sábado 25 de mayo de 2024

“Habitación Macbeth”, el renacer del mundo en un solo cuerpo

En una entrega actoral posesa, Pompeyo Audivert reelabora la tragedia de Shakespeare los martes y miércoles en el Teatro Metropolitan, ubicado en Av. Corrientes 1343 (CABA).
Habitación Macbeth
El actor reelabora los personajes de la tragedia en su propio cuerpo. Crédito: FM Futura.

“Hacemos lo que podemos con el cuerpo que tenemos”. 

En Habitación Macbeth, Pompeyo Audivert engendra voces, tiempos y mundos en uno solo. La obra, que se presenta actualmente en el Teatro Metropolitan, ubicado en Av. Corrientes 1343 (CABA), lleva su cuarto año fundiendo los límites entre el teatro y otros órdenes.

Un espejo, una carta, luces y sombras que desdoblan a un mismo hombre y disuelven las fronteras donde el mundo se separa de lo fantasmagórico, lo sobrenatural, lo sagrado.

La tragedia de Shakespeare, en la que un noble y su esposa planean el asesinato del buen rey, es recreada para “compartir el peso de esta corona de sangre”. Un clásico que renace como unipersonal para evidenciar un mundo de cuerpos partidos que “le darán de comer a los buitres”. 

Se trata de un arte que invita a “todos los muertos de Macbeth” para la denuncia: “¿Nadie lleva puesta su cabeza en este maldito país?”. Iniciada en pandemia, en el aislamiento de Mar del Sur, la obra de Audivert sigue implosionando en cada función hasta el presente. Cuando el mundo había quedado sin teatros, el artista encontró en su cuerpo el espacio para recrearlos.

Macbeth liminal

“-¡No soporto más estas resurrecciones! -Es teatro, mi amor, hay que perder el norte y equivocar la ruta”. 

En un presente de cuerpos fragmentados, late el pulso de otros mundos y brotan en un mismo cuerpo que lo abarca todo. La habitación-Audivert repudia y vaticina y vive y muere y exhibe y acontece. En una entrega absoluta, muestra todo lo que un cuerpo puede cuando el arte sucede y lo que expulsa en su resistencia para revivir.

Se hace posible un cuerpo-instrumento, en un teatro-máquina sagrada, para sondear lo metafísico del mundo y encontrarle otra identidad. Porque, cuando la realidad estalla, los materiales encuentran otras combinaciones. “Macbeth, sonríe, estamos haciendo política”: entre traiciones y asesinatos, el arte transforma el mundo cuando lo permite ver.

2 Federico Kaplun
Audivert propone un cuerpo habitado por fantasmagorías, mediúmnico, atravesado por una realidad teatral que lo posee y la que él sirve. Crédito: Federico Kaplun.

Entonces, el teatro se vuelve a encontrar como único lugar posible para el acontecimiento, para lo vital. Reconociendo disputas y enmascaramientos, sospechando de sus límites, se ve lo sustancial de la realidad. Una de las voces recuerda: “A mí me gusta actuar, prefiero estar arriba y no allá abajo, entre los huesos”.

El artista se mueve en un espacio negro, con unos pocos objetos, y encuentra el modo de habitarlo. Allí, donde se mata el tiempo para desalienarlo, para que las encarnaciones sucedan.

Habitar en la repetición

Ediciones Atuel publicó Habitación Macbeth. Versión libre para un actor de Pompeyo Audivert sobre el original Macbeth de William Shakespeare. En la tapa, una xilografía del abuelo de Pompeyo (1900-1977), de la serie “Los reyes”, recuerda un arte donde cada copia es un original.

Al público, el actor-médium afirma: “Estamos haciendo lo mismo hace milenios. Ustedes allí, en la sombra, y yo aquí, haciendo lo que nadie se atreve a hacer: la cosecha”. Es en la repetición, de función a función, donde se revela que nada es idéntico.

3 Teatro la comedia
En un escenario casi despojado, Pompeyo Audivert realiza una actuación tan visceral como extraordinaria. Crédito: Teatro La Comedia.

Todos los personajes/fantasmas actúan yuxtapuestos en un nuevo tiempo y espacio, con morales, destinos e historias entremezcladas. El mundo es de cadáveres y solo el escenario es siempre inventivo. “-Momento… esta escena ya la vivimos -No, mi amor, esto está pasando ahora”.

Es así que el arte puede encontrar otras formas posibles. Suspende lo dado y encuentra nuevos modos, nuevas habitaciones: “Nada existe para mí, sino lo que no existe todavía”. 

La disputa por un cuerpo y una voz. “Siempre es igual, llega este momento y tu maldita lengua me arrebata el poder que otra maldita lengua me otorgara”. El teatro es una maquinaria que se arma para revelarnos como seres de otredad, ficcionales, un cuerpo que no para de resurgir.

Y el movimiento es infatigable, frente al fin del mundo, de la especie, de los teatros… “Aunque no lo puedas creer, siempre vuelves a nacer”.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Sin Pacto y con represión: Milei celebró el acto por el 25 de mayo en Córdoba 

La visita del presidente fue recibida con manifestaciones lideradas por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), quienes criticaron las políticas de ajuste y declararon a Javier Milei como “persona no grata”.

Pampas ganó y Dogos XV empató en el cierre de la fase regular del Súper Rugby América

Concluyó la fase inicial del campeonato, y tanto las franquicias argentinas como Peñarol y Yacaré XV están en la carrera por el título en el SRA. Con un desempeño sólido, los cuatro equipos disputarán los playoffs.

Sin el MECIS, ¿quién registrará los juicios de lesa humanidad?

El gobierno dejó en proceso de disponibilidad a les trabajadores del INCAA que realizaban esa tarea. La importancia del programa y qué sucederá de acá en más.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto