Ago 27, 2021 | Sociedad

“Basta de gatillo fácil”, una bandera de lucha

El Colectivo Contra el Gatillo Fácil, junto con familiares de víctimas y organizaciones sociales, se movilizó en la Ciudad de La Plata

El patrullero de cartón en llamas, al finalizar la jornada. Crédito: Marcelo Javier Moreno.

En la jornada de ayer desde las tres de la tarde, se llevó a cabo la tercera marcha convocada por el Colectivo Contra el Gatillo Fácil. La concentración fue en Plaza Moreno. Desde allí se movilizó hacia la Comisaría Primera, pasando por el Juzgado Penal y culminó con un acto frente a la Casa de Gobierno.

La movilización contó con el apoyo del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), Nuevo MST, Tendencia Polo Obrero, Izquierda Latinoamericana Socialista, Frente Popular Darío Santillán, Marabunta, entre otras.

En diálogo con Nota al Pie, el miembro del Frente de Izquierda Unidad del MST, Leonel Acosta, argumentó el apoyo. “En 2020 hubo más de 400 casos de gatillo fácil que incluyen muertes, torturas y otros tipos de violaciones a los Derechos Humanos”, comentó. A su vez, consideró que estos casos son una “política de Estado” que se mantiene con todos los gobiernos. 

En esta sintonía, responsabilizó al Ministro de Seguridad bonaerense, a quien describió como un “personaje siniestro y provocador que agita a favor de la represión”. Y agregó que “cualquier lucha contra la represión del Estado debe partir con la consigna: Fuera Berni”. Por último sintetizó: “creemos que hay que disolver a la policía bonaerense”. Y concluyó: “pedimos políticas preventivas y no represivas, con inclusión social para la juventud”.

De Plaza Moreno al Juzgado Penal

Las columnas de gente con banderas se empezaron a mover a las 16 horas. En ese sentido, Daiana Costilla hermana de la víctima por gatillo fácil “Lito” Costilla, brindó su testimonio a Nota al Pie.

“Nos quisieron hacer creer que mi hermano murió en un accidente de tránsito”, comentó. Y agregó: “cuando llegamos al lugar los vecinos nos dijeron que tres policías locales los mataron a golpes” .Esto pudo confirmarlo ella misma al día siguiente a través de las cámaras de seguridad del barrio: “lo persiguieron, lo mataron a golpes y abandonaron su cuerpo”.

Pese a ello, la causa de este crimen cometido el 7 de octubre del 2020, está caratulado como “averiguación por causal de muerte” y buscan que cambie a “homicidio doloso”.

Por último, le dejó un mensaje a los asesinos de Lito: “se equivocaron, mi hermano era un pibe laburante”. Y cerró: “esta lucha es por todos los casos, no tienen que matarnos por andar en moto con una visera”.

Más adelante, la marcha se detuvo frente al Juzgado Penal ubicado en 56 entre 7 y 8, con cánticos y bombos. 

Mónica Alegre, madre de Luciano Arruga fue una de las que se expresó ante la gente. Crédito: Marcelo Moreno.

Acto frente a Gobernación

La parte final de la jornada fue en Plaza San Martín, frente a la Casa de Gobierno de la Provincia. Allí se montó un pequeño escenario. El acto contó con la conducción de la referente del Colectivo Contra el Gatillo Fácil, Sandra Gómez, madre de Omar Cigarán quién fue asesinado en 2013 por la policía. 

Varies familiares de víctimas se turnaron para hablar frente a la gente. El primero fue el padre de Alan Maidana, asesinado en mayo del 2020 por el Policía Federal, Germán Bentos. El joven salía de un cumpleaños y una persona arrojó un proyectil a un auto, por lo que el asesino se bajó del mismo y disparó contra Alan. Entre lágrimas, pidió: “no queremos más remeras de nuestros hijos ni banderas, queremos que estén con nosotros”.

Después llegó el turno de Romina, madre de Brandon Romero asesinado en julio del año pasado en Mar del Plata por Pedro Bogado. “El policía lo esperó en la ruta y le pegó dos tiros en las rodillas. Se acercó y lo remató con un tiro en cada mano, en la nariz, pómulo y en la frente”, relató la madre.

Sobre la situación actual se indignó: “vamos a juicio pero la fiscalía me soltó la mano porque dicen que la policía se defendió”.

También expuso Grisel Medina por el crimen de la oficial Analía Costilla de Jesús contra su marido Hernán “pelado” Gómez en 2018. Le habían plantado un arma, y su esposa reveló: “se descubrió que el arma no tenía huellas”. A su vez pidió por su sobrina Micaela Morales: “fue golpeada y abusada en la comisaría de Villa Gesell por cuatro policías”.

Causas armadas

Entre los casos de violencia estatal figuran las causas armadas para con gente inocente. Este fue otro de los reclamos de la tarde. Por su parte, la madre de Ezequiel Bazán denunció que su hijo está detenido por circular en un vehículo de las mismas características que las de un robo.

“Nuestra familia está siendo hostigada y perseguida por la policía”, dice. A ella también le asesinaron a su hermano Franco Quintero por gatillo fácil, cuya causa fue archivada.

Otro detenido es Danilo Castro, y su hermano Claudio acusó: “le plantaron un “fierro” y lo llevaron detenido por el homicidio de un joven de Ezpeleta”. Asimismo, contó que él mismo fue víctima de una causa armada: “esperé tres años para que me absuelvan por el crimen de un policía”.

“Basta de gatillo fácil”, una de tantas banderas durante la marcha contra la violencia estatal. Crédito: Marcelo Javier Moreno.

El cierre lo marcó Mónica Alegre, la madre de Luciano Arruga muerto por la policía en 2009 tras negarse a robar para ellos. Contó la odisea de Luciano y denunció: “es por el estereotipo de pibe chorro, si sos negro, villero y de gorra no tenés oportunidad”.

También participaron familiares de otras víctimas, como Diego Cagliero, Federico Salazar, Nazareno Vargas, Gonzalo Domínguez y Juan Kukoc, entre otres.

El cierre final se dio con un pequeño patrullero casero de cartón con imágenes de políticos y policías. El mismo fue prendido fuego y se desintegró en el aire, para darle fin a la jornada.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad