May 28, 2021 | Cuidándonos

Fesprosa rechaza el acuerdo paritario nacional

El Estado, ATE y UPCN acuerdan un aumento salarial para el personal de salud estatal sin consultar a las bases ni dar la posibilidad al debate.
Foto: Estado de Alerta.

Entre dos sindicatos se realizo un acuerdo de aumento salarial del 35% en cuotas. Sin embargo, la Federación Sindical de Profesionales de Salud de la República Argentina (Fesprosa) lo rechaza.

La misma considera que no se abrieron canales de diálogo que pluralicen las voces de les trabajadores de salud y que el aumento ante la inflación proyectada va a quedar rezagado.

Por dicho motivo, Nota al Pie dialogó con Jorge Yabkowski, Secretario General de Fesprosa, quien explicó el conflicto salarial y la situación que se vivencia desde el sector salud.

Yabkowski expresó que el acuerdo fue firmado sin consultarle a los gremios estatales específicos de la salud. Esto significa que UPCN, sindicato envuelto en la negociación, se auto atribuyó la representación del conjunto de les trabajadores.

Conflictos

“Nosotros no pudimos intervenir ni opinar en esa discusión sobre el salario de nuestros afiliados. Cerca de mil afiliados tenemos en el hospital más grande de Argentina el Posadas, que van a recibir lo que otros gremios han decidido” declaró el representante gremial.

Además agregó que “tampoco hubo asambleas en los establecimientos nacionales y se ha producido una reacción en cadena de muchos sectores. Como el INTI, el Ministerio de Trabajo y el CONICET que en asambleas han cuestionado esta metodología y los contenidos porque el acuerdo es un acuerdo al 35%”

Asimismo, destacó que este aumento sería positivo si se aplicara en el momento. Sin embargo, al realizarlo paulatinamente en cuotas que finalizarían el primer trimestre del año que viene generaría que “no se recupere para los trabajadores de la salud lo que se perdió el año pasado. Ante una inflación proyectada de casi el 50% este acuerdo va a quedar claramente rezagado”.

La realidad del personal de salud

Con 3.622.135 casos de Covid-19 confirmados, 75.888 fallecides y la ocupación del total de camas disponibles en algunos hospitales nacionales y provinciales, el panorama de la República Argentina es preocupante.

En este contexto alarmante es donde diariamente el personal de salud lleva adelante su labor. En relación a esto Jorge Yabkowski expresó “la situación de los profesionales de la salud en general es muy preocupante. El sistema desbordado significa un aumento enorme de la mortalidad en los hospitales y en las terapias”. 

Jorge Yabkowski. Foto: Estado de Alerta.

Señalo que “como decía el jefe de la terapia del Otamendi venimos de una mortalidad de las terapias bien montadas en ascenso. Está en el 77%. En las terapias improvisadas, por ejemplo que se hacen poniendo respiradores y oxígeno en las salas de guardia y en shock room, la mortalidad es del 100%”

El representante gremial destacó que el sistema no da para más y que “la emergencia sanitaria ya está instalada entre nosotros y el colapso está ocurriendo”.

El colapso del sistema sanitario no solo se observa en la improvisación de espacios de atención sino también en el “déficit en los anestésicos para relajar a los pacientes”. Incluyendo los “problemas serios de recurso humano porque tenemos hoy, fruto del agotamiento y en algunos casos de la deserción, menos personal que el año pasado”.

El acompañamiento sindical

Yabkowski aseguro que desde el sindicato se viene realizando una series de demandas las cuales el Estado no atienden. Entre ellas están: el aumento masivo de salarios; paritaria nacional de salud; provisión y centralización de todas las camas y de todos los insumos entre el público, lo privado y la seguridad social para reasignar partidas.

Debido a todo esto, el dirigente gremial expresó que “diría que en esta etapa vamos perdiendo contra la pandemia” e informó sobre el desgaste físico y emocional que están vivenciando el personal de salud.

La realidad actual del sistema “implica un grave daño psicosocial, psicológico a los trabajadores. Tratamos de paliarlo armando grupos de reflexión y de charla con profesionales especializados, expresando esta situación en los comités de emergencia que la mayoría no han incorporado a los trabajadores. Pero, evidentemente la situación que estamos viviendo es una situación límite a la cual no llegamos el año pasado”.

Buscando nuevas formas de reclamos

Con respecto a tomar alguna medida gremial Yabkowski, explicó dos cuestiones.

La primera es que en este contexto no es fácil llevar adelante acciones. Por ley se podría implementar paro de actividades programadas pero dichas actividades ya están suspendidas parcialmente.

Un ejemplo de esto es que “la mayoría de las operaciones programadas ya se han postergado” debido a que “no hay anestesia, para hacer cirugía programada porque todo el mercado de anestésicos y relajantes está absorbido por los pacientes que están en un respirador. Hay un aumento de hasta 1000% por ejemplo de relajante muscular como el Pancuronio del 500% en el Propofol. Estos aumentos hacen que toda la actividad que no sea Covid cada vez está más restringida”.

La segunda cuestión implica la planificación de medidas que se adapten al contexto. Como lo explica el sindicalista, podrían ser visualizaciones y caravanas a contra turno, que como lo asegura, se van a seguir realizando. 

“Todavía no hay decisión de una media nacional, sino que van a estar desarrolladas a la situación de cada una de las provincias”. Por lo cual, “serán adaptadas a esta situación de pandemia y sobre exigencia del personal” planteó el dirigente gremial. No descarta pensar nuevas formas de protesta.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie