sábado 13 de abril de 2024

El conflicto entre Israel y Palestina reflota una confrontación de larga data

Tras el atentado de Hamás contra la población hebrea y la respuesta israelí, el intercambio de agresiones escaló dejando miles de muertes y herides. ¿Cuál es la disputa geopolítica que hay en juego?
Israel
Los bombardeos asediaron Israel pero también la Franja de Gaza. Crédito: France 24.

El sorpresivo ataque de Hamás contra Israel elevó la confrontación entre ambas naciones y sitúa a la región al borde de una contienda militar formal. El fracaso de cualquier intento de acuerdo diplomático ahoga los esfuerzos de los funcionarios por construir una salida política. 

Nota al Pie analiza el enfrentamiento a la luz de la crisis internacional y la disputa geopolítica y el valor estratégico de la región de Oriente Medio.

Escala la confrontación militar

El pasado sábado el grupo palestino Hamás lanzó un ataque masivo contra Israel con misiles, mientras numerosos combatientes realizaron una invasión terrestre en la que secuestraron y tomaron como rehenes a civiles y militares israelíes. Como respuesta, la nación hebrea empezó a bombardear la Franja de Gaza y declaró el inicio de una guerra, prometiendo que convertiría al territorio de Palestina en una ciudad “en ruinas”. 

Desde entonces, ambos pueblos contabilizan centenares de muertes y miles de herides, y las declaraciones políticas han aumentado los niveles de confrontación militar.

Varies funcionaries y expertes destacan que el despliegue de la Operación Inundación de Al-Aqsa que ejecutó Hamás fue inadvertido por las autoridades israelíes pero también por los Estados Unidos. Presuntamente el ataque burló a dos de los servicios de inteligencia más sofisticados y desarrollados del planeta: el Mossad y la Agencia Central de Inteligencia (CIA). 

Foto 2
Benjamin Netanyahu arremetió contra Palestina y dejó en claro que la respuesta será proporcional o incluso mayor. Crédito: Diario AR.

“No estábamos suficientemente preparados para esto, incluso podríamos decir que apenas estábamos preparados”, comentó a la emisora Europe 1 el embajador de Israel en Francia, Raphael Morav. En tanto, el ministro de Asuntos Estratégicos israelí, Ron Dermer, también calificó la agresión de Hamás como “un horrible ataque sorpresa”.

El ex embajador estadounidense en Tel Aviv, Martin Indyk, indicó que existe un alto riesgo de escalada entre ambas partes porque Israel “inevitablemente va a tomar represalias de manera muy fuerte”, anticipando que ingresará en Gaza. 

Por su parte, Dennis Ross, figura clave en la configuración de Washington en Oriente Medio, explicó que el objetivo final israelí será “infligir una derrota inequívoca” a su enemigo y “querrá destruir la mayor cantidad posible de militares de Hamás”. 

Además, reconoció que muchos habitantes de Gaza morirán en el proceso. Por otro lado, Indyk señaló que el rol de Irán será central en la situación, dejando de manifiesto que la organización Hezbollah está detrás de la planificación.

Antecedentes de una disputa histórica

El enfrentamiento entre Israel y Palestina se encuadra en un largo proceso de disputa. El conflicto entre ambas partes tiene en el plano del legado religioso una importante motivación: mientras la tradición hebrea y judía reclama su derecho histórico a las tierras cercanas a Jerusalén, la tradición filistea y musulmana también se las adjudica. 

A su vez, durante las guerras interimperialistas europeas de fines del siglo XIX y primera mitad del siglo XX creció exponencialmente el antisemitismo, factor que impulsó la migración forzosa de la comunidad judía hacia la región. 

Foto 3
El canciller chino Wang Yi fue el artífice de un histórico acuerdo entre Irán y Arabia Saudita. Crédito: elcorreo.com.

La desintegración del Imperio Otomano aceleró este proceso y para el período de entreguerras la población judía en Palestina alcanzaba el 30%. Luego de que el Reino Unido de Gran Bretaña se retire de la zona, la Organización de Naciones Unidas (ONU) resolvió la disputa territorial con la formación del Estado de Israel en 1948, a quien le correspondió el 55% del territorio, situación que el pueblo palestino musulmán rechazó. 

A partir de allí, Israel inició una etapa de ocupación ilegal que ascendió al 77% su dominio territorial. Para 1982 invadió el Líbano, país con el que comparte frontera norte, y 11 años después Palestina lo reconoció como Estado. La superioridad militar y los marcos de alianza con socios occidentales posicionó a Tel Aviv, que pudo imponer condiciones en la región.

El punto de quiebre se generó en 2008, cuando el grupo Hamás realizó un lanzamiento de misiles desde Gaza hacia Israel. En la Franja viven dos millones de palestines, de les cuales la mitad son niñes, y sufren un bloqueo de parte del sionismo que los priva de electricidad, gas y alimentos. 

Al reclamo histórico por el Territorio Palestino Ocupado desde 1967 se le sumó la política de Apartheid a la que Israel somete a les habitantes de Gaza. 

Oriente Medio, una región estratégica

El Oriente Medio árabe ha sido sometido militarmente en continuas ocasiones en las últimas tres décadas, a tal punto que el caos social y el estado de enfrentamiento bélico resulta ser la constante. 

La región arábiga tiene una riqueza cultural, lingüística, religiosa y económica singular y un potencial geopolítico crucial en el planeta. En efecto, la caotización y el guerrerismo en Oriente Medio fueron impulsados con objetivos geoestratégicos. 

Por un lado, el Unipolarismo Financiero anglosajón desarrolló diferentes invasiones para subordinar a los actores regionales y dividirlos entre sí. En este sentido, la Segunda Guerra del Golfo en Irak, la invasión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a Afganistán y la intervención militar en Libia, la Guerra Civil en Yemen y en Siria son ejemplos concretos.

Por el otro, los procesos de resistencia en estos países fueron, en líneas generales, respaldados por potencias regionales como Irán aunque también destaca el rol de Rusia, que en coordinación con los Estados asediados, disuadió los enfrentamientos. 

Si Al Qaeda y el Estado Islámico fueron funcionales a los intereses de Washington y la Unión Europea, el esquema Multipolar se apoyó en organizaciones paramilitares para generar un escenario de relativa seguridad e incipiente progreso que garantice el desarrollo económico en la región. 

La crisis internacional condiciona

El escenario internacional de crisis producto del declive de la hegemonía unipolar y el ascenso de la multipolaridad también explica la dinámica del conflicto en Oriente Medio. 

El eje Washington-Londres-París que supo conducir a potencias regionales como Turquía y Arabia Saudita se ha debilitado a tal punto que tanto Rusia como China han sido artífices de reencuentros políticos e iniciativas comerciales y de seguridad impensadas hace una década. 

El acuerdo entre Moscú y Riad para recortar la producción petrolera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP); el diseño de una “hoja de ruta” entre rusos, iraníes, turcos y sirios; el reingreso de Siria a la Liga Árabe; o el formato Astaná para neutralizar la crisis en Siria.

Con sigilosidad y prudencia o una contundencia frontal, las potencias regionales e internacionales se van ordenando en derredor del conflicto entre Israel y Palestina. Mientras Estados Unidos y sus aliados europeos han defendido la posición israelí, Rusia, Brasil e India han optado por plantear una salida pacífica. 

Irán, actor central en la zona, presiona a Tel Aviv. La Comisión Europea suspende las ayudas a Palestina. Y si bien Washington es consciente de sus intereses, sabe que no es conveniente involucrarse en un nuevo frente de batalla luego del repliegue en Europa del Este. La estrategia diplomática colisiona con la estrategia militar que parece imponerse en una región caliente.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Guerra, tensiones e importantes encuentros: señales de un mundo en conflicto

La advertencia de Volodimir Zelenski sobre un nuevo contraataque en la guerra con Rusia, la tensión entre Irán e Israel después del bombardeo israelí en Siria y la reunión entre Xi Jinping y el ex presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, son parte del resumen internacional de esta semana.

“El Viaje Soñado”, un film sobre la amistad y el paso del tiempo 

La película francesa dirigida por Marc Fitoussi llegará a los cines de la Argentina el próximo 25 de abril. La historia gira en torno a dos amigas que retoman su relación luego de varios años separadas y deciden emprender un viaje. 

La CTA Autónoma se unirá al paro nacional convocado por la CGT

En un comunicado, el secretario general de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma, Hugo Godoy, confirmó que la adhesión se da en rechazo al “ajuste, el saqueo y la entrega del país” promovido por el Gobierno de Javier Milei.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto