miércoles 17 de abril de 2024

Arriba Israel, afuera Netanyahu: la movilización en las calles debilita al Primer Ministro

Durante el empantanamiento de la campaña militar israelí en Gaza, tras la definición del Consejo de Seguridad de la ONU, israelíes se congregaron afuera del Parlamento contra el gobierno del Primer Ministro.
israel
Netanyahu pierde apoyos a nivel internacional y también legitimidad en el frente interno. Crédito: EITB.

Este domingo se realizó en las calles de Jerusalén la mayor protesta desde que se detonó el conflicto en Gaza el 7 de octubre. Miles de israelíes se congregaron afuera del Parlamento (Knéset), donde exigieron un acuerdo para liberar a los rehenes retenidos por Hamás, y el adelanto de las elecciones. 

Nota al Pie analiza el impacto político de la movilización en derredor del reordenamiento de los actores internacionales, el desarrollo de la campaña militar de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) y la radicalización política del gobierno conservador de Benjamín Netanyahu.

La mayor movilización desde el 7 de octubre

Esta manifestación representa la primera protesta en contra de la gestión de Netanyahu desde que el país entró en guerra el 7 de octubre. Una de las exigencias fue alcanzar un nuevo acuerdo con Hamás por la liberación de rehenes israelíes. Si bien hubo un intercambio durante la tregua en noviembre, la mitad de ellos continúan secuestrados. El segundo punto se refiere al adelanto de elecciones, dejando en evidencia la insatisfacción política de un conjunto de la sociedad con un plan que pone en juego los intereses vitales de su nación.

Si bien la campaña militar de las IDF se desarrolló con relativo éxito y a gran velocidad, aún no se cumplió el objetivo principal: destruir Hamás y repatriar a les rehenes.  “Haré todo lo posible para traerlos a casa”, sostuvo al respecto el Primer Ministro en un discurso televisado a nivel nacional este domingo. A su vez, señaló que una eventual convocatoria a nuevas elecciones paralizaría a Israel y suspendería las negociaciones sobre la liberación de rehenes.

Loa Andes San Juan nota
El oficialismo, ratificado en las urnas hace unas semanas, radicaliza su plan militar en Oriente Medio. Crédito: Los Andes San Juan.

Mientras crece el acuerdo internacional para caracterizar de “genocidio” lo que Israel emplea en Gaza, tras el retiro de las IDF del hospital de Al-Shifa, el desastre humanitario queda en evidencia una vez más. Imágenes y videos revelan un cruento estado de situación en el que civiles fueron atropellados por tanques, hay enterrados vivos en bolsas para cadáveres y niños ejecutados. 

Por su parte, el representante de la Media Luna Roja Palestina, Raed al-Nims,  dijo que a los equipos de defensa civil no se les permitió detener los incendios que generaron destrozos materiales y humanos. Según su descripción, el personal médico también fue ejecutado, aunque aún se desconocen las cifras.

Alto al fuego en el Consejo de Seguridad

La movilización popular israelí se desarrolló luego de que el 26 de marzo el gobierno de Netanyahu sufriera un revés político en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Con un total de 14 votos positivos y 1 abstención -de Estados Unidos-, el espacio de Naciones Unidas aprobó un alto el fuego inmediato, la liberación incondicional de todos los rehenes y que se garantice el acceso humanitario. El texto, elaborado por los 10 miembros no permanentes del organismo, insta a Israel a cumplir con la resolución, que abarca una tregua durante el mes de Ramadán, que inició el 11 de marzo y se extiende hasta el 9 de abril.

La abstención de Washington que despejó la posibilidad de bloquear la resolución representa un punto de inflexión para Tel-Aviv: la renuncia norteamericana a inmolarse en favor del plan de Netanyahu. El alto al fuego aprobado por la Asamblea General de la ONU; el desconocimiento de Arabia Saudita al Estado de Israel; la denuncia de genocidio impulsada por Sudáfrica en la Corte Internacional de Justicia (CIJ); y el apoyo del G20 a la solución de dos Estados, son síntomas del reordenamiento de los actores internacionales en derredor del conflicto israelí-palestino. 

En el plano estratégico-operacional, el bombardeo a la localidad fronteriza de Rafah expresó una profundización de la campaña militar. No obstante, el empantanamiento en la ciudad palestina vecina de Egipto, las IDF ejercen una absoluta iniciativa en todos los frentes. Sin el apoyo de Estados Unidos, Netanyahu apuesta a reforzar la ofensiva militar terrestre en Rafah, refugio de los batallones restantes de Hamás. Sin embargo, el conflicto reside en la cuestión civil: más de la mitad de los 2,3 millones de habitantes del territorio se desplazaron a la ciudad fronteriza. “No hay victoria sin entrar en Rafah”, afirmó Netanyahu.

Los Angeles Times nota
La abstención de Estados Unidos en la votación sobre el alto al fuego en Gaza en el Consejo de Seguridad de la ONU representa un punto de inflexión para Israel. Crédito: Los Ángeles Times.

La radicalización de Netanyahu

A pesar del rechazo popular en aumento, el gobierno de coalición que lidera Netanyahu parece mantenerse incólume en sus objetivos pero también sus procedimientos. En términos políticos, su principal rival, Benny Gantz, es integrante del gabinete de guerra, con lo cual no se espera un cambio de rumbo militar. Además, en las elecciones locales realizadas al inicio de marzo, los partidos ultraortodoxos, como Likud, y los grupos religiosos sionistas obtuvieron avances legislativos. Por el contrario, el campo liberal representado mayoritariamente por Ashkenazi no logró crecer electoralmente en los comicios por localidades.

Según una editorial de Haaretz, aumentaron su coordinación política el partido gobernante Likud y el ultraortodoxo Otzma Yehudit. En Tel Aviv ambos compitieron juntos, un escenario improbable previo al liderazgo de Netanyahu al interior de Likud. En efecto, el gobierno israelí acelera su radicalización al compás de la guerra en Oriente Medio. El sionismo gana representatividad en el plano político-institucional y por lo pronto logra traducirlo en términos militares. El plan de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) encontró en Netanyahu el canal ideal con los apoyos políticos internos para profundizar el conflicto en Gaza.

El desacople de Washington

En tanto, Estados Unidos se despega de la campaña de Netanyahu. Su cambio de posicionamiento en el Consejo de Seguridad de la ONU permitió que la estrategia diplomática en favor de una resolución de dos Estados avance en el organismo más importante a nivel internacional en la materia. Su principal socio, quien históricamente respaldó su planteo político y le suministró los recursos militares y financieros para llevar adelante sus planes, revirtió su apoyo incondicional. 

Según la empresa de asesoría política norteamericana Gallup, el 55% de la población de Estados Unidos se opone a la campaña militar israelí. Tan solo el 36% la aprueba, cuando en noviembre el respaldo trepó al 50%. La crisis humanitaria en Gaza socavó el apoyo político a Israel, que avanzó de forma indiscriminada en el enclave palestino. Al rechazo de Naciones Unidas y la comunidad internacional se sumó el de la administración de Joseph Biden.

El gobierno demócrata que conduce la Casa Blanca perdió legitimidad interna al compás de su posicionamiento en los dos frentes de batalla que copan la escena mediática: Ucrania y Gaza. Si bien los republicanos continúan apoyando los esfuerzos militares de Israel, un sector demócrata considera que Biden se alineó demasiado con Netanyahu. A medida que se prolonga la guerra entre Israel y Hamás, el apoyo de Washington disminuye. 

Con las elecciones presidenciales del 5 de noviembre en el horizonte político, el presidente estadounidense le baja el tono a su discurso belicista en Oriente Medio, un factor que parece menguar su legitimidad.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

La llama olímpica se encendió en Atenas y se dirige a París

La previa a los Juegos Olímpicos París 2024 inició con el fuego sagrado en el templo de Hera, en Grecia. Desde Nota al Pie te contamos cómo fue la ceremonia y cuando inició este ritual.

Chile declaró Internet como servicio público

La Cámara de Diputados aprobó la ley que busca reducir la brecha digital y obliga a las empresas a garantizar la conectividad en todas las áreas donde tengan cobertura. Ahora sólo resta la firma del presidente, Gabriel Boric, para su plena vigencia.

Sin tiempo para atender las demandas populares, Milei se reúne con la élite empresarial en el Foro Llao Llao

El presidente vuelve a mostrar un estrecho vínculo con los empresarios más poderosos al participar del exclusivo encuentro en Bariloche. Por su parte, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) convocó a cortes de ruta para evitar su llegada, en reclamo por el ajuste y la recesión.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto