domingo 19 de mayo de 2024

Infinity Pool, una pesadilla retorcida e inquietante

Alexander Skarsgård y Mia Goth protagonizan el desenfrenado thriller de terror y ciencia ficción de Brandon Cronenberg.
Destacada creditos Neon
Alexander Skarsgård y Mia Goth en Infinity Pool. Crédito: Neon.

La frase «Cuando la gente no tenga nada más para comer, se comerá a los ricos», atribuida al filósofo Jean-Jacques Rousseau, es una consigna política asociada al conflicto de clases y al anticapitalismo. También es una categoría temática cinematográfica. 

En los últimos años, varias producciones se deleitaron en satirizar al 1% de la población mundial. Ejemplo de ello fueron Glass Onion (Rian Johnson, 2022), The Menu (Mark Mylod, 2022) y The Triangle of Sadnes (Ruben Östlund, 2022), las cuales ofrecieron escenarios perfectos para ridiculizar la opulencia, exhibir las miserias humanas de los ricos y ofrecer una crítica de clase. 
Todas estas producciones, más allá de la parodia, tuvieron un pie en la realidad. Por su parte, el thriller de horror y ciencia ficción Infinity Pool de Brandon Cronenberg, toma este tema y lo satura de futurismo salvaje. 

Brandon Cronenberg, hijo del maestro del terror corporal de ciencia ficción David Cronenberg, comparte la fascinación de su padre por las oscuras profundidades de la condición humana. En Infinity Pool, confirma su formación filosófica familiar. Se compromete con experimentos mentales hedonistas y dilemas éticos sobre la clonación y la identidad personal en una película de terror con un toque satírico. 

Al igual que en su trabajo anterior, Cronenberg se diferencia de su padre porque ubica su terror distópico de ciencia ficción en el presente. Además, encuentra contradicciones en las problemáticas de este siglo que se sienten atractivas para la audiencia.

Foto 1 creditos Neon
Alexander Skarsgård interpreta a James en Infinity Pool. Crédito: Neon.

Vacaciones sangrientas en un resort paradisíaco

La trama es bastante sencilla: mientras se hospedan en un complejo isleño aislado en el país ficticio de La Tolqa, James (Alexander Skarsgärd) y Em (Cleopatra Coleman) conocen a  una pareja misteriosa, Gabi (Mia Goth) y Alban (Jalil Lespert). 

El cuarteto ignora las advertencias y abandona los terrenos del resort para un viaje a la playa, que incluye el primero de varios primeros planos de un encuentro sexual. A su regreso, un accidente provoca un violento enfrentamiento con las autoridades locales.

El compositor Tim Hecker socava toda esta belleza escénica temprana con una discordia atonal constante, mientras los empleados del complejo deambulan con máscaras grotescas y Cronenberg se apoya en ángulos desorientados y colores desteñidos. 

Clonación y crímenes sin consecuencias

Enfrentados a la pena de muerte por matar y encubrir un accidente automovilístico mortal, James y Em tienen la opción de pagar una gran cantidad de dinero para crear cuerpos dobles, quienes luego serán apuñalados y asesinados en su lugar. 

Cronenberg usa este giro como un punto de partida para más depravación y malas decisiones, con un James conmocionado y devastado incitado por Gabi. Por su parte, Alban, para deleitarse con este estilo de vida sin castigo por los crímenes cometidos, sigue una glotonería de sexo, asesinato y uso de drogas alucinógenas. 

Además de la conmoción y el horror, el director también utiliza estas escenas para lograr una comedia oscura: una tensa ejecución a mitad de la película termina con risas y aplausos. En una de las primeras escenas, James hace comentarios con conciencia de clase sobre la población local, para luego sucumbir a los peores comportamientos. A partir de entonces, tratará a los trabajadores del resort y a los lugareños como material desechable. 

Para una película con mucha clonación, Cronenberg, quien también escribió el guión, no reflexiona demasiado sobre la noción de si los protagonistas son originales o los dobles copiados. 

foto 2 creditos Neon
Mia Goth brilla en una exploración desquiciada del hedonismo y los muchos horrores que vienen con un mundo libre de consecuencias. Crédito: Neón.

Goth y Skarsgard ofrecen actuaciones memorables

Como un descenso a la locura y una historia de rebelión, Infinity Pool se apoya en sus actuaciones principales y les da una cantidad excepcional de espacio para desarrollarse. 

¿Es Goth la actriz más enigmática e impredecible de la actualidad? Es difícil argumentar en contra de esto, después de ver su clase magistral de actuación en Pearl. Gabi es sádica y maternal, y ejerce toda su seducción y control sobre James, un Skarsgard que oscila entre una oveja temerosa y un perro devastador en la misma escena. 

Como un parásito, Gabi se vuelve más fuerte y más caótica a medida que James rechaza y cede a las decisiones del grupo, y Goth parece disfrutar del potencial ilimitado de su vil comportamiento. 


Infinity Pool continúa definiendo el estilo del director

Cronenberg hace dos cosas en Infinity Pool: primero, presenta un concepto similar al de la serie The White Lotus, un mundo paradisíaco de impresionantes puestas de sol y relajantes olas que golpean contra el casco de un centro turístico flotante. En segundo lugar, cambia todo y crea un tren alucinógeno que va a lugares extraños. 

Después de un torbellino de eventos, James y Gabi comienzan un viaje a un mundo anarcocapitalista que premia la locura y castiga la cordura. ¿La mejor parte? La exposición de la oscuridad de la naturaleza humana.

“Es realmente tan repugnante que te sientes allí y veas cómo sucede todo como un robot”, le dice Em a James al ver que su clon es asesinado por primera vez. «¿Qué sucede contigo?» La amonestación es casi demasiado transparente, una pregunta que Cronenberg fórmula efectivamente en su disertación cinematográfica. 

Aunque el director siempre tendrá una asociación con su padre, está claro que talla su propio estilo y sensibilidad, excavando los rincones más oscuros del voyeurismo y los paisajes infernales que incendian e inflaman tanto como reflejan. Es lo suficientemente hábil como para saber que no importa el horror explícito que exhiba, la audiencia no podrá apartar la mirada.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Arrierians llega a la Argentina con su rock de las montañas 

La banda colombiana dará dos shows en CABA, donde prometen conquistar al público con su repertorio que fusiona la tradición con lo moderno. Para conocer más detalles de su presentación, Nota al Pie dialogó con el cantante José Villegas.

La violencia obstétrica y su impacto psicológico 

En el marco de la Semana del Parto Respetado, celebrada del 16 al 22 de mayo, Nota al Pie dialogó con Lorena Laserre, especialista en salud mental, quien explicó cómo afecta a las mujeres el incumplimiento de sus derechos durante el embarazo.

La realidad de la comunidad trans en Jujuy

Las Históricas Argentinas están presentes en la organización del 37° Encuentro Plurinacional de Mujeres y Diversidades. Nota al Pie dialogó con Dana Liz Aramayo, representante provincial de la agrupación, para conocer sus principales reivindicaciones.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto