Ago 18, 2021 | Cultura

Flor Dominguez: vivir por la danza

Nota al Pie habló con la bailarina y coreógrafa, que contó sobre su pasión por los ritmos urbanos.

Flor Domínguez es profesora de danzas estilo urbano. Créditos: provista por la entrevistada.

Hasta hace diez o quince años atrás, el mundo de la danza tenía sus limitaciones. Después de un boom de los ritmos árabes, post canción de Shakira: “Ojos así”, las personas que querían aprender baile como hobby se enmarcaban en la danza jazz. 

Mientras que los ritmos clásicos o contemporáneos eran para quienes miraban la actividad con ojos más profesionales, la danza jazz incluía los ritmos de moda. Eran generalmente chicas quienes comenzaban las clases, para bailar canciones de música pop que sonaban en las radios. 

Pero el reggaetón llegó para revolucionar el mundo de la música, y también el de la danza. Al principio tímidamente y ahora con muchísima fuerza, los ritmos urbanos como reggaetón, trap y cumbia pop reclutan muchísimas personas que quieren bailar los temas que escuchan todos los días. 

Nota al Pie habló con Flor Dominguez. Ella es bailarina y coreógrafa de ritmos urbanos en Isidro Casanova, partido de La Matanza en la provincia de Buenos Aires. Compartió su experiencia en la danza y sus proyectos profesionales en la post pandemia. 

Bailar como forma de vivir

Su primer acercamiento con el baile fue a los seis años, cuando su mamá la anotó en un estudio de danza jazz en su barrio, en Isidro Casanova

“Ya en mi adolescencia y siempre en la misma escuela de baile comencé a tomar clases de hip hop” recordó la bailarina. “Luego seguí con reggaeton y ahí fue que dije esto es lo mío, el estilo que más me gusta bailar”.

Flor Dominguez se convirtió en profesora de danzas, y hoy se dedica al estilo urbano. En la actualidad tiene un estudio de danzas que se llama FD Dance Estudio. Allí, da clases a grupos infantiles y juveniles, de nivel principiante e intermedio. 

Flor Domínguez junto a algunas de sus alumnas bailaron esta canción de Manuel Turizo. 

En sus redes sociales se pueden ver videos y producciones en las que sus alumnas muestran sus aprendizajes. Es que la forma de realizar shows también cambió. Cuando hasta hace una década se aprendía una única coreografía para después mostrarla en un teatro, hoy las redes sociales permiten una relación más fluida con el público.

Por eso, clase a clase les profes de danzas filman a sus estudiantes, y comparten fragmentos de coreografías en sus redes sociales. También se realizan videos con más producción. En ellos, les profes y sus alumnes, con vestimenta, maquillaje y peinados especiales, graban su baile en una parte de la ciudad. Bares, plazas, veredas, los escenarios son variados. 

Así lo hace Flor Dominguez con sus estudiantes, cuyos videos comparte cada pocos meses en su canal de Youtube y cuenta de Instagram. “Yo estoy del otro lado como coreógrafa” explicó la profesora. “Ver mis creaciones realizadas por mis alumnas, que exploten los pasos felices mientras bailan, ver todo lo que avanzan me llena por completo”. 

Como profesora, Flor queda detrás de cámara y disfruta ver el crecimiento de sus alumnas. Créditos: cuenta de Facebook de Let Dance. 

Sobrevivir en cuarentena

“A quienes nos dedicamos a la danza, la pandemia nos cortó las piernas” se lamentó Flor Dominguez. “Además de ser lo que amamos, es nuestra fuente de trabajo”. Como ella, miles de profesores tuvieron que redefinir su manera de impartir clases durante el 2020.

“No podíamos hacer más que dar clases virtuales” explicó la bailarina, “yo las di desde mi habitación”. Así, para quienes viven de la danza continuar de forma online durante gran parte del 2020 fue su única alternativa. 

Durante la pandemia a causa del virus Covid 19, les profes de danzas debieron continuar sus clases de forma online. Créditos: La Gaceta Tucumán. 

Se trata de una gran cantidad de personas: según el Movimiento Federal de Danza, en Buenos Aires hay más de ochenta mil trabajadores independientes de la danza. Son docentes, bailarines, coreógrafos, investigadores y gestores, que sufrieron el impacto económico de la coyuntura actual. 

A nivel nacional se estima un total de cuatrocientos cincuenta mil trabajadores. De elles apenas el 16% trabaja en condiciones de formalidad, el 42% lo hace de manera informal y el 42% en ambas modalidades. 

Mirar hacia el futuro 

Flor Dominguez planea ampliar su trabajo en la danza. Su objetivo actual es terminar su estudio de baile. También, gracias a la apertura de teatros, poder volver a hacer shows con sus alumnas. 

Particularmente, se puede observar su trabajo el próximo 5 de septiembre. Ese día participarán del show Dancer Urban en el teatro Woodstock, en San Justo. Sus alumnas realizarán el número de apertura. Además habrá una competencia de baile, que tendrá como jurada a la integrante del grupo musical Bandana, Lissa Vera. 

Para saber más sobre las clases de ritmos urbanos, podes entrar en las redes sociales de Flor Dominguez, haciendo click aquí.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad