martes 23 de abril de 2024

La geopolítica estadounidense, un imperio en decadencia

Desde Nota al Pie te contamos cuáles son las estrategias que ensaya Estados Unidos con el propósito de no perder terreno en la disputa de la política internacional.
La geopolítica estadounidense, un imperio en decadencia 1
Henry Kissinger, histórico político de influencia en la Casa Blanca, afirmó que el ingreso de Ucrania a la OTAN es un resultado apropiado. Créditos: Steve Mack Getty images.

La situación en Ucrania pone de relieve la incapacidad del orden unipolar de imponer condiciones a escala internacional. Estados Unidos profundiza estrategias y ensaya nuevas iniciativas, más agresivas, para resistir el avance del esquema multipolar y que no decaiga su imperio geopolítico. La OTAN, el dólar y la diplomacia anglosajona experimentan un franco retroceso, pero el imperio aún se aferra a ciertas herramientas para torcer un sendero casi inevitable.

La derrota militar en Ucrania acelera los procesos

El escenario actual de confrontación bélica en Ucrania expresa la escalada de un conflicto geopolítico que se viene desarrollando desde el año 2014, con la destitución política del presidente prorruso, Viktor Yanukovich y la consecuente crisis económica. La colocación de líneas militares de la OTAN sobre la frontera con Rusia dinamitó la situación y a partir de febrero se desplegó la Operación Militar Especial que se extiende hasta estos días. Con el propósito de desnazificar y desmilitarizar Ucrania, Moscú ha avanzado en la destrucción de infraestructura crítica, limitando las capacidades militares de Ucrania, fuerza soportada por la propia OTAN.

La anexión de las regiones de Jerson, Zaporiyia, Donetsk y Lugansk en octubre del 2022 le permitió a Putin elevar la disputa a un nivel político-ideológico, denunciando el orden unipolar como una amenaza existencial. En paralelo, y a contramano del diagnóstico anglosajón, Rusia cosechó apoyos internacionales en lo diplomático, pero también consolidó alianzas comerciales con diferentes socios en un contexto de bloqueo atlantista. El desarrollo comercial de recursos energéticos rusos y el intercambio en monedas por fuera del sistema dólar fueron una novedad que golpeó la estrategia de asfixia que ensayó la OTAN. 

La geopolítica estadounidense, un imperio en decadencia 2
Joe Biden eleva los niveles de confrontación de la OTAN con Rusia, acorralando a los propios miembros del espacio. Créditos: Agencia EFE.

Sin embargo, no todo fue pérdida para Washington. Considerando que el objetivo principal del esquema unipolar es fracturar la alianza estratégica entre Alemania (motor industrial europeo) y la región eurasiática, la situación ha dado sus frutos. El sabotaje del sistema Nord Stream en septiembre de 2022 debilitó las capacidades rusas y fortaleció, en contrapartida, el Baltic Pipe, el complejo gasífero del socio occidental noruego, inaugurado la misma semana. Por otro lado, Estados Unidos ha podido instalar el eje de aumento del gasto en Defensa y engrosamiento del suministro militar a Ucrania. Alemania, Francia y Polonia, importantes miembros de la OTAN, ya plantean la “necesidad” de “derrotar” a Moscú, profundizando los niveles de enfrentamiento.

AUKUS: ¿un experimento inspirado en Mackinder?

A la par de la situación en Ucrania, Estados Unidos también ha apostado a Taiwán como un foco incendiario a escala internacional. En 1949 el archipiélago situado frente a las costas de la China continental se separó del gigante asiático y hasta la actualidad ha servido a los intereses geopolíticos de Washington. En primer lugar, porque su independencia debilita territorialmente a China, y en segundo lugar porque le impide proyección hacia el Mar Pacífico, considerando que el otro archipiélago, Japón, es aliado occidental. 

En 1919, el político inglés Halford John Mackinder planteó la teoría del “heartland”: la región que comprende desde Vladivostok en Rusia hasta el río Yangtze en China, y desde el Himalaya hasta el Ártico. Según Mackinder, quien controle esta zona controlaría el sistema internacional. En este sentido, Taiwán es un punto estratégico porque junto con Japón contienen la proyección china en lo particular y del esquema multipolar en lo general. Estados Unidos tiene claro que el centro de gravedad económico se desplazó hacia el Asia-Pacífico, por lo cual perder iniciativa en esta región expresaría un retroceso irreversible. 

De este modo, la visita de la funcionaria Nancy Pelosi a la isla en 2022 expresa la voluntad del Departamento de Estado de desatar un nuevo conflicto. En efecto, Estados Unidos ha fortalecido de modo más silencioso el AUKUS: una alianza militar con Australia y el Reino Unido de Gran Bretaña sobre el Asia-Pacífico. Reconociendo las limitaciones de la OTAN para imponer condiciones sobre Europa oriental, Washington desplaza su músculo militar a un área de influencia donde pueda comprometer la seguridad y soberanía china, dispersando sus fuerzas.

El multipolarismo: ¿un accidente del Estado Profundo?

No es desacertado plantear que el actual escenario de debilitamiento estratégico del unipolarismo surge a partir de sus propias acciones. A partir del Consenso de Washington, Estados Unidos y sus aliados supieron consolidar una hegemonía en el plano internacional. Sin embargo, su ambición imperial lo condujo a cometer errores no forzados que generaron las condiciones para la emergencia de un sistema geopolítico al que hoy se enfrenta. 

Por un lado, el proceso de deslocalización industrial que se desarrolló con contundencia en la década del 90 favoreció la instalación de fábricas en las regiones periféricas como el Asia-Pacífico pero también América Latina. Esta situación fortaleció el crecimiento económico de las denominadas “naciones emergentes” como Brasil, China e India, por ejemplo.

De forma subterránea y a partir de la crisis desatada con la caída de las Torres Gemelas y la explosión de la burbuja financiera en 2008, estos países se fueron agrupando en lo comercial pero también en lo geopolítico. Producto de este escenario, en la Conferencia de Seguridad de Múnich de 2007, un joven Vladimir Putin ya planteaba que el unipolarismo anglosajón era un problema para la paz internacional.

La geopolítica estadounidense, un imperio en decadencia 3
La visita diplomática de Pelosi en 2022 encendió las alarmas en Pekín.
Créditos: Taiwan Presidential.

A su vez, en lo diplomático y monetario también ha sufrido un enorme daño. La táctica de asfixia a Rusia a partir de la situación en Ucrania tuvo un efecto bumerang. No solo no se produjo el aislamiento ruso sino que también se aceleraron las asociaciones con las naciones multipolares, como Irán e India, sino también con antiguos socios occidentales como Turquía y Arabia Saudita

El comercio energético entre Rusia, Asia y África se intensificó en monedas nacionales y tuvo su expresión en organismos de peso, como lo es la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo). Este espacio, conducido desde los 70 por Washington, decidió recortar la oferta de petróleo a partir de noviembre, elevando el precio del recurso y reduciendo la producción, lo cual perjudicó a Estados Unidos. 

El declive del orden unipolar en el sistema internacional se expresa en diversos frentes y se pone de relieve en las situaciones actuales. La escalada en los conflictos expresa la profundidad en la disputa pero también la debilidad estadounidense para conducir, ya que apela a estrategias agresivas para contener su claro retroceso. El sendero multipolar puede caracterizarse como un proceso irreversible, pero ningún imperio ha caído sin antes resistir de la forma más despiadada.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Rebelión en la Selva: el Congreso evaluará el pedido de juicio político a Javier Milei

A través de un documento formal, un grupo de juristas y activistas presentaron la solicitud ante el titular de la Cámara de Diputados, Martín Menen. Nota al Pie te cuenta quiénes firmaron el expediente y el detalle de las causales por las que busca imputar al presidente de la Nación.

En un día histórico, la Marcha Federal Universitaria defiende la educación pública de calidad

El martes 23 de abril, millones de estudiantes, docentes, trabajadores del sector educativo y defensores del acceso a la educación pública se congregaron en diversos puntos del país para respaldar el reclamo presupuestario de las instituciones, que se vieron afectadas por el brutal ajuste del gobierno de Javier Milei.

La estafa de la feminidad, un libro para hackear mandatos

Nota al Pie dialogó con Lala Pasquinelli, autora del libro y fundadora de Mujeres que no fueron tapa, quien reflexionó sobre qué implica ser mujer y las diversas formas de violencia a las que se ven obligadas a someterse para cumplir con los mandatos sociales.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto