lunes 20 de mayo de 2024

Verdad consecuencia o las inflexiones en la corta historia de Javier Milei

La movilización con eje en el reclamo por la educación pública, es un punto de quiebre en la breve gestión del gobierno libertario. Los efectos se vieron en apenas horas y las próximas semanas mostrarán la capacidad de los diversos sectores para capitalizar las consecuencias.
La masiva movilización opositora contra el gobierno de Javier Milei, con eje en la educación. Crédito: X.
La masiva movilización opositora contra el gobierno de Javier Milei, con eje en la educación. Crédito: X.

Javier Milei siguió la Marcha Federal Universitaria, con centro en Buenos Aires y réplicas en varias ciudades del país, desde el celular. Las redes sociales marcan el pulso de sus apariciones y también de su contacto con la realidad.

No siempre un Presidente tiene más de un millón de personas en la calle por un motivo común. La Argentina, tierra de Diego y Lionel, produce esos sismos cívicos y populares cuando se gana un Mundial o cuando se afectan las fibras que ningún gobernante debe tocar.

Esas, entre otras razones, son parte de crónicas pasadas, pero también de hechos del futuro. Porque la Argentina se marca entre cuatro paredes, pero se termina de cocinar en las calles.

Si ese acto de defensa ciudadana involucra a sectores que se sienten y son agredidos, pero que durante años no se hubieran sentado ni a tomar café, que es el puente bebible de la diplomacia, es que algo se movió. Que sacudió, que golpeó y que amenaza con profundizarse.

Hasta se hicieron eco y apoyaron la Marcha dirigentes como el excandidato presidencial Sergio Massa y el ex Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, padrino político de María Eugenia Vidal, quien alguna vez llegó a decir que «los pobres no llegan a la Universidad».

El caso de la Unión Cívica Radical merece un nota aparte: el presidente del partido y senador nacional, Martín Lousteau, fue de la partida en Buenos Aires, al igual que el diputado Rodrigo De Loredo lo hizo en Córdoba. Pero si al economista, radical de la última hora, nadie le dijo nada, al cordobés le hicieron sentir el rigor del repudio popular.

Acaso como si se supiera que al día siguiente no iba a a dar quórum en la sesión especial de Diputados donde se intentó tratar, sin éxito, iniciativas parlamentarias para financiar a las Universidades. En la calle, sí. En el recinto, no.

Argentina, no lo entenderías.

En algún punto se advierte la gravedad de lo que dijo, después de la Marcha, el vocero presidencial Manuel Adorni: “La motosierra es eterna, no hay fin de motosierra. Es para siempre. El camino que estamos transitando recién empieza”.

En un principio más místico que republicano, también aseguró que «vamos a hablar de motosierra hoy, dentro de cuatro años, y si Dios así lo quiere y los argentinos lo consideran, será motosierra por 8 años».

El problema es que no hay nadie que pueda imaginar, sin caer en alucinaciones o delirios, un escenario así que dure casi 8 años más.

(Si un guionista presentaba una ficción con algunas de las características de la Argentina de hoy, lo hubiesen mandado a corregir para no parecer exagerado. Aún en ese juego, da la impresión que también la realidad supera la imaginación).

Javier Milei y la paciencia popular

La virtud y el desafío del orfebre es la combinación entre precisión y fuerza. En cada golpe se talla la obra, pero mal dado se puede arruinar el resultado final. Con la política pasa algo similar.

Las marchas del martes 23 significaron otro paso más en algo que comenzó, de manera aparentemente espontánea, con los cacerolazos en la noche del 20 de diciembre de 2023. Iban 10 días de gestión de Milei y acababa de terminar la cadena nacional donde se dio a conocer el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023.

Los analistas, apurados en resolver todo en pocos caracteres o en profundas explicaciones de un minuto con el gesto serio frente a la cámara, se preguntaban cómo era posible que se saliera a cacerolear por un decreto que ni siquiera los ciudadanos habían leído.

La subestimación del otro es uno de los rasgos más groseros de la soberbia, porque en el fondo oculta las debilidades propias y proyecta el temor a no comprender la situación, que es, en definitiva, lo que termina ocurriendo.

No hacía falta esperar mucho tiempo para advertir el profundo y regresivo contenido ajustador y antipopular de esa cadena, con la presencia de casi todo el Gobierno.

Una semana después, al tiempo que el Gobierno difundía un video épico con el envío al Congreso de la Ley Bases, la CGT y las dos CTA encabezaron una movilización en Plaza Lavalle, frente a los Tribunales que son sede de la Corte Suprema.

El reclamo de inconstitucionalidad del DNU, tenía ese día su primer reclamo organizado en las calles.

27 de diciembre de 2023.

Fue la primera vez que se ponía en marcha el Protocolo Antipiquetes de Patricia Bullrich, en acción coordinada con el Gobierno porteño.

Iban menos de 20 días de gobierno.

Las marchas de enero, en medio del tratamiento parlamentario fueron el anticipo de la caída en los primeros días de febrero del proyecto de Ley Bases, un mamotreto de más de 800 artículos, que contenía un paquete tan ambicioso de ajuste y desarme del Estado que, sumado a las torpezas del oficialismo tanto en comisiones como en el pleno, lo hicieron caer.

Las más de 400 mil personas en las calles de Buenos Aires pusieron al Congreso en el foco y al Gobierno en alerta.

El 8 de marzo fue la siguiente de las movilizaciones masivas. El Día Internacional de la Mujer Trabajadora suele ser una fecha muy convocante en el calendario de la política, y a esa jornada el Gobierno le respondió con una provocación simbólica. Cambiar el nombre del Salón de las Mujeres, en la Casa Rosada, por el del Salón de los Próceres (todos hombres), pretendió ser una demostración de fuerza.

Todo lo contrario, es la impotencia de no tener cómo contrarrestar la calle en movimiento y la vibración de lo colectivo.

El 24 de marzo, a 48 años del Golpe, la tradición de marchar se renovó, porque las banderas de Memoria, Verdad y Justicia ya son partes constitutivas del entramado nacional.

En un Gobierno no solo negacionista, sino hasta con gestos directamente reivindicatorios de la dictadura, como los que encarna la vicepresidenta Victoria Villarruel, también era esperable una respuesta en esa jornada. Vino con un video, flojo de datos históricos, pretendidamente sensiblero y que se diluyó en el olvido en pocas horas.

El juego del Presidente versión 2024

Con diferentes variables, la idea del juego verdad consecuencia gira en torno a que el participante debe optar por una de las posibilidades.

La primera opción es responder con la verdad una pregunta del resto de los jugadores.

La segunda es cumplir un desafío, que puede variar de acuerdo a lo que la mayoría disponga.

Era, acaso lo es todavía, muy popular entre los pibes en los tiempos de los bailes de adolescentes en las casas. Los clásicos asaltos eran también un modo de iniciarse a modo de juego en el sistema de relaciones interpersonales que abrían camino a la adultez.

Para Milei, su paso a la adultez política se dio de manera vertiginosa. Aún se sacaba el maquillaje de la tele, cuando se puso la banda presidencial.

Ahora le toca el juego de la verdad y la consecuencia. Debe responder preguntas, que se miden en acciones más que en palabras. Que causan efectos y ponen a prueba cada vez más sus propias verdades.

En ese diálogo que es el juego de la democracia y que a casi cinco meses de su gestión aún no comenzó, todavía no jugó a fondo con ninguna de las variables. Pero así como el tiempo de su llegada fue tan rápido, igual de veloz se presenta el tiempo de las definiciones.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Continúa la protesta y movilización docente en Misiones

Desde el inicio del ciclo lectivo, les educadores llevan adelante un reclamo por la recomposición salarial. En ese marco, el sector salió a las calles y cuestionó a un gobierno local alineado con la gestión libertaria. Nota al Pie dialogó con Silvia Gauto, referente de autoconvocadxs sobre el conflicto.

¿Nuevo esquema de gobierno en Irán tras la muerte de Ebrahim Raisi?

Las autoridades confirmaron la muerte del presidente por un accidente aéreo al regresar desde Azerbaiyán. La República Islámica afronta el desafío de sostener la estabilidad política interna en un momento de profunda disputa en Oriente Medio.

Usuaries viales cuestionan el tarifazo en el peaje de dos autopistas que ingresan a CABA

Se trata de un incremento en el precio fijado para utilizar el Acceso Norte y Acceso Oeste. Para conocer más detalles, Nota al Pie dialogó con Jorge Zatloukal y Ricardo Lasca del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV).

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto