sábado 25 de mayo de 2024

“La Litoraleña”, una fábrica recuperada que lucha contra el desalojo

La empresa que produce tapas de empanada, pascualinas y pastas frescas es autogestionada por sus trabajadores luego de la quiebra. La Justicia les impide la compra del local y exige que lo desocupen. Nota al Pie dialogó con Fabián Pierucci, presidente de la cooperativa.
litoraleña
La Litoraleña comercializa tapas de empanadas, tartas y pastas frescas. Crédito: IADE.

Les integrantes de la cooperativa de trabajo de La Litoraleña convocaron a un plenario abierto el próximo miércoles 17 de mayo. Será en la sede de la empresa que recuperaron en 2015, en el barrio porteño de Chacarita. El objetivo del plenario es organizarse ante el riesgo de perder su fuente de trabajo. 

La Litoraleña es un símbolo de la lucha de les trabajadores. En 2015, su antiguo dueño quebró y elles recuperaron la fábrica, donde producen y venden tapas de empanadas, tartas y pastas. 

Pero el camino no fue fácil. Ese año comenzó el juicio para pagar las deudas de salarios e indemnizaciones que el propietario les debía. Les integrantes de la cooperativa propusieron destinar ese dinero para la compra de la empresa. 

Tras idas y venidas en diferentes instancias judiciales, la Justicia les negó el derecho a adquirir las maquinarias y el local con sus créditos laborales. Además pidió el desalojo de la fábrica. Para revertir la situación, legisladores porteñes del Frente de Todos presentarán un proyecto de expropiación. 

Nota al Pie dialogó con Fabián Pierucci, presidente de la cooperativa. “Este miércoles convocamos a organizaciones sociales, al movimiento cooperativo para dar cuenta de la situación judicial”, afirmó el trabajador. 

“También del problema social que representaría la desaparición de la unidad productiva en funcionamiento, ni más ni menos que 50 nuevos desocupados en Argentina”, se lamentó. “Así, compartir, informar y elaborar un plan de resistencia”. 

creditoDiarioLaIzquierda
Les trabajadores de la fábrica luchan desde 2015 para que la Justicia permita su plena autogestión. Crédito: Diario La Izquierda. 

Les trabajadores de La Litoraleña no bajan los brazos 

“La cooperativa de trabajo tiene un fallo judicial en contra”, relató Pierucci a Nota al Pie. “Nos negaron la posibilidad de compensar crédito con deuda salarial, es decir, la indemnización de más de 50 asociados. Habíamos hecho una propuesta de compra (un derecho que nos da la actual Ley de Quiebras), que nos fue denegado”.

¿Cómo se llegó a este punto? El camino de la lucha por la autogestión comenzó en 2015. Tras un largo tiempo de salarios sin pagar y grandes deudas, la fábrica se dirigía a la quiebra. En ese momento, eran casi 100 les empleades que quedarían en la calle. 

Por eso, el 27 de octubre de ese año decidieron ocupar las instalaciones y parar las actividades. En noviembre realizaron la asamblea constitutiva de la cooperativa, se presentó el proyecto junto con la documentación al INAES y obtuvieron la matrícula en enero del 2016. En ese año también DECOMTI SA (como se denominaba la empresa al momento), declaró la quiebra. 

Entonces, les trabajadores autogestionades tramitaron ante el Juzgado de la Quiebra para poder tener autorización de continuidad laboral, es decir, que la explotación sea gestionada por sus obreres. Pero esa pelea duró dos años. 

“Los jueces de primera instancia niegan esta posibilidad porque dice que había un acto ilícito anterior que era la ocupación de la fábrica”, contó Fabián Pierucci, presidente de la cooperativa, a ecodías.com.ar. “Ese argumento cae en la Cámara de Apelaciones y obtenemos luego de dos años y medio la legalidad para poder trabajar”.

Después comenzó otra pelea. En el 2020 la jueza de primera instancia Valeria Pérez Casado pidió el desalojo de la fábrica. “Apelamos y la Cámara nos falló en contra”, relató Pierucci. “Volvimos a apelar para llegar a la Corte Suprema. Finalmente, la semana pasada la Cámara rechazó ese pedido. Hoy no nos queda ninguna instancia judicial a la que recurrir”, resumió.

Trailer del documental “La Litoraleña Cooperativa de Trabajo”. Fuente: Agora Tv. 

La lucha actual

“Tenemos un plazo preventivo para irnos de la fábrica”, confirmó Pierucci. “Se desguazaría una unidad productiva en funcionamiento, que es una mediana empresa”. Allí producen alimentos todos los días: empanadas y sus derivados (pascualinas, copetines, pastelitos) y pastas frescas.

Para evitarlo, legisladores del Frente de Todos presentarán un proyecto de expropiación para La Litoraleña. La iniciativa la impulsa Claudio Morresi, que días atrás visitó la fábrica para llevar su apoyo a les trabajadores.

“La posibilidad de un proyecto de expropiación en la Legislatura de Buenos Aires está presente”, reflexionó con este medio el presidente de la cooperativa. “Es muy complicado por la composición del organismo, ya que el bloque del PRO está en contra”, se lamentó. 

Pierucci explicó que hace varios años que no se emiten leyes del estilo, aunque hay varias experiencias de procesos de recuperación de fuentes de trabajo por parte de les trabajadores. “Hay antecedentes a principios de los 2000, de cooperativas de trabajo que siguen hasta hoy”, puntualizó. 

“Vamos por ese camino, para dar esa lucha que sí sería una solución concreta que nos permita continuar con las fuentes laborales”, adelantó. 

creditoAnsol
La Litoraleña es un ejemplo de fábrica recuperada en el barrio porteño de Chacarita. Crédito: Ansol.

Todo a pulmón

¿Qué puede ser más rico que unas empanadas o tartas hechas por trabajadores autogestives? ¿O unos sorrentinos que, aparte de exquisito sabor a pasta, tengan gusto a lucha?

La Litoraleña en la actualidad es la fuente de trabajo de 50 familias. Como desde que abrió la cooperativa, todo es a pulmón. Se pueden comprar sus productos en la fábrica, en Girardot 345, Chacarita. También realizan envíos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires..

Además de la venta de sus alimentos, en sus ocho años de autogestión, La Litoraleña creó el programa fábrica de puertas abiertas. Gracias a él, estudiantes de  colegios técnicos o universitaries de ingeniería industrial realizan prácticas en sus instalaciones. También, trabajadores de la cooperativa dan clases de economía social en el bachillerato popular Casa Abierta, del barrio Mugica

Para Pierucci, la fábrica no es solo una fuente de trabajo genuina. “Es la demostración concreta que es posible trabajar sin explotación ni opresión”, concluyó. “Es un germen de la posibilidad de una nueva sociedad, en la que no hace falta un patrón para gestionar los medios de producción”.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Especialistas del CONICET investigan una proteína que busca conservar a la especie panterina

Un reciente estudio del organismo, enfocado en el ADN del yaguareté y otros felinos como las panteras, plantea como una posibilidad concreta la hibridación entre estas especies para su conservación.

Con buenas sensaciones para el futuro, Las Panteras vencieron a Corea del Sur en La Plata

La selección femenina de vóley superó 3 a 1 al combinado asiático y cerró con dos triunfos la serie de amistosos. Nota al Pie estuvo presente y dialogó con Bianca Bertolino, máxima anotadora del cotejo.

Sin Pacto y con protestas: Javier Milei celebra el 25 de Mayo en Córdoba

El Presidente se quedó sin la aprobación de la Ley Bases, por lo que debió reformular su idea original. En ese contexto, ATE anunció medidas de fuerza en las rutas cercanas al lugar donde se realizará el evento.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto