Abr 18, 2021 | Internacional

Mohamed Ali Ali Salem: “No vamos a parar la guerra contra Marruecos”

En diálogo con Nota al Pie, el representante de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en Argentina, Mohamed Ali Ali Salem, habló del conflicto en el Sahara Occidental. Explicó que “actualmente se está dando una segunda guerra contra Marruecos” y que “el objetivo es lograr la liberación de la totalidad del territorio saharaui”. En este […]
Mohamed Ali Ali Salem. Foto provista por el entrevistado.

En diálogo con Nota al Pie, el representante de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en Argentina, Mohamed Ali Ali Salem, habló del conflicto en el Sahara Occidental. Explicó que “actualmente se está dando una segunda guerra contra Marruecos” y que “el objetivo es lograr la liberación de la totalidad del territorio saharaui”. En este sentido, el miembro de la cancillería saharaui advirtió que no detendrán sus ataques al ejército de Marruecos hasta que no se retire por completo del territorio del Sahara Occidental.

La primera guerra entre ambos países aconteció luego de que España, la potencia administradora del territorio del Sahara, renunciara a éste en el año 1975. Como consecuencia, el Rey Mohamed VI de Marruecos invadió el lugar para extender las fronteras del reino y duplicar su tamaño. La invasión produjo una guerra que se extendió de 1975 a 1991, cuando la RASD y Marruecos accedieron a realizar un referéndum. En él, la población podría decidir de modo vinculante el destino del territorio.

Un referéndum que lleva casi tres décadas sin realizarse

En la consulta popular que debía realizarse en 1992, les habitantes del Sahara podrían pronunciarse sobre su futuro. Es decir, si deseaban que su territorio pase a formar parte de Marruecos o por el contrario, convertirse en un país independiente. 

Mohamed Ali Ali Salem relató que “a sólo un mes de firmado el acuerdo, Marruecos empezó a crear problemas». Aseguró que dicho país intentó alterar la situación «modificando preguntas e inflando artificialmente la cantidad de personas participantes del censo para incidir en el resultado”.

Las diversas objeciones que Marruecos planteó a la planificación de la consulta popular produjo que ésta quedara paralizada prácticamente desde su inicio. Salem afirmó que “el plan de Marruecos es que los enviados especiales de la ONU no puedan hacer su labor y con el paso del tiempo, legitimar su ocupación del Sahara Occidental”. 

Reactivación del conflicto militar

El cese al fuego pactado en el año 1991 fue interrumpido en noviembre pasado, cuando un grupo de saharauis estaban haciendo una protesta pacífica. El motivo de la manifestación era la apertura por parte de Marruecos de un paso ilegal hacia Mauritania, país con el que no tiene frontera. Salem subrayó que “miembros del ejército marroquí atacaron a la población civil y es por ello que el ejército de la RASD ha tenido que responder, en primer lugar rescatando a los civiles y en segundo lugar, dando respuesta al fuego de Marruecos”.

Las unidades del Ejército Popular de Liberación atacando las trincheras marroquíes. Foto: Twitter @Polisario_.

Extensión del conflicto a todo el territorio

El Sahara Occidental está dividido en dos grandes sectores: el lado oeste, que representa un 70% del territorio, está controlado por Marruecos. Por su parte, la República Árabe Saharaui Democrática tiene dominio sobre el 30% restante del lado oriental. Mohamed Ali Ali Salem explicó que el muro de 2700 kilómetros de extensión que divide la zona, fue construido por Marruecos para defenderse de los ataques del ejército saharaui en la guerra que se libró entre el año 1976 y 1991.

Es a lo largo de ese muro donde el ejército saharaui realiza sus ataques contra posiciones marroquíes que se encuentran del otro lado, según detallan partes de guerra que el propio Ministerio de Defensa Saharaui emite a diario. Salem expresó que en 150 días de guerra, se realizaron 750 ofensivas a la fuerza de ocupación, y se destruyeron numerosas madrigueras y atrincheramientos.

Víctimas mortales

Desde que comenzó la guerra se contabilizaron seis militares saharauis muertos, incluido el jefe de la Guardia Nacional Saharaui, el General Adaj el Bendir. Éste falleció la semana pasada luego de una incursión militar, en la que un dron marroquí posibilitó señalar con un rayo láser la ubicación precisa del alto mando militar. Tras la señal, un avión caza de la Fuerza Aérea Marroquí efectuó el ataque, según señaló el portal Le Desk.

Respecto de las bajas del lado marroquí, no existe información oficial. Mohamed Ali Ali Salem explicó que hay muchos soldados muertos y mucho material militar destruido que Marruecos no quiere reconocer porque su estrategia se basa en silenciar el conflicto.

Evacuación de la zona

La guerra implica un riesgo para la población civil. El sector controlado por la RASD es de amplia extensión e incluye a pequeños poblados donde viven decenas de habitantes. Esas localidades son Tifariti, Bir Lehlu, Zug, Menhaires, Mijek y Dougaj. Mohamed Ali Ali Salem explicó que “todo el Sahara Occidental es zona de guerra», por lo que toda la población civil fue evacuada de los territorios liberados. Además, advirtió que la medida fue tomada porque “la guerra va a pasar a un grado más cruento que nos acercará a la victoria final”.

Mapa del Sahara Occidental. Crédito: Western Sahara Resource Watch.

Condiciones para suspender los ataques militares

Consultado respecto de qué factores serían necesarios para lograr un cese al fuego, Mohamed Ali Ali Salem advirtió que “ya no creemos en las garantías internacionales que nos han sido dadas cuando accedimos al plan de paz de 1991″. Tras el fallido referéndum de autodeterminación, manifestó que «hoy no vamos a creer en las palabras del Reino de Marruecos, ni tampoco las de las Naciones Unidas”.

Salem  denunció que “lamentablemente los cascos azules de la ONU han tenido un pésimo papel  con un desempeño que roza con la complicidad con Marruecos”. El miembro de la cancillería saharaui afirma que su país mantiene abierto el diálogo. En este sentido, expresó que “podrá haber negociaciones pero estas tendrán lugar mientras los saharauis continuemos la guerra». Con respecto a ésta, afirmó que «va a continuar hasta la liberación completa del territorio».

«No vamos a perder más años en espera de una solución que no llega”, expresó. En este marco, destacó que “si hay alguien que ha dado una verdadera oportunidad a la paz, ha sido la República Arabe Saharaui Democrática«. Por eso, reiteró que, frente al incumplimiento de la comunidad internacional de sus compromisos, «nosotros tenemos que hacer prevalecer nuestros derechos”.

Finalmente Mohamed Ali Ali Salem subrayó que “los saharauis somos pacifistas, pero nos vemos obligados a retomar la guerra para liberar nuestra tierra, para que podamos tener lo que es nuestro tal como lo tienen todos los países del mundo y para lograr que África sea un continente libre del colonialismo”. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie