Nov 7, 2022 | Cultura

Rentabilidad vs. calidad: el detrás de las cancelaciones masivas de Warner

Tras la fusión con Discovery, la compañía continúa sellando el destino de muchas producciones aclamadas. Recortes y despidos son parte de una reforma que se apoya en el ajuste y la explotación.
Warner
La cancelación de Westworld se hizo pública un día después de la presentación de un desafiante informe de ganancias trimestrales de Warner Bros. Discovery. Crédito: HBO Max.

La rapidez con la que el CEO de Warner Bros. Discovery, David Zaslav, comenzó a cancelar programas y películas enteras como parte de su plan para aumentar los ingresos de la compañía, fue motivo de mucha alarma a principios de este año. 

Desde que Warner Bros. se fusionó con Discovery a mediados de abril, el estudio experimentó cambios radicales en su estructura y administración. La programación de todas las subsidiarias de la compañía sufrió un baño de sangre. La cancelación de innumerables proyectos desató ansiedad y miedo entre les creadores de contenido. 

Además, se anunciaron innumerables recortes de empleos de las empresas que son parte del conglomerado, incluídas Warner Bros. Television, HBO, HBO Max y Turner Networks

Las decisiones de Zaslav, no solo han sacudido la industria hasta la médula, sino que también han hecho que todos reconsideren el negocio de Hollywood. Durante una reciente llamada de inversionistas, el CEO no sólo no se disculpó por tales recortes sino que manifestó: “No nos deshicimos de ningún programa que nos estuviera ayudando”.

El parque cerró sus puertas para siempre

Westworld fue la última de las producciones canceladas por Warner Bros. Un destino inesperado para una serie que alguna vez fue considerada uno de los mayores éxitos de HBO: un aclamado drama de ciencia ficción que acumuló 54 nominaciones al Primetime Emmy

La noticia de su cancelación llega después de que la serie concluyera su cuarta temporada en agosto. El mes pasado, el co-creador Jonathan Nolan expresó sus esperanzas de una quinta temporada.

Warner
Con un elenco brillante, Westworld tuvo cuatro temporadas. La cancelación dejó a millones de fanáticos con una historia inconclusa. Crédito: HBO Max.

“Siempre planeamos una quinta y última temporada”, dijo Nolan en el panel de la New York Comic Con. “Todavía estamos en conversaciones con la red. Tenemos muchas esperanzas de hacerlo”.

Si bien Westworld, cuando se estrenó en HBO en octubre de 2016, rompió récords de audiencia, en el transcurso de las temporadas el rating se redujo a menos de la mitad. La decisión de cancelarla se basó en los mismos criterios que usa Netflix para sus decisiones de renovación: audiencia frente a costo.

Basada en la película de 1973, del mismo nombre, la serie mostraba a turistas adinerados visitando un parque de diversiones futurista. Monitoreado por anfitriones robóticos, este les permitía explorar sus fantasías más profundas, sin importar cuán oscuras fueran.

Anthony Hopkins, Evan Rachel Wood, Thandiwe Newton, Aaron Paul, Jeffrey Wright, Ed Harris, Tessa Thompson, Luke Hemsworth y Angela Sarafyan formaron parte del elenco principal.

La cancelación del drama distópico se suma a una larga lista integrada por Raised by Wolves, Made for Love, Time Traveler’s Wife, Gentlemen Jack, Close Enough, Gordita Chronicles, Chad, At Home With Amy Sedaris, Camping, Vinyl, Mrs. FletcherRun, Here and Now, entre otros. 

La nueva visión de Warner es rentabilidad en detrimento de la calidad

Tras su fusión, Warner Bros. Discovery buscó reducir una deuda de $50 mil millones de dólares. Proyectos como la película para televisión Batgirl, que se encontraba en etapa de postproducción, de cara a su estreno en la plataforma HBO Max, fueron eliminados y utilizados para descontar cargas impositivas, lo que significa que jamás se estrenarán.

Defendiendo su decisión, el CEO reveló que Warner ha aumentado su meta a $3.5 mil millones de dólares de recortes, un aumento del 17% de los $3 mil millones que había previsto ajustar en principio. 

Además, agregó que, con los recortes, la administración está “fundamentalmente repensando y reimaginando cómo está estructurada esta organización”. Entre las afirmaciones, la cabeza de la compañía señala que la nueva visión apunta a la calidad y responsabilidad. 

Sin embargo, han dejado de lado esas virtudes en su relación con la audiencia. Esta se manifestó en las redes sociales en contra de muchas decisiones tomadas por el estudio.

Les creadores de contenido también están devastades por la acción del estudio. Después del despido masivo de HBO Max, muches sintieron que a la compañía “no le importa” su talento, ya que afectó enormemente la diversidad que los programas eliminados trajeron a la mesa. 

Enfoque en las franquicias exitosas del estudio

Otra cosa que Zaslav está considerando es fortalecer las subsidiarias pilares del estudio, como DC Films. Semanas atrás, contrató a James Gunn y Peter Safran para co-dirigir el estudio que adapta cómics a la pantalla grande.  

“No hemos tenido una película de Superman en 13 años”, enfatizó Zaslav. “No hemos tenido una película de Harry Potter en 15 años. Las películas de DC y las películas de Harry Potter proporcionaron muchas ganancias a las producciones de Warner Bros durante los últimos 25 años”, continuó. 

Sin embargo, el CEO parece desconocer la historia del estudio que dirige. La última película de Superman fue Man of Steel, dirigida por Zack Snyder y estrenada en 2013. Además, la entrada más reciente al universo de Potter fue Animales Fantásticos: Los Secretos de Dumbledore, que se estrenó en abril de este año. 

El futuro del streaming

Warner
La ola masiva de cancelaciones genera inseguridad: ninguna producción que baje el rendimiento esperado por la compañía está a salvo, sin importar su calidad. Crédito: HBO Max.

El reflejo del veredicto de Zaslav viene acompañado con decisiones como fusionar el servicio de transmisión de HBO Max con Discovery+. Warner también está trabajando en un servicio gratuito con publicidad.

El directivo sostuvo que la compañía no puede tener un gran catálogo a disposición de los usuarios y que mucho menos HBO Max puede continuar financiando producciones originales para atraer a la audiencia. “Tenemos una biblioteca extraordinaria: Friends, Big Bang Theory, Two and a Half Men; hay 15 o 20 series que son amadas y alimentan a la audiencia regularmente. Pero luego hay una gran cantidad de series y películas que no se están utilizando en absoluto.”

Si bien la nueva gerencia tiene todo el derecho de gestionar Warner Bros. Discovery para que sea más rentable, el costo real de las decisiones radica en el hecho de que les fanátiques, así como les colaboradores frecuentes y los talentos, están perdiendo la confianza en la compañía. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto