Denuncia de obras inconsultas en San Marcos Sierras

Vecines y organizaciones de la localidad cordobesa rechazaron construcciones que “atentan contra la identidad del pueblo”.
Entrada de la localidad de San Marcos Sierras, provincia de Córdoba. Foto: radiogarabato.com.ar.

Los paisajes, la arquitectura, entre otros, son elementos que construyen la identidad de un pueblo. La combinación de los mismos permite que cada región asuma la identidad que la define y la hace particular. En ese sentido, la comunidad de San Marcos Sierras, en la provincia de Córdoba, denunció la construcción de obras que “atentan contra la tradicional identidad del pueblo”. El reclamo provino de la Asamblea Ambiental por el Monte de la localidad turística, la Comunidad Tay Pichín y la Fundación para la Defensa del Medio Ambiente (FUNAM).

Según lo consultado por Nota al Pie, les denunciantes sostuvieron que las obras “ponen en riesgo la imagen de San Marcos Sierras”. Además, destacaron que “ha permitido la generación de empleos sobre la base de aspectos culturales, históricos y naturales, haciendo de nuestro pueblo un lugar único”.  

“Se trata de modificaciones en veredas, calles, plaza y otros sectores urbanos decididas autoritariamente por la Municipalidad. San Marcos Sierras es un asentamiento indígena Comechingón, reconocido por su desarrollo urbano, hospitalidad, actividad cultural y contacto con la naturaleza” detallaron les vecines. 

Detalles del conflicto 

Les denunciantes explicaron que “la Municipalidad contaba con la ordenanza 775, desarrollada con profesionales de la Universidad Nacional de Córdoba y la comunidad”.

“Se establecía un mecanismo de participación pública (Consejo de Ordenamiento Territorial) para resguardar cualquier desvío que atentara contra la identidad del pueblo”, informaron les habitantes. 

Asimismo, precisaron: “La misma fue derogada para desarrollar un proyecto de remodelación urbana inconsulto que viola el Convenio 169 de la OIT sobre Derechos Indígenas; la Ordenanza municipal 777 de protección de calles de tierra y la Ley 10308, de creación de la Reserva Arqueológica Quilpo”.

“Otro agravante de la derogación es que permite loteos en zona roja, antes prohibidos, configurando un intento de urbanización en zonas de monte nativo”, manifestaron las organizaciones. 

Por otra parte, les denunciantes expresaron: “Obras para mejorar y dar seguridad a vecinos, vecinas y visitantes, son necesarias. Pero nos preguntamos sobre las urgencias dada la situación sanitaria, no sería más importante utilizar los recursos para contrarrestar los efectos negativos de la pandemia”.

Les vecines de la localidad cordobesa sostuvieron que “creemos que este accionar no democrático que intenta desvincular a los habitantes, debe ser contado y denunciado”. Finalmente, la Asamblea Ambiental por el Monte de San Marcos Sierras, la comunidad Tay Pichín y FUNAM manifestaron que analizarán medidas cautelares y denuncias penales ante la resolución municipal.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie