Dic 13, 2022 | Sociedad

Cultura argentina: la tecnología en las formas de consumo de la población

Un estudio de la fundación COLSECOR señala a los dispositivos digitales y las redes como eje central de los consumos culturales en Argentina. El programa radial El Algoritmo Escondido dialogó con Mario Riorda, uno de les investigadores.
Cultura
La investigación sostiene que lo económico puede excluir del acceso al consumo cultural. Esto lleva a pensar el rol del Estado en las políticas culturales para garantizar alternativas y oportunidades. Crédito: Pubaffairbruxelles.eu.

El nuevo estudio de la fundación cordobesa COLSECOR reveló la centralidad que adquirió internet y el celular como medio de acceso a la información y a la música. Además, se adjudicó a la comunicación digital la permanencia de la radio y la televisión como hábito cotidiano. Por otro lado, la investigación abordó consumos de la cultura como la asistencia a recitales, cines, teatros y museos.

El trabajo realizado por la red de cooperativas tiene como objetivo producir conocimiento sobre los hábitos, tendencias y expectativas vinculados a los bienes culturales de la sociedad argentina. La flamante investigación se elaboró durante el mes de octubre de 2022, pero fue presentada en noviembre. 

Resultados y cifras del estudio de COLSECOR

De las respuestas de les entrevistades surgió que el 84% asegura utilizar las redes sociales diariamente. En cuanto a su uso, el 44% afirmó usar los medios digitales para acceder a contenidos (consumo pasivo) y el 40% para comentar o participar. Finalmente, el 28% para contactarse con personas que no ven desde hace tiempo.

En este sentido, el 66% indicó que emplea las nuevas tecnologías para estar informado. Este aspecto se desglosó en rangos etarios. La respuesta de los encuestados arroja que el 59% de les jóvenes de 15 a 24 años hace uso del mundo digital para estar informade. En el caso de adultes mayores a 60 años de edad, el número asciende al 70%.

En cuanto a la frecuencia de exposición frente a la televisión, el 67% de las personas que participaron del trabajo aseguraron hacerlo todos los días. Las diferencias significativas se registran en relación con la edad: el 67% de les jóvenes sostuvieron que lo hacen diariamente o algunos días de la semana, en tanto que en los mayores de 60 años esta cifra alcanza el 92%.

Al ser consultades sobre cómo creen que serán sus consumos audiovisuales, el 83% respondió que serán digitales, mientras que sólo el 17% se inclinó por medios analógicos. Por otro lado, el 52% de los entrevistados manifestaron escuchar diariamente la radio. El celular también es el medio elegido para escuchar música por el 66% de les encuestades.

Cultura
En el caso del cine o los recitales, quienes asisten son una minoría o una proporción minoritaria a causa de sus elevados costos. Crédito: Coresourceexchange.org.

Lo dominación digital convive con lo analógico

A propósito de la presentación del trabajo, “El Algoritmo Escondido”, programa que se transmite por Radio Con Vos, consultó al politólogo Mario Riorda. El académico es uno de los responsables del diseño metodológico del trabajo de COLSECOR.

Riorda sostuvo que lo digital está presente en todo, “o casi todo”, pero no excluye lo analógico. Casi la totalidad de les encuestades consumen, al menos algunos días a la semana, los medios digitales. “Yo diría que es algo así como que todos consumen de todo. Aunque son los jóvenes los que tienen una dependencia total de su celular y a las redes”, afirmó Riorda.

El investigador destacó que su equipo encontró muchos hallazgos. “Por ejemplo, algo que nos pareció interesante es que las personas en Argentina están muy informadas y son grandes consumidoras de noticias, de programas didácticos, culturales o documentales”, dijo. Otro punto que llamó la atención del grupo investigador es que, para muchos, la principal variable de exclusión es el costo económico.

Consumos tradicionales de la cultura y el mundo digital

Respecto a la lectura, el 55% de les entrevistades sostuvo que lee libros, por lo menos, una vez a la semana. En cuanto al soporte elegido, el 52% aseguró que utiliza medios digitales. En el caso de diarios y revistas, el porcentaje de consultades que lee por medios digitales se incrementa al 79%.

El estudio midió cifras sobre de la concurrencia a espectáculos tradicionales como el cine, los teatros y los recitales. El 67% indicó que asiste nunca o casi nunca a un museo, el 65% no asiste a recitales y el 55% no lo hace con el cine. Teatro, ópera o ballet son los menos consumidos. La cifra de no asistencia a estos últimos se eleva cuando se trata de jóvenes y disminuye en adultes.

El trabajo incluyó las razones que exponían les encuestades acerca de la no concurrencia a estos eventos. El 44% se refirió al costo elevado, cifra que se sube al 55% en jóvenes entre 15 y 24 años. Los mismos motivos se registran en relación a los cines, teatros, óperas y ballet. El 34% asegura que no asiste por los altos precios. No obstante, un 44% de los jóvenes manifiesta falta de interés.

La cultura como valor en sí mismo

“Decimos que la cultura tiene buena fama y es porque en todas las preguntas en torno a ella superan el 80% de conformidad. Afirmaciones como que la cultura es crecimiento personal es una herramienta que promueve el diálogo y convivencia en la sociedad. La idea de que el consumo cultural hace un país mejor”, desarrolló Mario Riorda en diálogo con El Algoritmo Escondido.

Cultura
Contrario a lo que se puede suponer, el estudio muestra que la mitad de les argentines no tiene participación activa en las redes, es decir, solo observa y hace un uso pasivo. Crédito: The Atlantic.

El investigador advirtió que el estudio invita a concluir que no hay una única comprensión consensuada del concepto de cultura. De esta manera, habría definiciones vinculadas tanto a lo educativo como a lo recreativo. Estas, también, se pueden asociar a dimensiones de lo identitario, en relación con miradas nacionalistas, entre muchas otras nociones.

“Lo importante no es cuál predomina, pero sí importa que lo cultural es un goce, una satisfacción. Probablemente parte de estas respuestas tal vez estén atravesadas por tradiciones históricas de una sociedad que, generalmente, o aspiró o estuvo atravesada por un estándar de una educación comparativamente significativa respecto de otros lugares”, concluyó Riorda.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto