May 20, 2021 | Actualidades, Cuidándonos

Alerta por muerte por rabia humana en Coronel Suárez

Falleció la joven de Coronel Suárez que contrajo rabia tras ser mordida por un gato callejero.
Foto: purina-latam.com.

Según informó el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, la mujer de 33 años había asistido al Hospital Municipal de Coronel Suárez el 18 de abril, por padecer síntomas neurológicos. Estuvo internada en la Unidad de Cuidados Intensivos debido a una encefalitis que terminó en coma; y el deceso se produjo el pasado 13 de mayo.

Sus familiares comentaron que había sido mordida por un gato callejero hace aproximadamente un mes y medio; y que no había acudido a un médico para realizar la consulta correspondiente.

Nota al Pie se puso en contacto con el Dr. Oscar Alberto Brogna, médico veterinario y ex Presidente del Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires Distrito II, para conocer más sobre esta zoonosis.

Respecto de por qué los resultados de los primeros análisis que le hicieron a la joven dieron negativos pero finalmente era positiva, el Dr. Brogna aclaró que en la persona viva se hacen análisis a partir de muestras de saliva y/o biopsia de piel de la nuca. También se busca el virus o partículas virales por técnicas de PCR o por búsqueda de anticuerpos en sangre de personas sin vacunar. Pero esto no da un 100% de seguridad en caso de tener un resultado negativo. En el informe presentado por el Instituto Luis Pasteur y el Instituto Carlos Malbrán, los resultados fueron “negativos en un 99%”. 

Además, detalló que el diagnóstico de certeza debe realizarse sobre material del sistema nervioso central de la persona, por lo tanto es un estudio que se lleva a cabo post mortem. Esto se debe a que evidentemente siempre hay más material viral en el sistema nervioso que en saliva, piel y sangre.

Sobre la rabia

Mediante un comunicado, el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires explicó que la enfermedad causada por el virus de la rabia es zoonótica. Es decir, que se transmite de los animales a las personas. 

Esta transmisión se produce a través de saliva de animales infectados, tanto domésticos (principalmente perros y gatos) como animales silvestres (murciélagos, zorros, zorrillo). Generalmente, el virus entra a través de la piel y membranas mucosas, por mordeduras o arañazos.

Tadarida brasiliensis, especie de murciélago insectívoro que habita en Buenos Aires y que puede transmitir la rabia. Foto: vetmarketportal.com.

El periodo de incubación de la enfermedad es variable, y en humanos va desde menos de dos semanas hasta más de un año, con un promedio de dos a cuatro meses. Además aclararon que este período está estrechamente ligado a localización, profundidad y gravedad de la mordedura, arañazo, etc, del animal infectado, proximidad de troncos nerviosos, distancia al cerebro y cantidad de partículas virales inoculadas. 

En el comunicado especificaron además que los síntomas del virus rábico son cuadros neurológicos, ocasionando encefalomielitis aguda. Produce hiperexcitabilidad creciente, con fiebre, delirios y espasmos musculares involuntarios generalizados y/o convulsiones que evolucionan a un cuadro de parálisis con alteraciones cardiorrespiratorias, presentación de coma y evolución a muerte en un período de cinco a siete días.

Remarcaron que cuando aparecen los síntomas, la enfermedad es fatal, por eso es muy importante la profilaxis post exposición, tanto con la vacuna como con la inmunoglobulina de acuerdo con la gravedad del caso. 

Transmisión de la rabia

El veterinario Dr. Brogna explicó que la rabia se transmite, principalmente, por mordedura, rasguños o lamido de heridas preexistentes ocasionadas por animales portadores del virus, que pueden ser perros y gatos, entre otras especies. También hay casos descritos por trasplantes de órganos, por aerosoles o por accidentes de laboratorio. 

El humano se contagia también de murciélagos a través de mordeduras. Comentó que “un error frecuente es minimizar el riesgo de los murciélagos porque las especies más frecuentes que encontramos en el piso son insectívoros o frugívoros, y las personas piensan ‘comen insectos, no muerden’, lo cual no es cierto. Casi con seguridad no atacan a las personas, pero sí muerden en forma defensiva cuando se tratan de atrapar en una forma no adecuada”.

Cantidad de murciélagos positivos a rabia en los últimos 4 años. Estos datos figuran en el Manual de Eventos de Notificación Obligatoria de la Provincia de Buenos Aires.

Ante mordeduras de perros o gatos

Ante una mordedura de perro o gato, el Dr. Brogna remarcó que se debe lavar la herida con agua y jabón y concurrir inmediatamente al centro de atención humana (preferentemente especializado en rabia) más próximo para recibir el tratamiento que corresponda. 

A su vez, ese centro de salud debe comunicar lo sucedido al centro de zoonosis para que éste inicie las acciones correspondientes al animal. “Por los datos que se tienen del caso de Coronel Suárez, la persona no habría concurrido a un centro de zoonosis, quizás minimizando el evento”, aclaró.

Con respecto a qué hacer si un perro o gato se muerden entre sí, los pasos a seguir dependen de la situación epidemiológica de la región. En este sentido, lo ideal es consultar al médico veterinario o centro de zoonosis correspondiente. 

El profesional explicó que cuando se habla de situación epidemiológica, se tiene que tener en cuenta la circulación viral; qué tipo de virus está presente en la zona. Los virus que se han detectado en provincia de Buenos Aires, y en particular en Coronel Suárez, son variantes de murciélagos insectívoros. Comentó además que en otras provincias se encontraron variantes de murciélagos hematófagos y virus de ciclo terrestre urbano. 

“En la situación actual, en provincia de Buenos Aires, sin circulación de virus de ciclo terrestre urbano, solo se hace atención de la mordedura por infecciones, pero no se hace un control antirrábico. Pero esto puede variar, si la situación epidemiológica cambia”, detalló el veterinario.

Contacto con murciélagos

Respecto a qué hacer si una persona encuentra un murciélago en la vereda, el Presidente del Colegio de Veterinarios Distrito II comentó que son varias las causas por las que un murciélago se encuentra caído, en la calle. Puede ser una forma juvenil que está dando sus primeros vuelos, intoxicados por pesticidas, por contaminaciones sonoras, etc. Pero una de las causas puede ser por rabia. 

Aclaró que se sabe que alrededor del 1% de los murciélagos insectívoros totales pueden ser portadores del virus. Aunque de este porcentaje no todos los murciélagos presentan síntomas. En la provincia de Buenos Aires, entre el 5 y 8% de los animales caídos, con actividad diurna, es decir, durante el día, portan el virus y son capaces de transmitir la enfermedad. 

Lo que corresponde hacer es capturarlo con medidas de precaución (guantes, baldes o envases de boca ancha) y derivarlo al centro de zoonosis correspondiente. Remarcó también que nunca se debe intentar agarrarlo con las manos, por el riesgo de mordedura.

En el caso de que un murciélago ingrese a un hogar volando, generalmente de noche, lo que corresponde hacer es abrir las ventanas, apagar las luces, salir de la habitación y disminuir los ruidos lo más posible. 

Cuando un murciélago ingresa a un hogar volando, por lo general es porque está desorientado. “Si lo dejamos que se oriente, sacando ruidos y sin molestarlo, lo más probable es que se vaya volando. Si cae al piso y no puede salir volando, y especialmente si toma contacto con un animal, debe ser remitido a la mayor brevedad posible, al centro de zoonosis para que determine los pasos a seguir”, aclaró.

Qué hacer ante murciélagos viviendo en casas, galpones o escuelas

Cuando los murciélagos se encuentran refugiados, por ejemplo, en taparrollos o aleros de un jardín de infantes, el veterinario explicó que lo que corresponde es implementar “medidas de exclusión”. Éstas son formas de hacer que los murciélagos, una vez que salgan de ese lugar, no vuelvan a ingresar y se vayan a otro sitio a alojarse. 

“Evidentemente un jardín de infantes donde los niños, en caso de tomar contacto con un murciélago probablemente no lo manifiesten, no pueden estar. Tampoco es cuestión de matarlos, solo adoptar métodos para alejarlos y que no vuelvan. Tener murciélagos en un galpón o entretecho de una casa probablemente no cause problemas y no requiera de ninguna intervención”, explicó el veterinario.

Vacunar para prevenir

Desde el Ministerio de Salud emitieron un alerta ante la sospecha de que podría tratarse de un caso de rabia humana. Junto con los Veterinarios municipales y con apoyo de los colegas del ámbito privado y oficina del SENASA de Coronel Suárez están llevando a cabo una campaña de vacunación antirrábica para perros y gatos de la zona. Esto se realiza para prevenir nuevos casos humanos o animales. 

Además se están realizando actividades de vigilancia epidemiológica, prevención, y control de foco. Hasta la fecha anunciaron que se han vacunado 1417 animales y no se han identificado nuevos focos en animales silvestres analizados.

Mediante la Resolución 1890-MSALGP-2020, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires aprobó el Protocolo para los Centros de Zoonosis que establece la vacunación antirrábica de caninos y felinos como actividad sanitaria prioritaria aún en el actual contexto de pandemia. Esto se realiza para garantizar el desarrollo de acciones sanitarias de prevención y control que incluye:

  • La promoción de las campañas de tenencia responsable de mascotas y de vacunación antirrábica en animales domésticos a partir del tercer mes de vida y revacunación anual. La vacunación es gratuita en todos los Centros de Zoonosis.
  • La observación de animales involucrados en accidentes por mordedura o contacto infectante presuntamente a virus rábico.
  • La vacunación preexposición y control de inmunidad de población expuesta al riesgo (veterinarios y otros).
  • La notificación inmediata de accidente por mordedura o contacto infectante presuntamente a virus rábico para el control del paciente con el tratamiento de la herida y la inmunización pasiva con inmunoglobulina antirrábica y la vacunación post exposición.
Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie