Nov 23, 2022 | Política

El colonialismo continúa: Argentina repudió el acto británico en las Islas Malvinas

Tanto la Cancillería, que encabeza Santiago Cafiero, como la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, a cargo de Guillermo Carmona, se expresaron contra la presencia de la princesa Ana del Reino Unido en el territorio insular.
Malvinas
El acto oficial que Reino Unido desarrolló en las Islas Malvinas recibió el repudio de Argentina al catalogarlo como “ocupación ilegal”. Crédito: The Royal Family Twitter

Tras la noticia del acto oficial británico realizado en las Islas Malvinas a 40 años de la guerra en territorio insular, la Argentina pronunció fuertes rechazos. Tanto desde Cancillería como desde la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur repudiaron el accionar del Reino Unido, que contó con la presencia de la princesa Ana.

A través de redes sociales, la Familia Real subió imágenes de Ana durante el acto, junto a una descripción de la ceremonia. “La Princesa Real coloca una ofrenda floral en el Monumento a la Liberación de 1982 en Port Stanley para conmemorar el 40 aniversario desde el conflicto”, publicaron.

A su vez, el pasado viernes anunciaron que se trata de una visita de seis días en la que también asistió Sir Tim Laurence, esposo de Ana, quien es hermana del Rey Carlos III.

Como consecuencia del acto, las autoridades argentinas piden el cese de la “ocupación ilegal” y una reapertura de diálogo para avanzar en esa línea. En este sentido, la Mesa Directiva del Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) apoyó la reanudación de negociaciones entre los países respecto de la soberanía de las Islas Malvinas.

El rechazo de la Cancillería argentina

El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina, presidido por el Canciller Santiago Cafiero, repudió, el pasado martes, el acto oficial británico.

Malvinas
La cancillería argentina que dirige Santiago Cafiero emitió un comunicado contra el Reino Unido y la presencia de la princesa británica. Crédito: El Cronista

En el comunicado se refirió catalogó de “ocupación ilegal” al accionar del Reino Unido. Al mismo tiempo, reclamó por reabrir las negociaciones y exigió que se ajusten a las resoluciones vigentes.

“Argentina rechaza las actividades oficiales de la Princesa Ana, de la Casa Real británica, en las Islas Malvinas”, inició el comunicado. A continuación, aseguró que “la actividad se da en ejercicio de la ocupación ilegal británica en las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.

En una segunda parte, Cafiero solicitó: “Nuestro país llama, una vez más, al Reino Unido a retomar las negociaciones bilaterales en cumplimiento de la resolución 2065 y demás resoluciones de la Asamblea General y su Comité Especial de Descolonización”.

Para finalizar, expresó que “es hora que el Reino Unido cumpla con el mandato de la comunidad internacional y ponga fin a la anacrónica situación colonial en esos archipiélagos, que son parte integrante de la República Argentina”.

“Es una presencia colonial” en Malvinas

A partir del acto británico en las Islas Malvinas, quién también salió al cruce fue el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, quien a través de las redes sociales emitió un mensaje dirigido a la princesa Ana.

Malvinas
La princesa Ana durante el acto oficial en las Islas Malvinas. Crédito: The Royal Family Twitter

“La princesa Ana, de la Casa Real británica, llegó a Argentina sin avisar. Su país incumple el derecho internacional con su presencia colonial en el Atlántico Sur en contra de las resoluciones ONU y del clamor mundial”, expresó. Asimismo, agregó que “tal vez eso explique la descortesía”.

Por otra parte, Carmona también instó a que el Reino Unido se ponga en regla tal cual señalan varias resoluciones. “Es tiempo de que el Reino Unido cumpla la Resolución 2065/1965, la Resolución 37/9 de noviembre de 1982 y las demás resoluciones de la AGNU y el Comité de Descolonización ONU”.

Y cerró: “Su reticencia afecta su reputación y evidencia falta de compromiso con el derecho internacional». La Resolución 37/9 fue una medida de la ONU en noviembre de 1982, donde se estableció que el conflicto bélico no modificó la naturaleza de la disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido.

De este modo, se incluyen las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Pese a ello, a los reiterados llamados intencionales y tras 40 años de lucha, la Argentina aún reclama su soberanía sin una predisposición del Reino Unido para el diálogo.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie