Jun 10, 2021 | Cuidándonos

CANNABIS MEDICINAL: la Municipalidad del Trapiche realizará una capacitación

En el último tiempo, el mundo médico ha avanzado en el reconocimiento de los usos del cannabis medicinales, terapéuticos y/o paliativos del dolor.
cannabis medicinal
El cannabis tiene un uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor. Crédito: Télam

La Municipalidad del Trapiche, provincia de San Luis, en conjunto con LatinoameriCANNA Consultora, la Asociación Civil Cannabica Esperanza de Vida, y la Universidad Nacional de San Luis, realizará una capacitación en Cannabis Medicinal y Terapéutico. El evento tendrá lugar el próximo sábado 12 de junio y su modalidad será virtual. Esta jornada de capacitación se enmarca en lo dispuesto por la Ordenanza n°18-hcd-2020 «regulación del cannabis para fines científicos, medicinales, terapéuticos y/o paliativos del dolor” 

La capacitación estará dirigida a profesionales de diferentes áreas de la Salud que intervengan en un tratamiento de pacientes con Cannabis. Disertarán en esta jornada, El Dr. Facundo Álvarez, médico generalista especialista en Sistema Endocanabinoide, la licenciada Paloma Sneh, sobre el abordaje del Cannabis en Clínica Psicológica, la Dra. Mariela Morante, relativo al Tratamiento del dolor Oncológico con Cannabis, la Dra. Natalia Taratuto con un desarrollo de los usos del cannabis medicinal en neuropediatría y el Dr. Juan Pablo Schkiar con un tema muy importante hoy en dìa que es el uso del cannabis en pacientes polimedicados.

Avances y prejuicios

En este sentido, Emilio Ruchansky, editor adjunto de la revista THC e integrante del Centro de Estudios de la Cultura Cannábica (CECCA), reconoce la importancia de los avances en el mundo médico con respecto a los usos del cannabis medicinal. Sin embargo, advierte que sigue habiendo mucha desinformación, por eso es muy importante la capacitación. “Hay muchas personas del campo de la medicina que no están acompañando o no quieren acompañar a quienes usan el cannabis con fines terapéuticos y/o paliativos del dolor. No les quieren acompañar por miedo, por falta de información. Inclusive, por faltas éticas que tienen que ver con esta idea paternalista que hay en el campo de la medicina”, explica.

Cabe resaltar que, al día de hoy, el uso de cannabis medicinal está habilitado y regulado. Esto es posible gracias a la reciente sanción del decreto 883/20, que reglamentó la ley  27630 de investigación del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados. A partir del decreto, el Gobierno creó un registro de producción de cannabis y habilitó el autocultivo controlado de cannabis medicinal. Al tiempo que reglamentó el acceso al aceite y otros derivados en farmacias autorizadas.  Acorde con Ruchansky, la ley sancionada en el 2017 fue muy limitada. Y su reglamentación se logró recién 3 años después, gracias a “la lucha de todas las organizaciones del país”.

“Además de los usos adultos o recreativos, el Cannabis tiene un uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor”, afirma Emilio Ruchansky, editor adjunto de la revista THC

Los usos del cannabis medicinal

Con respecto a los usos del cannabis en Argentina, Ruchansky dice que “además de los usos adultos o recreativos tiene un uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor”. La mayoría de les usuaries del cannabis medicinal “son adultes mayores que, generalmente, utilizan aceites y otros derivados de la planta para aliviar el dolor crónico”. Esto permite “una mejoría del ánimo, del sueño y del apetito, que no son cosas menores en personas de más de 80 años”. 

Ese es el caso de la mamá de Nélida, a quien hace algunos años “le empezó a doler todo el cuerpo, no podía pararse ni salir de la cama”. Un día, una compañera le contó que sus abuelos estaban tomando cannabis medicinal y que “andaban bárbaro”. Le recomendó a Nélida adónde comprar el aceite e hicieron la prueba. “Le dábamos dos gotitas a la mañana y dos a la tarde. A la semana que empezó a tomar, mejoró un montón. La sigue tomando hasta hoy. Aminora un montón los dolores”, declara. 

Por otro lado, el entrevistado señala que otro de los beneficios del cannabis es que  “no tiene una toxicidad tan alta como los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), tales como el diclofenac, o el ibuprofeno”. Advierte que “si una persona toma durante 15 o 20 años estos medicamentos, tiene consecuencias hepáticas”.

Por último, indica que otres usuaries son “les niñes con epilepsia refractaria, que tienen crisis epilépticas que se pueden evitar a través del tratamiento con cannabis. Al tener menos crisis se deteriora menos su salud, por lo tanto ahí el cannabis actúa como tratamiento”, concluye Ruchansky.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie