Ago 7, 2021 | Género & Sexualidad

México: magistrado revocó el sobreseimiento de un violador

Una mexicana víctima de violación dialogó con Nota al Pie y contó los avances y retrocesos de su caso

Contra la violencia machista y patriarcal. La lucha continúa Crédito: quintanaroohoy.com

Una joven fue violada el primero de abril de este año en la ciudad de Playa del Carmen, Quintana Roo, estado mexicano de la península de Yucatán. El violador, de nacionalidad israelí habría violado a tres mujeres más durante su estadía en el balneario costero de México

La víctima, un día después de haber sido violada por este sujeto, lo denunció en la fiscalía general del estado de Quintana Roo. Allí se le hicieron los exámenes médicos y psicológicos correspondientes; y el 10 de abril se produjo la primera audiencia de formulación de imputación. En la segunda audiencia se le decretó prisión preventiva ya que los resultados de los exámenes prueban que la joven ha sido violada. 

De todas formas, el día 21 de julio el violador salió en libertad. Esto fue producto de una opinión médica; la cual expresaba que al no tener la víctima lesiones externas no habría sufrido un abuso sexual. 

El violador había realizado un pedido de sobreseimiento que le había sido denegado; pero luego, con el sustento de esta opinión médica, realizó otro pedido, el cual esta vez sí fue aprobado por otro juez de control. En México el cambio de juez de control es común en la “etapa de la investigación, en la etapa intermediaria”, afirmó la víctima.

Igualmente, el día cinco de agosto se reabrió el caso y el magistrado le quitó el sobreseimiento al imputado. “Ahora la fiscalía le da un término de 72 horas sino me equivoco, para que él se presente otra vez. Si no se presenta pues ya en ese momento es que saldría una orden de aprehensión; pero esta persona ahorita está libre. Él estaba en la cárcel donde debe estar, y le dieron libertad”, aseveró la víctima. 

Justicia patriarcal

El juez que liberó al imputado, según la víctima, “puso en peligro a muchísimas mujeres e invitó a este criminal hacer lo que él quiera, y darle pase libre. No pude quedarme callada, tuve que decir algo al respecto. Yo ya hice todo lo correcto, él estaba en la cárcel y lo dejaron libre. ¿Si yo no tengo oportunidad de ganar un caso así, que oportunidad va a tener una menor de edad, o una persona con menos recursos que yo?”.

“El juez no aplicó la ley, ya que la ley de la suprema corte de justicia de México indica que en una violación no tiene que haber violencia externa, física, para demostrar que existió el delito”, aclaró.

Pedido para investigar al juez

La fiscalía incorporó una queja ante el Concejo de Judicatura, órgano independiente donde «se presentan las quejas de posibles irregularidades o de posibles ilegalidades», el día 23 de julio.

El Concejo de Judicatura se reunió el 5 de agosto y tomó la decisión de suspender al juez que le dio libertad al imputado, y han iniciado una investigación sobre su audiencia del 21 de julio, cuando le dio libertad con el sobreseimiento al violador

Ese concejo determinará “si existió algo para investigar. Ellos hacen su propia investigación; es la única manera directa de investigar o de determinar si hubo algo entre el juez y la defensa de parte del imputado, o del imputado”. El lunes 26 de julio “se admitió la queja”.

Una vez que se determine “cuál fue la falta o el acto que se haya ejecutado por parte de la defensa y del juez de control de Playa del Carmen” se investigará al médico. La idea es saber “cómo es que llegaron a esa conclusión, y cómo es que este médico se puede haber involucrado sin haber visto a una paciente; cuando eso es falta de ética y profesionalismo”. 

“Es algo que aparenta ser ilegal, pero existen unos pasos que tengo que llevar a cabo, procesales, legalmente con tiempo para poder sacar esa conclusión, con una certeza del cien por ciento”, explicó.

En México la violencia de género es sistemática  Crédito: mardefondo

Acompañamiento a la víctima

La joven tuvo acompañamiento psicológico desde un principio. “Denunciar es algo muy pesado como víctima después de haber vivido algo tan traumático”, argumentó. Supone repetir en reiteradas ocasiones lo vivido. A su vez el examen médico; según la víctima, “es mucho más revictimizante, y después de eso te hacen el examen psicológico, es un sinfín de emociones”. 

Por ello, “inmediatamente les dije a mis papas, oigan algo está mal, no estoy pensando bien, y necesito ayuda. Por suerte acudí a una psicóloga inmediatamente. Fue una recuperación difícil, la cual pasó de ser tristeza a algo que no podía controlar; caí en una depresión muy severa y tuve que acudir también a un psiquiatra”, relató. 

Por otro lado, el gobierno de Quintana Roo, se contactó con la joven, tres meses y medio después de que denunciara que había sido violada. Debería haber un acompañamiento inmediato por parte de las autoridades, en este caso, como en tantos otros, no fue así. 

Una vez que el caso se volvió público “me ofrecieron ayuda psiquiátrica y psicológica. Yo les comenté que para mí se hacía muy revictimizante tener que volver a empezar con otro médico. Yo no podía acudir a lo que me estaban ofreciendo tres meses y medio después; y mucho menos después de la revictimización del juez de control que descartó todo mi caso que estaba completo”.

La organización Ni una Más de la ciudad de México ayudó a la víctima a difundir el caso, pero “atención directa no he recibido todavía”. La joven siente que al haber mucha información en español “eso no ha dejado que se difunda más la historia. Todos los artículos están en español. Siento que por eso probablemente no me han contactado más organizaciones feministas”. 

Un abogado con perspectiva de género

El abogado de la víctima, Cesar Ake Pech, la acompaña también y sobre todo cabe resaltar que lo hace desde una mirada no revictimizante. “Eso como víctima es algo que valoras muchísimo; porque no hay mucha consciencia social acerca de la revictimización; porque hasta amigos cercanos cuando se enteran de lo que pasó; o amigas cercanas preguntan: y, pero ¿dónde lo conociste? y ¿qué tomaste? y ¿qué traías puesto?, pero es algo social”, subrayó. 

Por lo tanto, al existir una cultura machista, sexista, muy enquistada en el imaginario social, tener un abogado con perspectiva de género es fundamental y necesario para una mujer que ha sufrido violencia física y psíquica. 

“Él me dijo: nunca te voy a revictimizar, todo lo que está en tu declaración y en tu carpeta es todo lo que necesito saber. Si en algún momento estamos hablando y quieres llorar ya no vamos hablar de eso; porque eso significa que te estoy revictimizando. Eso me gustó mucho de su parte, porque me ayudó a mantenerme en una postura fuerte con él”, expresó.

Si bien la joven ha sufrido hostigamiento, por ejemplo, por parte de la comunidad israelita, quienes “ayudaron al imputado a conseguir abogado; le consiguieron traductor, iban a mi casa a hostigarme”, y tuvo, por ende; que sacar una orden de protección; la víctima tiene un fuerte acompañamiento de su comunidad y de su familia, “que no me sueltan, me dan mucha luz y ellos me dan mucha fuerza”. 

Hermanadas desde la escucha y la empatía más allá de lo legal que también es elemental

A su vez, cuando se ha contactado con las otras mujeres que habrían sido víctimas también, ella misma les ha brindado apoyo y acompañamiento. “De cierta manera se lo que vivieron, y ellas saben lo que yo viví. Yo les he pedido que denuncien, les he dicho que yo les doy fuerza, que mi comunidad es su comunidad; pero es algo muy personal denunciar”, sostuvo. 

“No las culpo, las entiendo que no quieran denunciar, y no las puedo forzar a que cuenten su historia porque para mí esto ha sido lo más difícil de mi vida. Yo tampoco quería contarla, mucho menos que se hiciera pública; pero no me quedó de otra. En Hawái donde él vive, en Honolulu, seguramente hay más mujeres víctimas, esta persona viajaba mucho; y es un violador serial”, enfatizó.

“Nos han quitado tanto, nos quitaron el miedo” parte de la letra de “Si me matan” canción de Silvana Estrada. Crédito: www.somosiberoamerica.org

Una situación “alarmante”

De acuerdo a lo dicho por la víctima, México en Latinoamérica se encuentra comonúmero uno en feminicidios”. Para la joven “es algo alarmante” y justamente el juez que le dio libertad a este violador estaría generando “un precedente donde una mujer tiene que estar casi muerta, o muerta, para demostrar que hubo violación”. 

“Siento que está invitando a que haya más feminicidios, está creando una cultura de industria con la violación; cuando los jueces no están ahí para crear ninguna industria, ningún beneficio a fuera de lo que les pagan como servidores públicos; y siento que está creando muchísima inseguridad en nuestro país, en nuestra región turística”, reflexionó.

Por último, dejó un mensaje a toda mujer víctima de violencia de género: “Si eres víctima de violación o de algún abuso sexual primero que nada no es tu culpa; no cargues con esa culpa, es un tema oscuro; es un tema difícil de hablar, de dialogar, y verbalizar; pero es un tema que se tiene que sacar para que los abusadores carguen con eso y los abusadores lleven esa pena y esa carga; y no nosotras como víctimas, porque pena que me violen, no, pena ser el violador, la verdad”.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad