Jun 20, 2021 | Género & Sexualidad

La historia de los Encuentros Nacionales de Mujeres: cuarta parte

Historia de los Encuentros Nacionales de Mujeres. Cuarta entrega.

Los talleres son el alma de los Encuentros Nacionales de Mujeres. En la foto, uno de los talleres del XXXIV ENM de La Plata. Créditos: Estela García, Nota al Pie. 

Corría el año 1995 y ya casi se cumplía una década de Encuentros Nacionales de Mujeres (ENM) en Argentina. Lo que comenzó en 1986 como un evento en el que se encontraron mil mujeres, ahora había crecido hasta diez veces en número.

Ya se habían realizado ENM en todos los puntos del país. Desde el primer Encuentro en Buenos Aires se pasó por Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Mar del Plata, Santiago del Estero, Corrientes y  Tucumán. La idea de recorrer la Argentina año tras año, es para que las mujeres de todos los puntos cardinales tengan un Encuentro cercano al que puedan asistir. 

En esta serie de publicaciones, Nota al Pie te cuenta la historia de los Encuentros Nacionales de Mujeres. Hoy, descubriremos lo que pasó en los ENM que se realizaron desde 1995 al 2001.

En esos años, hubo algunas situaciones que marcaron el accionar de las comisiones organizadoras y la elección de temáticas en los talleres. Por un lado, la crisis social y económica que crecía cada vez más bajo el gobierno de Carlos Saúl Menem. 

Además, la Iglesia Católica y las gobernaciones de algunas de las provincias sedes empezaron a preocuparse por esta cantidad de mujeres que se juntaban a pensar por ellas mismas. Por eso, impusieron muchas trabas en la organización y realización de los ENM. También se inmiscuían en los debates sobre el cuerpo y sexualidad.

Hubo un tema cuya discusión y apoyo por parte de las mujeres crecía año tras año. Se trata del aborto y la posibilidad de hacerlo legal. Un derecho que tuvo su aprobación recién a fines de 2020, comenzaba su campaña de lucha hace más de veinte años. 

Fines de los noventa: cada vez más mujeres se hacen escuchar

En 1995 y 1996 surgió la necesidad de reflexionar sobre los ENM. Se cumplian diez años del primer Encuentro en 1986, y veinte del comienzo de la dictadura militar. Muchas cosas habían cambiado desde ese entonces.

El X Encuentro Nacional de Mujeres tuvo lugar en San Salvador de Jujuy, el 19, 20 y 21 de agosto de 1995. Asistieron 7000 mujeres. Allí se inauguró el taller de reflexión sobre los encuentros: “Mujer y X ENM”. En cuanto a lo social, se recuerda la convocatoria a una Marcha Federal en septiembre de ese año, en oposición al gobierno menemista.

En 1996, el ENM fue en Buenos Aires. Participaron 15000 mujeres. En las palabras de apertura se hizo referencia a las conquistas legales de la última década: “Hemos obligado a reformar la legislación familiar, la igualdad de los hijos ante la ley, el divorcio vincular, la patria potestad compartida, la Ley de prevención de violencia doméstica, Ley de cupo femenino para cargos electivos».

Para el año siguiente, varios sectores se sentían incómodos por esta fuerza femenina y popular que no paraba de crecer. Por eso, el ENM de 1997 tuvo diversos «palos en el camino» que complicaron su organización. 

Se realizó en junio, en la provincia de San Juan. Ante la negativa de la comisión organizadora de que el gobernador sanjuanino participara en el ENM con un discurso, la situación de organización se complicó.

El estado provincial junto con la jerarquía eclesial sanjuanina comenzaron la campaña de difamación. Las organizadoras denunciaron que se hablaba mal del evento en las escuelas, se les prohibía ir a las mujeres de Acción Católica, se demoró a las asistentes al ENM en los hoteles a dónde se hospedaban por investigación de antecedentes, entre otros agravios. 

Quizás la jugada más fuerte fue la realización de un «encuentro paralelo». Las mujeres denunciaron que desde la Iglesia provincial intentaron desviar a los contingentes para que se reunieran en otro lugar, con otros talleres. Sin embargo, pese a estos intentos, más de 5.000 mujeres participaron del XII ENM

Al año siguiente, el Encuentro se realizó el 10, 11 y 12 de octubre de 1998 en la ciudad de Resistencia, provincia de Chaco. Allí asistieron más de 10000 participantes. También hubo problemas de reacciones opuestas en la sociedad. Una de las entrevistadas del libro «Mujeres que se encuentran«, de Amanda Alma y Paula Lorenzo  recuerda que: «fue el único encuentro donde hubo una agresión a dos compañeras lesbianas y fue muy importante la solidaridad que hubo de las compañeras del movimiento. Fue gente del lugar que las agredió porque ellas estaban teniendo una actitud cariñosa».

El último Encuentro de la década fue en San Carlos de Bariloche, provincia de Río Negro. Se realizó el 9, 10 y 11 de octubre de 1999 y asistieron 5000 mujeres de todo el país. Aquí hubo una fuerte participación de los pueblos originarios. Además se hizo referencia a temas que atravesaban el contexto social: la desocupación y las políticas de ajuste. 

Un nuevo milenio

El Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata repleto de mujeres en el ENM del 2001. Créditos: pulsonoticias.com

Comenzaron los años 2000 y el movimiento feminista crecía cada vez más, en una Argentina atravesada por una crisis económica y social. Las agrupaciones populares tomaban más protagonismo, y las mujeres no se quedaban atrás. 

El interés era tal que en el XV Encuentro la ciudad sede se desbordó. Fue en Paraná, en la provincia de Entre Ríos, los días 14, 15 y 16 de octubre. Asistieron 13000 mujeres, de las cuales algunas tuvieron que hospedarse en Santa Fe, ya que no habían más alojamientos disponibles.

Y así se llega al 2001. Su mes de diciembre marcó a todes les habitantes del país. Desocupación, saqueos, la Plaza de Mayo con manifestaciones a diario, represión, el ex presidente De la Rúa saliendo de la Casa Rosada en helicóptero son imágenes que no se olvidaron nunca.

En octubre de ese año, las mujeres del país realizaron el XVI ENM. Fue en la capital bonaerense, La Plata. Asistieron alrededor de 15000 mujeres. El marco era una región con una fuerte historia de lucha política, con miles de desaparecides militantes en la dictadura, con una universidad antigua y de fuerte presencia de alumnes en el movimiento estudiantil.

El tema recurrente fue la posición que muchas mujeres habían ocupado como jefas de familia, en un contexto en el que los maridos que generalmente se encargaban de mantener a sus hijes perdían el trabajo. Además, uno de los talleres fue «Mujer y desocupación«, para mostrar una realidad creciente

Otra vez, la iglesia católica quiso frenar el evento. Esta vez a cargo de un hombre que siguió generando polémica con sus dichos y prohibiciones hasta su muerte. El Arzobispo Monseñor Héctor Aguer organizó una serie de actos paralelos al ENM en el Teatro Coliseo Podestá, por la «Promoción de la Mujer». 

Además, la comisión organizadora recibió presiones de la gobernación, por lo que no se realizó por primera vez el taller en el que se discutía sobre el aborto. 

Otro hecho polémico estuvo a cargo de algunas de las participantes del Encuentro. En la clásica marcha por la ciudad, un grupo de ellas se desviaron y escracharon la Catedral platense. Esta conducta será utilizada por los medios de comunicación masivos hasta la actualidad para criminalizar a los Encuentros. 

La política en el centro de la discusión

Ya en el 2001 existía la consigna » Anticonceptivos para decidir, aborto legal para no morir». Créditos: Pulso noticias.com

En el próximo fin de semana, Nota al Pie continuará con la historia de los Encuentros Nacionales de Mujeres. Esta vez, abarcaremos lo sucedido en la primer década de los 2000. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie