Nov 25, 2022 | Deportes

Dos años sin Diego Armando Maradona

El 25 de noviembre de 2020, la pelota estuvo de luto al conocerse la triste noticia de la muerte de Pelusa, el mejor de la historia.
Maradona
Diego besa a la Copa del Mundo. En México 1986, tiene el récord de faltas recibidas con un total de 53. Crédito: Reddit.

Un día como hoy, pero en 2020, año de la pandemia del COVID-19, el fútbol argentino y mundial se puso de luto. Diego Armando Maradona falleció a los 60 años y fue una triste noticia en la que ningún medio de comunicación quería anunciar.

A dos años de la partida de Diego, el fútbol lo extraña cada día más y lo recuerda con mucha nostalgia y orgullo. Su imagen siempre está presente en varios estadios del mundo, principalmente en los lugares en donde dejó una huella enorme.

Aquel mediodía, se encendieron las alarmas cuando Diego sufrió una descomposición cardiaca. Más tarde, los medios de comunicación confirmaron la triste noticia en la que nadie quería anunciar y ni escuchar: murió Diego Maradona.

En todo el mundo hubo banderas, fotos y videos con sus gambetas y goles para homenajear a Pelusa, con una multitud de personas con lágrimas en sus ojos. Sus restos descansan junto a Don Diego y Doña Tota en el Cementerio Privado de Bella Vista, Partido de San Miguel.

Sus comienzos en el fútbol

Diego Maradona nació el 30 de octubre de 1960. De chico vivió en Villa Fiorito, barrio en donde Pelusa dio sus primeros toques mágicos con la pelota en los potreros. Su llegada a Argentinos se dio cuando un vecino lo invitó a una prueba.

Ahí comenzó a jugar en los Cebollitas, equipo representado por jugadores de Argentinos. Cabe destacar que en los Torneos de Evita, no se podía utilizar el nombre del club, por eso se identificaron por Cebollitas por la baja estatura de los jugadores.

Maradona fue determinante, ya que su equipo mantuvo un invicto de 130 partidos. Todo su potencial lo hizo escalar en categorías, en donde fue campeón en novena y octava división con Argentinos.

Su salto a primera no tardó en llegar, tras sus buenas actuaciones en las divisiones inferiores. Juan Carlos Montes lo hizo debutar el 20 de octubre de 1976. En aquel momento, Diego tenía 15 años, 11 meses y 20 días. Pelusa ingresó desde el banco en lo que fue derrota del Bicho por 1-0 frente a Talleres de Córdoba como local. 

Su primer gol se dio en la goleada de Argentinos por 5-2 frente a San Lorenzo de Mar del Plata. En aquel partido disputado en el desaparecido estadio General San Martín de la ciudad costera, Diego anotó un doblete, en lo que fueron sus únicos goles en aquel año.

Diego fue una pesadilla para los defensores y arqueros rivales, ya que fue el artillero en tres ocasiones: Metropolitano 1978,1979 y 1980. Durante su paso en el Bicho, Pelusa disputó el Mundial Sub 20 de Japón, en lo que fue su primer título con la selección argentina. Ese mismo año, fue distinguido con el Olimpia de Oro.

Maradona
Diego celebra el único título conseguido en el fútbol argentino. Crédito: Pinterest.

Sus otros clubes argentinos 

Diego arribó a Boca Juniors en 1981 y su primer rival fue justamente Talleres de Córdoba. Pero la historia fue totalmente diferente, ya que anotó un doblete en lo que fue goleada por 4-1 por la primera fecha del Metropolitano.

Aquel torneo, Boca se consagró campeón después de cinco años en el ámbito local. Además, fue el único título de Diego en el fútbol argentino. En ese certamen anotó 17 goles.

Su tercer club fue Newells, en lo que fue su regreso al fútbol argentino, tras su paso por Europa. En la Lepra estuvo en la temporada 1993/94, en donde apenas disputó cinco partidos. Al año siguiente, Diego regresó al club de sus amores en donde se retiró en 1997. 

El Napoli de Maradona

Tras su salida en el Xeneize, Diego tuvo su primera experiencia en el viejo continente en el Barcelona. Logró conquistar tres títulos: Copa del Rey 1982/83, Copa de la Liga 1983 y Supercopa de España 1983.

Pero el club donde dejó una huella enorme fue el Napoli. Antes de la llegada de Diego, el club de Nápoles estuvo al borde del descenso en la temporada 1983/84. Corrado Ferlaino, presidente de Napoli de aquel momento, decidió incorporar a Pelusa. Allí la historia cambió.

Napoli empezó a levantar cabeza paso a paso. En su primera temporada en la Serie A, finalizó en el octavo lugar. En la siguiente temporada, Napoli finalizó en el tercer puesto, por detrás de Juventus y Roma. Y en la siguiente, el Napoli de Maradona logró su primer Scudetto

Pero no fue la única vuelta olímpica, ya que logró el segundo Scudetto en la temporada 1989/90, como también, Copa Italia 1986/87 y Supercopa de Italia 1990. Además, consiguió el único título internacional del club al conquistar la Copa de la UEFA, hoy Europa League

Diego dejó una huella enorme en Napoli, quien logró quebrar con la hegemonía de los equipos del norte. Hoy el estadio lleva el nombre del astro argentino. Tras su salida del Napoli, Maradona vistió la camiseta del Sevilla en la temporada 1992/93. 

Maradona
Diego dejó una huella enorme en Napoli. Su estadio lleva su nombre, desde la fecha de su muerte. Créditos: Crónica.

La huella de Maradona en en la Selección 

Tras sus buenas actuaciones, Cesar Menotti, quien fue entrenador de Argentina en el Mundial 1978 y Sub 20 1979, convocó a Diego. Su primera experiencia mundialista no fue la esperada, ya que Argentina fue eliminada en segunda ronda, en donde compartió grupo con Italia y Brasil

Su primer partido fue derrota por 1-0 frente a Bélgica. Mientras que su primer gol fue en la goleada por 4-1 frente a Hungría, en donde Diego anotó un doblete, y fueron sus únicos goles en España 1982.

El fútbol le dio oportunidades ya que en México 1986, con Carlos Salvador Bilardo como entrenador, Diego se convirtió en Dios. Marcó cinco goles y los más destacados fueron frente a Inglaterra: “La Mano de Dios” y el “Gol del Siglo”. Además de tocar el cielo de las manos, Diego fue distinguido por segunda vez con el Olimpia de Oro.

En Italia 1990, fue el único Mundial en que Diego no convirtió goles, pero fue un pilar clave en el equipo. Dejó todo en la cancha, pero Argentina cayó en la final con polémica frente a Alemania.

En Estados Unidos 1994, marcó su último gol fue en la goleada por 4-0 frente a Grecia. Pero su último partido fue en el triunfo por 2-1 frente a Nigeria. Al término del partido, ingresó una enfermera rubia, quien buscó a Diego para el control antidoping. 

El resultado fue positivo y Pelusa no volvió a vestir la camiseta del seleccionado nacional, ya que recibió una suspensión de 15 meses. Tras alejarlo de las canchas, Diego dijo una de sus frases emblemáticas: “Creeme que me cortaron las piernas”. El equipo sintió su ausencia y quedó eliminado en octavos frente a Rumania.

Gimnasia fue el último equipo que dirigió Diego Maradona. El Bosque fue el último estadio que pisó, fue cuando cumplió 60 años. Crédito: Goal

Su trayectoria como entrenador

Su primera experiencia fue antes de retirarse, ya que fue suspendido por la FIFA por el positivo de antidoping. El primer club que dirigió fue Deportivo Mandiyú de Corrientes. El otro club que entrenó fue Racing en 1995.

En 2008, fue presentado como entrenador de la Selección Argentina. En 2009, sufrió una de las peores goleadas de la Albiceleste: 6-1 frente a Bolivia en La Paz. Dirigió en el Mundial de Sudáfrica 2010, en donde Argentina fue eliminada en cuartos al caer 4-0 frente a Alemania.En 2011, dirigió en el fútbol de Emiratos Árabes, primero a Al Wasl FC y luego Al Fujairah SC. En 2018, fue entrenador de Dorados de Sinaloa de México. Por último, dirigió a Gimnasia La Plata de 2019 a 2020.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie