Jun 29, 2021 | Género & Sexualidad

Un fallo judicial para la inclusión de mujeres choferes

Dicho programa apunta a promover estándares de igualdad de género y de igualdad de oportunidades; acceso a los puestos de trabajo y el sostenimiento de empleo. Paralelamente se busca fortalecer y potenciar las tareas de fiscalización, difusión, sensibilidad y capacitación. Un fallo que tiene historia La iniciativa de inclusión del cupo laboral de mujeres en […]
La lucha de Erika Borda. Foto: Revista ColectiBondi.

Dicho programa apunta a promover estándares de igualdad de género y de igualdad de oportunidades; acceso a los puestos de trabajo y el sostenimiento de empleo. Paralelamente se busca fortalecer y potenciar las tareas de fiscalización, difusión, sensibilidad y capacitación.

Un fallo que tiene historia

La iniciativa de inclusión del cupo laboral de mujeres en el sector de transporte se da gracias al fallo judicial iniciado por Erika Borda, una chofer de colectivo, que fue discriminada por varias empresas de transporte en su búsqueda laboral. 

La ex chofer, trabajó desde el año 1999 hasta el 2010 en una empresa de transporte hasta que un accidente, en el que  fue embestida por un auto mientras circulaba en su moto, le dejó algunas secuelas. Su recuperación fue muy lenta y tuvo como consecuencia del accidente una larga depresión; algo que le costó mucho poder superar y la empresa en la que trabajaba la echó.

La demandante en la sesión donde ganó el fallo junto a sus abogados. Foto: La Licuadora TDF

Discriminación laboral y un final inédito 

La ex chofer de colectivo, luego de su recuperación intentó buscar trabajo en diversas empresas de transporte; pero en todas a las que se acercó le dijeron que no tomaban personal, la realidad era que no tomaban mujeres.

Pese a esto, decidió ir hasta la Defensoría General de la Nación (DGN) para denunciar dicha situación de discriminación laboral; y lograr un fallo con una iniciativa laboral inclusiva.  

En este sentido la Cámara de Apelaciones de Trabajo (Sala II), dictó una sentencia en la que obliga a que las autoridades gubernamentales establezcan una reglamentación para compensar la desigualdad en el cupo laboral.

Financiamiento de licencias

El programa crea el funcionamiento del Registro de Mujeres Aspirantes Choferes de Colectivo (REMACC) y tendrá  financiamiento para la obtención de la Licencia Nacional de Transporte Interjurisdiccional (LinTI), requisito necesario para ingresar al REMACC.

El financiamiento se da ya que, desde la creación del mismo en el año 2019, el costo de la licencia especial es muy elevado y casi imposible de abonar; lo que desencadena el no poder acceder a este tipo de trabajo.

Nueva nómina laboral de mujeres 

Erika Borda, la mujer que cambio la historia del colectivo. Foto: Anred

El programa conformará una Red Federal de Empresas del Transporte Automotor por la Igualdad, que incluirá la incorporación de un 30% en el cupo laboral y dará difusión de prácticas laborales y empresariales detectadas.

Así mismo se prevén capacitaciones y formaciones profesionales para les aspirantes, mediante el Plan de Formación de Profesional y Continua. A los empleadores se les facilitara el Programa de Inclusión Laboral (PIL).

Una iniciativa de gran alcance

Este programa tendrá alcance federal, tanto en la difusión como en la implementación, a través de las 44 agencias territoriales del Ministerio de Trabajo. Tendrá, entre otras funciones, la de asesorar y promover a los municipios y provincias.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie