Jul 30, 2021 | Zona Ambiental

Bajante del río Paraná: causas y consecuencias

Frente a la bajante histórica del curso de agua, Nota al Pie se contactó con integrantes de las multisectoriales por los humedales de Rosario y de Paraná.

Río Paraná
La bajante del río Paraná es la más importante de los últimos 77 años. Crédito: santaelenadigital.com.ar

El río Paraná se encuentra atravesando una bajante histórica por segundo año consecutivo; afectando a las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. Esto desfavorece no sólo a actividades como la navegación, sino que también dificulta el acceso al agua y perjudica a los animales de la zona. 

Para saber más al respecto, Nota al Pie se contactó con la Multisectorial por los Humedales de Rosario, Santa Fe; y la Multisectorial por los Humedales de Paraná, Entre Ríos.

En representación de la Multisectorial rosarina, Rodolfo Martínez sostuvo que la situación de la bajante “es doblemente preocupante” por dos motivos. Por un lado, su prolongación en el tiempo; y, por el otro, el bajo nivel del agua. En este aspecto, manifestó que el río “sí ha recuperado un poco en el verano pasado su nivel, pero tampoco recuperó niveles importantes”.

“Si hablamos de que el río tiene menos agua, también hablamos de que hay lagunas que están secas. Porque el nivel del agua es el mismo, y afecta distinto en los distintos territorios”, detalló Martínez.

Como consecuencia, cuando los cursos de agua se achican “el esfuerzo de la fauna para movilizarse a esos cuerpos de agua también es mayor”. El resultado es que ésta se ve más expuesta “ante situaciones como la caza por ejemplo”.

Del otro lado del río, dos integrantes de la Multisectorial de Paraná también brindaron su testimonio a Nota al Pie. El abogado ecologista Enzo Culasso y la estudiante de biología Laura Correa detallaron que “el río Paraná y sus afluentes vienen de una situación crítica desde hace 740 días”. Además, remarcaron que “está siendo la bajante histórica más importante de los últimos 77 años”.

Una de las consecuencias de la bajante es la dificultad para navegar por el río. Crédito: Télam.

Principales consecuencias

Les integrantes de la multisectorial de Paraná contaron que, frente a esta ciudad, “el río llegó a marcar -34cm. Actualmente se encuentra en -22, dependiendo de las lluvias o de la apertura de las compuertas de las represas río arriba”. Además recordaron que, frente a esta situación, el decreto 482/2021 publicado en el Boletín Oficial estableció la emergencia hídrica en la región.

“Las principales afectaciones se dan por la escasez de agua potable y, a su vez, la baja calidad de ésta debido a la mayor presencia de contaminantes disueltos en un río con tan bajo caudal”, comentaron. Cabe mencionar que hace unos días la Municipalidad de Paraná anunció la construcción de un dique como medida de emergencia ante la crisis hídrica

Correa y Culasso explicaron que la bajante afecta también a la pesca de subsistencia “ya que muchas familias costeras viven del río. Incluso ya hace tiempo vienen sufriendo la depredación por parte de frigoríficos que exportan pescado a lo largo del Paraná”.

Asimismo, les activistas hicieron referencia a los desbarrancamientos en las costas del Paraná; y explicaron que esto se debe a que la arcilla del lecho del río “cuando pasa mucho tiempo sin humedecerse, se contrae y genera movimientos de suelo y desmoronamientos”.

Al igual que Martínez, les integrantes de la Multisectorial de Paraná hicieron hincapié en otros seres vivos además de les humanes. “Se fragmentan cada vez más las regiones que pueden habitar, no permitiendo las migraciones o ciclos reproductivos de las especies que lo necesitan, modificando las redes tróficas y por tanto poniendo en riesgo la supervivencia de muchas poblaciones, y así disminuyendo cada vez más la diversidad que nos caracteriza”, explicaron.

Multisectorial x los Humedales
La bajante del Paraná, así como los incendios ocurridos el año pasado en las islas del Delta, ponen el actual modelo de producción en cuestionamiento. Crédito: Facebook Multisectorial x los Humedales – Paraná.

Causas de la bajante del río Paraná

“Las causas son naturales si entendemos que la especie humana es parte de la naturaleza”, manifestaron Culasso y Correa. Sin embargo, agregaron que éstas se encuentran “agravadas fuertemente por causas antrópicas, en un escenario de cambio climático global, donde se acentúan los fenómenos extremos, como las sequías e inundaciones”.

Les integrantes de la multisectorial paranaense explicaron que “se complementan diversas cuestiones, que van desde fenómenos climáticos como son los períodos de sequías hasta el agravamiento por causas humanas”. En este sentido, pusieron como ejemplo que “cuando se deforesta o se quema gran parte del monte, toda la humedad que proporcionaban éstos al ciclo del agua ya no existe, por tanto las lluvias disminuyen”.

Además, detallaron que “la cantidad de CO2 liberado en las quemas modifica el transporte de humedad. Este contribuye a formar la lluvia en toda la Cuenca del Plata; sumado a los récords mundiales de exportaciones de granos transgénicos y uso de agrotóxicos que terminan en los cursos de agua”.

En el mismo sentido, Martínez atribuyó la bajante al modo de producción vigente; y al “modelo de pampeanización de las islas” del Delta del Paraná que “se viene intensificando”. El activista explicó que “para hacer posible una pampa en las islas tienen que quemar, tienen que secar arroyos, tienen que construir terraplenes para que pasen sus maquinarias pesadas que son ilegales”; y remarcó: “la ganadería no es ilegal, sino la forma actual en la que se lo está haciendo”.

¿Qué vinculación hay entre la bajante del río Paraná, la hidrovía y los incendios ocurridos en las islas del Delta?

Les activistas de ambas multisectoriales manifestaron la relación de la bajante del río con la hidrovía. Correa y Culasso hicieron referencia al sobredragado del curso de agua que “se usa para mantener la profundidad del canal de navegación”. Lo que posibilita “continuar extrayendo commodities”. 

“Y a todo esto se suma el uso que se hace del río por las industrias y los centros poblados, que en su mayoría liberan contaminantes sin tratamiento, que quizás no impacta tanto en el caudal como sí en la calidad del agua”, remarcaron.

El objetivo de las empresas que tienen la concesión de la llamada hidrovía es “permitir la navegabilidad las 24hs los 365 días del año”. En esta línea, detallaron que eso “significa en una bajante extrema, sobredragar el río para adaptarlo a los barcos que por ahí circulan. Y que los mismos puedan seguir navegando con sus bodegas llenas, para maximizar los costos de fletes y por tanto sus ganancias, básicamente exportar la misma cantidad como si nada estuviera ocurriendo sobre el río”.

“Un río muchísimo más bajo de lo normal posibilita un Delta del Paraná seco, sin agua, por tanto sujeto a incendios intencionales para ‘aprovechar’ estas tierras para la cría de ganado, mismo que fue expulsado de tierra firme por la expansión de la frontera agrícola”, explicaron.

Río Paraná
Desde la Multisectorial por los Humedales de Paraná explicaron que la arcilla del lecho del río, al perder humedad como consecuencia de la bajante, puede producir desmoronamientos. Crédito: Télam.

Por su parte, Martínez opinó que desde el Estado “hay una ausencia de información” hacia la ciudadanía; y agregó: “Estamos hablando que por la hidrovía se mueven millones y millones de dólares y toneladas de cereales. Entonces esta gente tiene alguna información sobre el río y las proyecciones a futuro. Los que no las tenemos somos nosotros”.

En este sentido, aseveró que si se sigue dragando el río Paraná “muchos arroyos y lagunas menores desaparecerían. No desaparecería el río, pero sí cambiaría el circuito, y cambiando ese circuito, ahí es donde yo creo que hay maniobras especulativas de transformar lo que eran lagunas en tierras cultivables”.

Activando por los humedales, el río Paraná y el ambiente en general

Frente a la crisis ambiental, les activistas se encuentran trabajando en diferentes propuestas. Por un lado, desde la Multisectorial de Rosario están organizando una “Travesía por los Humedales”, que se desarrollará del 11 al 18 de agosto. El objetivo es realizar una caravana hacia el Congreso de la Nación para exigir el tratamiento de la Ley de Humedales.


“No nos gusta tener que esperar el fuego para reunirnos, o para dar notas”, comentó Martínez y agregó: “lo que queremos hacer esta vez es anticiparnos”. El activista remarcó que el principal pedido es “que no se caiga el estado parlamentario, es decir, que lo que se hizo hasta ahora tenga sentido”.

Además, explicó que la intención “es no sólo ir por la Ley de Humedales, sino ir también por cada localidad que pasemos”, recogiendo las demandas particulares. Para financiar la travesía organizaron una rifa, con la que se puede colaborar realizando una transferencia al CBU 2850343940094864030538 y enviando el comprobante a multisectorialhumedales@gmail.com.

En relación con los humedales, Culasso y Correa explicaron que “cumplen la insustituible función de depurar las aguas, necesitamos que el rio tengo el nivel natural para garantizar que estos se recarguen”.

Desde la Multisectorial de Paraná expresan su acompañamiento a la Iniciativa Popular que busca declarar la emergencia ambiental en Entre Ríos. “Es una necesidad y una demanda de los pueblos fumigados, que también, aunque en menor medida, somos quienes vivimos en la ciudad y consumimos los alimentos, el agua y respiramos el aire que tienen presencia de agrotóxicos”, expresaron les activistas. 

Finalmente, sentenciaron que “es urgente poner fin a este genocidio silencioso que padecen los pueblos donde llega el agronegocio transgénico adicto a venenos. Lo que realmente está en emergencia, es la política, la manera en la que se toman las decisiones, que no se corresponde con el escenario de cambio climático que estamos experimentando”.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad