Jun 4, 2021 | Zona Ambiental

Proyecto para modificar la Isla 132 en Neuquén

Ante la reiteración de este proyecto, Nota al Pie dialogó con Fernanda Soto, integrante de la Asamblea Permanente Comahue por el Agua.
Isla 132 Neuquén. Créditos: diario Rio Negro.

Se trata de un segundo intento de modificar el uso del suelo de la Isla 132 que está ubicada sobre la costa del Río Limay, en su confluencia con el Río Neuquén en la provincia homónima.

Nota al Pie dialogó con Fernanda Soto, que integra APCA Neuquén (Asamblea Permanente Comahue por el Agua) sobre el proyecto que se tratará para modificar el uso del suelo en la zona. Además de lo que implica esta modificación en términos ambientales y socioculturales, en caso de su aprobación.

Este proyecto de modificación del uso del suelo que impulsa el Movimiento Popular Neuquino conduce tanto la provincia como la ciudad capital, en su momento lo impulsó el Intendente anterior, Horacio “Pechi” Quiroga que era parte de esta coalición Pro- Cambiemos.

“En la actualidad lo que intentan hacer en la modificación del uso del suelo es que el predio de la Isla pueda ser habitado con construcciones residenciales, con viviendas”, explicó Soto.

Desigualdades sociales

La ambientalista hizo referencia a los sectores enriquecidos ya que ellos “viven en countries a las orillas de los ríos mencionados”. En tanto que “los sectores empobrecidos y vulnerables tienen que ‘tomar tierra’ en las zonas de las bardas. Nuestra ciudad es alargada, nosotros vivimos entre la barda que es una meseta y el Río Limay”.

En ese sentido destacó “Lo que viene sucediendo, que estamos denunciando tiene que ver con que en una ciudad con  déficit habitacional con números alarmantes”. Debido a que unas 35 mil personas no pueden acceder a una vivienda digna en la ciudad capital, según datos del año 2017 del CELS Centro de Estudios Legales y Sociales.

“Da como mucha impresión que en la costa que era libre de repente tengamos edificios; es como bien impactante el contraste” graficó la entrevistada. Créditos: lmneuquen.com

“Se criminaliza estas recuperaciones territoriales que te menciono, cuando la gente tiene que salir a buscar un pedacito de tierra para vivir son judicializados, criminalizados reprimidos al igual que sucede también en Buenos Aires”, argumentó. 

Otro de los problemas que plantean los desarrollos inmobiliarios en la zona es que “los countries se adueñan de las costas, las cierran; ya no podemos pasar por ahí y entendemos que es esto lo que va a pasar también con la Isla 132 que tiene solo dos vías de acceso, dos puentes. Pero si ahí está a 200 dólares el metro cuadrado; el terreno más chico sale un millón de dólares. Se entiende cuál es el sector que podría habitarla, entonces advertimos que no vamos a poder entrar ahí y la Isla se va a privatizar”, vaticinó Soto. 

Estado de alerta

En la Isla están alertas, se oponen rotundamente a la especulación inmobiliaria porque entienden que “se enmarca en un modelo extractivista que padecen fuerte en la provincia de Vaca Muerta; va a afectar gravemente, las costas de estos ríos y violentando vidas no humanas”. 

“Tanto en el río como en sus costas viven un montón de animales y plantas nativas del lugar; además de que nosotras habitamos territorio histórico y ancestral mapuche y el contacto con el agua y sus fuerzas, con todo el territorio tiene una importancia profunda en lo que respecta a la espiritualidad del pueblo”, destacó la entrevistada. 

Y agregó que “en la Isla ya se están construyendo, ya hay un complejo de departamentos, un edificio de oficinas y se está construyendo otro más y un tercero que es el centro de convenciones de la ciudad. Entonces la van destruyendo, la van desmontando”. Desde hace unos años allí se lleva adelante la Fiesta de la Confluencia, la fiesta de la ciudad en verano.

En oposición a los negocios inmobiliarios

“Sólo pretende garantizar el lucro de los desarrollistas inmobiliarios y de hecho así se presenta el proyecto. Ellos dicen abiertamente que quienes hoy son dueños de la Isla para  garantizar su rentabilidad necesitan que se modifique el uso del suelo. Ni siquiera dibujaron que es para otra cosa; es para que esos sectores garanticen su rentabilidad”, remarcó Soto. 

Paseo de la Costa. Créditos: lmneuquen.com

Por estos motivos afirman “Nos oponemos justamente porque esta especulación inmobiliaria va a afectar y ya viene afectando, violentando todas las vidas que allí habitan. Y para garantizar también que toda la población pueda seguir accediendo a la Isla 132 y al resto de las costas, que se sigan garantizando como espacios públicos. También venimos problematizando en la importancia de que la población pueda comprender lo urgente de respetar y de asumirse parte del territorio del entramado de biodiversidad y no por encima del resto de las otras vidas, dispuesto para asumirse, nosotros hablamos de bienes naturales, no de recursos”.

La Isla como área natural protegida

Cuentan que demandan junto con las otras organizaciones que integran la coordinadora anti extractivista de Neuquén que “esta isla sea declarada un área natural protegida y la recuperemos y  la reforestemos y la cuidemos al igual que el resto de las costas”. 

“Vivimos en una provincia en donde el sentido común construido  por los gobiernos y por las trasnacionales nos separa del territorio y nos marca esta visión como de recurso que está ahí para que lo extraigamos sin considerar las otras vidas que allí habitan”, reflexionó la asambleísta.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie