Ago 23, 2021 | Sociedad

La Plata: cientos de niñes podrían perder su atención médica

El Centro de Rehabilitación Infantil Ambulatoria (CRIA) no recibe los pagos de IOMA desde abril, por lo que podría dejar de brindar las terapias.

Más de 300 niños y niñas se atienden semanalmente en CRIA. Sus tratamientos podrían ser interrumpidos por falta de pago de IOMA. Crédito: LinkedIn.

Cientos de padres y madres de la ciudad de La Plata recibieron una comunicación por parte del Centro de Rehabilitación Infantil Ambulatoria (CRIA). Esa entidad de salud, anunció que dejará de atender a sus hijes debido a la falta de pago por parte del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA).

CRIA es el centro de salud especializado en terapia ocupacional, fonoaudiología, estimulación temprana, kinesiología y estimulación visual. Es en esas áreas de la medicina que cuenta con notable prestigio, motivo por el cual cientos de padres y madres confían en les profesionales que allí se desempeñan. Infantes con dificultades motrices y de aprendizaje han logrado progresar considerablemente gracias a la asistencia que allí se brinda. 

La inminente interrupción de los servicios ha generado una enorme preocupación puesto que no existe en la ciudad otra entidad que tenga la capacidad para atender a les pacientes. Si bien existe el Hospital de Niños de La Plata, allí no se brindan muchas de las terapias que ofrece CRIA. En ese centro se atiende semanalmente a más de 400 niñes. De ese número, aproximadamente 300 reciben sus tratamientos mediante IOMA.

El caso de Tiziano

Tiziano tiene cuatro años de edad y concurre a CRIA desde que tenía un año y medio. Su mamá Iara explicó a Nota al Pie que su hijo asiste a ese centro médico porque tiene epilepsia refractaria y síndrome de West. Por ese motivo recurren semanalmente a consultas con la fonoaudióloga y la terapista ocupacional.

La mamá explicó que “los beneficios de estos tratamientos fueron muchos, mi niño logró grandes avances. Cuando empezó a caminar fue gracias a lo que hizo en CRIA”. También detalló que “empezó a tener un montón de reacciones de sentidos que él no tenía antes de ir a ese centro médico”.

CRIA
Iara es la mamá de Tiziano y considera fundamental que su hijo continúe recibiendo la atención en el centro CRIA para que pueda seguir progresando. Crédito: foto provista por la entrevistada.

Iara remarcó que a Tiziano antes no le gustaba que lo tocaran mucho, porque el síndrome de West viene acompañado con autismo. “Por eso no le gustaba que lo tocaran o que lo besuqueen mucho”, relató. Y enfatizó que “gracias a CRIA empezó a ser más cariñoso, ahora puede abrazar y jugar con otros niños”.

La progenitora manifestó su preocupación por la posibilidad de interrupción de los tratamientos. “Si Tiziano no recibe la terapia de CRIA, la dificultad que se podría generar es que el se atrase debido a que los estímulos que a él le dan allí son importantes”. La mamá también destacó la interacción con les profesionales. “Yo hablo con la fonoaudióloga y la terapista y ellas me explican como continuar esos estímulos desde mi casa. Si yo no tengo esa ayuda de ellas, no voy a poder saber como manejarme”. Preocupada, expresó que “es  ahí cuando Tiziano se puede atrasar en su progreso”.

El caso de Alma

Alma tiene síndrome de Down y también es paciente de CRIA. Su mamá, Camila, destacó que ese centro asistencial “es uno de los mejores para niños a quienes les cuesta desarrollar la motricidad”. 

Al respecto del síndrome de Down, Camila explicó que “es una patología que hace que los niños sean hipotónicos, es decir tienen una disminución del tono muscular y eso hace que les cueste más sentarse y caminar”. Alma también tiene síndrome de West y eso produce que la pequeña, que tiene dos años y nueve meses, aún no se pueda sentar por sí sola. Su madre destacó que “CRIA es un centro que ha ayudado a mi hija, gracias a sus terapias lograron que ella pueda sostener su cabeza desde hace un año”.

Alma requiere de diversos tratamientos que se brindan en CRIA. La interrupción de los mismos podría generar un atraso en su evolución. Crédito: Gentileza de la entrevistada.

Alma realiza varios tratamientos, entre ellos kinesiología dos veces por semana, fonoaudiología, terapia ocupacional y estimulación temprana”. Su mamá destacó que “CRIA cumple muy bien con los servicios, hacen un trabajo responsable, no es que les dan un servicio de 10 minutos a los nenes y le facturan a IOMA media hora. Es un servicio que prestan con seriedad”.

La posible interrupción de los tratamientos genera una gran angustia. “Si Alma dejara de ser atendida en CRIA, se atrasaría muchísimo su evolución”, expresó su mamá. Y remarcó que su hija “está próxima a cumplir tres años y aún no logra sentarse, con lo cual todas las terapias son sumamente importantes para ella”.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad