sábado 22 de junio de 2024

Carmen Sánchez Viamonte: “Me encanta ser mala”

La artista platense presenta este viernes su último disco en el Teatro Opera de La Plata. Antes del show, Nota al Pie habló con ella para conocer más acerca de su nuevo trabajo, en qué se inspiró y por qué eligió hacer rock.
Carmen Sánchez Viamonte
Carmen Sánchez Viamonte presenta su nuevo disco, “Mala”, este viernes en el Teatro Opera de La Plata. Crédito: @carmensanchezviamonte.

Desde La Plata, Carmen Sánchez Viamonte habla de sus proyecciones. Quiere hacer rock y dar la batalla dentro de un espacio históricamente ocupado por varones. Dice que se inspira en otras −como Marilina Bertoldi, por ejemplo− que poco a poco asomaron las caras y dieron lugar a un rock feminista. Ella sabe que el rock es más que cargar una guitarra y diferencia su espíritu de la música. Por eso, en lo espiritual asegura creer haber sido una rockera toda su vida, aunque musicalmente transita esta vía desde hace apenas algunos años.

Sin embargo, esa autopercepción no fue fácil, y hasta cree que fue como “haber salido del closet”. “Yo en mi casa me sentía rockera, escuchaba rock y jugaba a ser Mick Jagger. Pero después para el afuera era la chica rubiecita que cantaba suavecito”, comenta.

Carmen viene de una familia musical pero no abocada al rock específicamente. A este género llegó por casualidad, cuando todavía era una niña y el decodificador de la televisión de su casa después de las 22 cambiaba Cartoon Netwoork por Much Music. En ese entonces, ella miraba fascinada cada una de las presentaciones y de grande supo que lo que le atraía era algo más que un sonido enchufado. 

La joven platense asegura que lo que más le gusta del rock es el sentido revolucionario que despierta y la capacidad de exponer sentimientos oscuros como la rabia, la ira y el resentimiento. Sentimientos que también podían ser combinados con la sensualidad y lo prohibido. Sentimientos que justamente no suelen ser bien vistos en las mujeres.

Carmen Sánchez Viamonte
Según la artista, son “malas” todas las mujeres con deseos y opiniones, que ponen límites y eligen con autonomía. Crédito: @carmensanchezviamonte.

“En la adolescencia se me cruzaron todos los cables, porque yo quería hacer eso, aunque toda mi vida me dijeron que no era capaz”, cuenta.

Hacer un disco “como a mí se me canta y con quien a mí se me canta”

El primer disco de Carmen Sánchez Viamonte salió en 2018 y se llamó Episodios del Deshielo. Un año más tarde, Carmen lanzó Eva, su segundo álbum. Sin embargo, ninguno de los dos trabajos la dejaron conforme, porque nunca logró hallarse con los resultados. 

“Cuando componía las canciones me encantaban y después cuando atravesaban el proceso de producción y grabación, dejaba de escucharme. Y eso me hacía mucho ruido y no sabía cómo salir de ahí”, recuerda

Pero cuando en 2020 se desató la pandemia y se estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio, ella aprovechó para enfocarse en sí misma y limpiar sus ideas. Fue durante ese proceso en el que pudo conectar con lo suyo y dejar de lado los anhelos de les otres. 

“Me di cuenta de que estaba respondiendo mucho más a los deseos ajenos o a lo que algunas personas esperaban de mí, que a lo que yo realmente quería”, expresa Carmen.

Y fue en ese entonces cuando sintió el impulso de romper con lo que no era y “volar todo a la mierda”. La condición para su tercer disco fue hacerlo “como a mí se me canta y con quien a mí se me canta”. El álbum hecho a su manera, finalmente salió en 2022 y se llamó La Fuerza

Al respecto del concepto que logró, Carmen explica que con La Fuerza empezó un proceso para destapar su identidad. Esa que reprimió sólo para complacer a “otros, siempre en masculino” y que la llevaron a ignorar el lado contestatario y extrovertido que vive en ella desde que es una niña. 

Carmen Sánchez Viamonte
Sánchez Viamonte sostiene que quienes tienen un público a quien hablarle, tienen que ser conscientes de lo que convocan. Crédito: @carmensanchezviamonte.

Por esa razón, su cuarto disco también sirvió para reafirmar lo que piensa y lo que siente. Si el año pasado juntó fuerzas para empezar de nuevo, ahora quería reivindicar su verdadera personalidad. 

“Yo soy mala”

Sin embargo, su impronta feminista no le permite hablar desde lo individual y su último disco resultó ser una respuesta colectiva. Con Mala como título, Carmen pretende hacer justicia por todas aquellas mujeres que viven libremente. Y ante la pregunta de “quién es mala”, ella remarca: “Yo soy mala y todas las mujeres con deseos y opiniones, que ponen límites y eligen con autonomía”.

En ese sentido, menciona que durante un tiempo siempre fue una persona muy complaciente, de querer hacer todo bien y de preocuparse cuando alguien pensaba que era mala. 

No obstante, señala que hubo un momento en el que notó que todo eso sucedía cuando era ella quien ponía límites. “Entonces pensé que, si soy mala para estas personas en esos contextos, entonces está bien que yo sea mala. Me encanta ser mala”, comenta. 

Asimismo, bautizar al disco de esta manera fue una forma de adueñarse de las palabras que otro usó para lastimarla, aseguró: “Quería resignificar ese concepto que ha dado tantas vueltas en mi cabeza durante toda mi vida”.

El compromiso de cantar para Carmen Sánchez Viamonte

En cuanto a las canciones que compone, Carmen Sánchez Viamonte afirma que lo que más le importa a ella es poder dar un mensaje que invite a la construcción. “Me parece que quienes tenemos un público a quien hablarle, tenemos que ser conscientes de que convocamos a algo”, sostuvo. 

En ese sentido, resaltó la importancia de pensar a qué convoca y qué genera en la gente que recibe su música. 

En vísperas de su primera presentación este viernes, en el Teatro Opera de La Plata, Carmen habló de lo que le pasa cuando el público agita sus temas. “Es el combustible de mi vida”, dijo emocionada, aunque también reconoció que eso requiere de un gran compromiso.

“Es una responsabilidad porque esta gente está viviendo lo que yo les estoy diciendo, entonces no quiero jugar con sus sentimientos y no quiero transmitirles un sentido de derrota o de desesperanzas. A pesar de que hay canciones tristes, siempre quiero mostrar que está el vaso medio lleno, que siempre hay algo bueno por el que seguir”, expresó.

En cuanto al show de este viernes, la autora de La Fuerza y Mala afirma que, como en la mayoría de las presentaciones, desarrollará el concepto de los discos y hará que la gente pueda sentirse inmersa en todo eso. 

Además, adelantó que habrá varies invitades y que será un show muy largo. “La gente tendrá que ir muy cómoda”, advirtió Carmen Sánchez Viamonte.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Al-Nassr es el ganador de la Copa de Campeones Árabes 2023

La Copa de Campeones Árabes reúne a los equipos más fuertes de varios países. Se celebra en diferentes formatos desde 1981. Y en...

Javier Milei sigue acumulando millas por Europa

El Presidente de la Nación se encuentra en España y desde allí visitará Alemania y República Checa en el marco de su noveno viaje en seis meses de gestión. Caída la reunión bilateral con el canciller alemán, el grueso de su agenda será bajo la premisa de recibir reconocimientos personales.

El recuerdo de la Selección Argentina de 1994, el campeón que no fue

En medio de la Copa América de Estados Unidos y la enorme expectativa por la próxima Copa del Mundo en Norteamérica, se cumplen 30 años del debut de Argentina en el certamen mundialista de 1994. En aquella edición en territorio estadounidense, el combinado nacional era un gran candidato a quedarse con el título pero una cuestión extradeportiva desmoronó todo.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto