Jul 23, 2021 | Cultura, Sociedad

Día Nacional de la Musicoterapia: Transformar a través de la música

Nota al Pie dialogó con la Licenciada en Musicoterapia, Maribel Cupayolo, para saber acerca de la importancia de esta disciplina

La música puede transformar desde lugares que aún no se conocen
La música puede transformar desde lugares que aún no se conocen. Crédito: familiados

Cada 23 de julio se celebra el Día Nacional de la Musicoterapia. Esta práctica conlleva el uso profesional de la música y sus elementos para la intervención de entornos médicos, educativos y cotidianos. Se puede llevar a cabo individualmente o en grupo.

En Argentina, alrededor de 1948, un grupo de profesores de Educación Musical estuvieron interesados en el uso de la música en chiques con discapacidades. A su vez, en conjunto con médiques, crearon en 1966 la Asociación Argentina de Musicoterapia y, posteriormente, la carrera universitaria que empezó a dictarse al año siguiente en la Universidad del Salvador.

Ya en 1968, Argentina comenzó a tener las primeras jornadas latinoamericanas de Musicoterapia, en donde participaron diversos países como Brasil, Perú, Uruguay y Venezuela. En esos encuentros se pudieron exponer prácticas e investigaciones, permitiendo el desarrollo de la disciplina.

Tres años más tarde, universitarios argentinos recibidos, pudieron estar en la realización del Congreso Interamericano de Musicoterapia. A través de estos encuentros y con el lema de “Música, Cultura, Sonido y Salud”, estos profesionales lograron intercambiar, junto a colegas de otras partes del mundo, más de 500 proyectos de investigación y prácticas.

Nota al pie dialogó con la Licenciada en Musicoterapia de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Maribel Cupayolo, para hablar acerca de la importancia que tiene esta práctica, como es el trabajo con pacientes que utilizan este método y el significado que tiene.

Una práctica sanadora

La licenciada dejó entrever, acerca de lo que ésta profesión ofrece a la hora de que la música forme parte de nuestras vidas y que funcione como objeto para comunicar (nos) con otres. A raíz de ello expresó que «La musicoterapia permite el encuentro con el lenguaje musical constitutivo de cada uno de nosotros”. 

“El trabajo del musicoterapeuta es algo muy artesanal en función de que tiene que promover el encuentro con esta identidad sonora de cada uno de nosotros” explicó. Y agregó que “El estímulo musical es muy rico que favorece la estimulación de diferentes áreas cerebrales y funciones cognitivas”.

¿Qué significado tiene esta profesión para vos?

El significado que tiene para mí la carrera tiene que ver con esto de promover el encuentro con lo sonoro, favorecer la estimulación de funciones cognitivas a través de algo que nos implica, porque cuando la música es relevante en nuestra historia, nos implica.

Es un estímulo que permite una intervención no farmacológica, que para el manejo del dolor es fundamental; a nivel profesional permite este trato humano y humanizante en áreas donde la intervención no farmacológica toma un gran valor.

Una de las actividades que se hacen dentro de las sesiones de musicoterapia, es el uso de instrumentos musicales. Crédito: Foto de la entrevistada Maribel Cupayolo 

Como la curiosidad “mato al gato” y puede cambiarte la vida

Maribel Capuyolo, egresó de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en el 2018. Con título en mano, se introdujo en esta profesión que la llevó a un lugar que no conocía; es por eso que recordó cómo fue la secuencia en la que descubrió esta profesión.

“Mi encuentro con la musicoterapia fue por curiosidad, yo había pensado al terminar la secundaria, estudiar psicología; cuando ingreso al sistema de psicología observó que estaba musicoterapia, me anoto, el cbc era el mismo; en segundo año curso musicoterapia II y ahí podemos ver en el ámbito hospitalario a las musicoterapeutas”

“A partir de esa observación […]confirme mi decisión, me encanto el área. Actualmente trabajo en esa área así que siempre agradecida por esa experiencia […] hoy trabajo en el área de obstetricia con niños y adolescentes también”, señaló.

Una experiencia musical que puede cambiar la vida de los demás

Cupayolo refiere que, en la práctica de la musicoterapia, se realizan experiencias musicales diseñadas a partir de objetivos terapéuticos. Dentro de estas experiencias se ponen en juego diferentes elementos y recursos como instrumentos musicales, rítmicos, melódicos, armónicos, entre otros, también se utiliza la voz y el cuerpo para poner en juego en estas prácticas, las necesidades del paciente.

“La música que se utiliza en las sesiones son las que son significativas para el paciente. Los musicoterapeutas no recetamos música […] trabajamos en función de la canción, considerando que la música es un lenguaje en el ser humano», explicó.

¿Cuál es la función de la musicoterapia?¿Cualquiera puede asistir?

En musicoterapia se trabaja en pos de generar experiencias musicales que tengan relación con esa música, con esa huella sonora, con esa historia musical que todos tenemos, y que es particular, generalmente se dice que la música es el lenguaje universal. Si bien impacta de manera universal en todos, cuando escuchamos música se ponen en juego un montón de capacidades motrices, perceptivas, cognitivas y otras áreas.

No es necesario ser músico para poder asistir a musicoterapia, sino que, cualquier persona puede asistir porque lo que se va a trabajar es con la musicalidad, que es común a todos, todos a lo largo de nuestra vida hemos empezado a formar esta historia sonora musical y justamente a través de esa musicalidad trabajar y abordar los diferentes objetivos. No es necesario ser músico ni tener dominio musical.

Maribel Cupayolo, de 27 años, junto a su título de licenciada en musicoterapia de la UBA. Crédito: fotos de la entrevistada

Un día como hoy: agradecer

Al momento de preguntarle por la importancia de este día y que es lo que le diría a quienes la lean expresó que “Me gustaría decirles a todos mis colegas musicoterapeutas, primero feliz día y segundo agradecerles también por el recorrido que han hecho”.

¿fue largo el camino?

Hoy nuestro trabajo es más fácil, gracias a ese camino allanado en difusión y evidencia, para promover el reconocimiento de la disciplina; me parece que es importante decir, que sigamos difundiendo la disciplina y sigamos creyendo que día a día se demuestra la efectividad y la especificidad que enriquece el trabajo conjunto con otros profesionales.

A las familias de mis pacientes, gracias por confiar en mí, y a toda la comunidad en general que espero que esta nota les aclare un poco más acerca de que es la musicoterapia y qué podemos aportar; que se animen si tienen dudas a consultarnos, a preguntarnos.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad