tatuaje, con piercieng, con barba larga y vestido de negro o con ropa de cuero, la gente piensa que somos matones.

¿Cómo se origina ese prejuicio? ¿Tiene que ver con Hollywood y sus películas que han estereotipado a las personas de esa estética como mafiosos y como aquellos que generan conflictos en bares? 

Yo creo que en gran parte es por lo que la gente consume. Hollywood, Netflix y demás, tal como la serie Hijos de la Anarquía, o en su momento, la película Terminator. Desde las películas meten en la cabeza de la gente la idea de que el de pelo largo y ropa oscura es el malo.

¿Cómo nace la idea de crear un capítulo en argentina de esta agrupación nacida en norteamérica?

Yo soy miembro internacional de los Villanos Barbudos desde el año 2014. En el 2015, al presidente de la agrupación, le gustaba lo que yo hacía acá y me sugirió formar el capítulo argentino. 

El me dio todos los pasos a seguir para hacer un chapter (capítulo) oficial  en Argentina, puesto que él desea que la agrupación se ramifique por todo el mundo. Entonces con cinco miembros más, entre ellos mi padre Hector Ponti y mi co-capitán Gonzalo Torres Loureiro formamos el capítulo en 2015.

¿Cuáles fueron los lineamientos para establecer la organización en nuestro país?

Como en todo club, hay lineamientos, hay jerarquías, hay un código de conducta. En un principio se necesitaban cinco fundadores, que debían ser personas con conocimiento de redes sociales, porque esa es nuestra ventana al mundo. Y obviamente, tienen que compartir lo que prorrogamos. Nuestros principios son: Respeto, Lealtad, Familia y Caridad. 

Von Knox es el fundador de Bearded Villains (Villanos Barbudos). Su anhelo es destruir el mito de que los hombres barbudos y tatuados son malas personas. Crédito: Bearded Villains USA.

¿Cuáles son las actividades solidarias que ustedes realizan?

Todas las semanas cocinamos una olla popular en distintos puntos. Nosotros somos ciento veinte miembros, por lo tanto somos bastantes y cocinamos y salimos a repartir a la gente en situación de calle. Hacemos esto en Morón, San Miguel, Capital Federal; como así también en las provincias. 

Eso lo hacemos desde hace seis años, son recorridas nocturnas donde llevamos a las personas en situación de calle no solo alimento, también ropa y calzado. A veces no llevamos nada para llevarles pero prestamos un oído, y ellos nos dicen vengan igual porque queremos verlos. 

Después, en fechas especiales como fin de año o día del niño, vamos al Hospital de Niños del Garrahan, y llevamos juguetes. Apadrinamos también comedores infantiles. Ellos nos llaman “los Papa Noel Rockeros”. Eso hacemos en cuanto a actividades para el bien de la comunidad.

¿Qué requisitos se deben cumplir para ser miembro?

No importa tu pasado, no somos un museo de santos, pero si queres ser mejor persona y mejorar día a día, Barbudos Villanos es el lugar. Tenemos miembros desde los 17 años hasta los 80 años. Somos todos de distintos pensamientos, ideologías, culturas y nivel socioeconómico, pero el club nos une a todos.

Para uno ser miembro del club se requiere tener un mínimo de cinco centímetros de barba desde la pera, participar de alguna obra de caridad con nosotros y concurrir a alguna actividad para socializar. También debemos  conocer a la persona cara a cara, para conocer qué es lo que piensa y qué es lo que quiere de Bearded Villains (Villanos Barbudos).

¿El grupo es solo para personas que tienen barba o también admiten a personas que tienen tatuajes, visten ropa oscura pero no poseen barba?

Se requiere tener barba, sin eso no se puede ser miembro. Sería como querer ser miembro de un motoclub y no tener moto. Esto es lo mismo. El grupo empezó con esa característica y se mantiene la mística a través de eso. 

¿Es exclusivamente para hombres?

No, no es exclusivamente de hombres. También está la parte femenina que son las  Villains Queens, que son las reinas. Son las esposas, novias o parejas de los villanos. No necesariamente tienen que ser mujeres. Hay Queens que son varones, porque son pareja de un villano y quieren ser Queen en vez de Villanos. En nuestra agrupación no importa la orientación sexual, admitimos a todo el mundo.

¿Qué actividades sociales realizan?

En cuanto a club de hombres, nos juntamos y comemos asado, tenemos charlas, compartimos cumpleaños y festejamos los ascensos de los muchachos.

¿Qué son los ascensos?

A nivel mundial hay jerarquías. uno empieza como Support (soporte), reposteando y dando apoyo. Luego, asciende a Hopefull (esperanzado), ahí ya está a un paso de ser parte de la hermandad, pero aún no es parte. Después, cuando yo considero que ya está apto para ser parte del club, le mando un mail al presidente, Von Knox, para que lo ascienda. Ahí le llegará un parche digital, que informa que recibió el ascenso y que se convirtió en Villano

En ese instante pasa a ser parte del club. Al año, si mantiene la actividad, asciende a Miembro, y esos tienen el derecho a votar. Los otros premios son incentivos: Loyal, es aquella persona que hace cosas por la hermandad, más allá de lo que le corresponde hacer, como un acto destacado. Por ejemplo, tenemos a Axel, que en Navidad hizo una comida y se fue a comer con la gente en situación de calle. 

Luego está el estímulo Elite, que es para quienes participan de los World Meet (encuentros mundiales), o aquellos que tuvieron desempeños destacados en la difusión en medios, o lograron ganar algún concurso de barba. Son diversas jerarquías que te van posicionando. Después, hay un premio que es votado por los 7000 miembros de todo el mundo; se elige a las personas que inspiran a ser mejor persona. Aquí en Argentina tenemos dos integrantes que obtuvieron ese premio.

¿Qué significa Barbudos Villanos para usted?

Yo tengo amigos de toda la vida, del colegio secundario, del gimnasio, de boxeo; con quienes me llevo de diez. Pero la relación que tengo con los miembros de Villanos Barbudos es distinta, son como hermanos. Estamos constantemente hablando, nos contamos nuestros problemas, nos ayudamos. Una cosa es contarlo y otra cosa es vivirlo desde adentro. Es algo inexplicable.

La palabra hermandad tiene un alcance amplio y profundo, se la suele utilizar para vínculos muy cercanos. ¿A qué atribuye que se genere un vínculo tan próximo entre los miembros de la agrupación?

Yo creo que es el resultado de las experiencias que vivimos en la calle o en los hospitales. Son  experiencias fuertes que nos marcan mucho. Eso nos hermana, nos humaniza a todos. Estás en la calle y ves criaturas durmiendo debajo de un puente o tapándose con un cartón. 

Ver esas cosas nos humaniza a todos. Somos todos de clase trabajadora, humilde, y uno sabe a veces lo que es irse a dormir sin nada en el estómago. Ver que eso lo están pasando otras personas es lo que nos hace más hermanos entre nosotros. Compartimos el dolor.

Los Villanos Barbudos salen por las noches a repartir viandas de alimentos y bebidas a las personas en situación de calle. Utilizan chaquetas con el isologo de la agrupación. Crédito: Bearded Villains Argentina.

Usted menciona que tienen un código de conducta, ¿cuáles son los componentes centrales de este código?

Es algo muy interno. A groso modo es ser buena persona, mantener una conducta. Respetar sobre todo a la familia. Ser cuidadoso con lo que uno postea en sus propias redes sociales. Nosotros respetamos todos los credos, raza y sexos.

Consideramos que no hay diferencias entre las personas, no discriminamos a nadie. Hay gente que viene con un pasado y una vez que ingresaron al club cambiaron su perspectiva respecto de la vida. Pasaron a ver otro panorama.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad